noviembre 02, 2010

El IFE, rehén de los partidos...otra vez

José Contreras
expedientepolitico@yahoo.com.mx
Expediente político
La Crónica de Hoy

El pasado domingo, el Consejo General del IFE tuvo que sesionar y tomar decisiones mutilado, —con tres consejeros electorales menos de los que por ley debe tener— debido al manoseo de los partidos políticos en el proceso de sustitución de consejeros.

Apenas el pasado 11 de octubre escribimos en este espacio que el IFE era víctima de la partidocracia que domina varias de las instituciones del Estado, entre ellas el Congreso. No pasó mucho tiempo para comprobar que teníamos razón.

La Cámara de Diputados reeditó el modus operandi de otros procesos de designación de consejeros electorales, que consiste en simular un proceso de auscultación para legitimizar los acuerdos tomados en las cúpulas partidistas.

Y como en otras ocasiones, las cúpulas se pusieron en evidencia cuando el proceso de designación se quedó atorado por la falta de acuerdos para la designación por cuotas.

Los 137 “finalistas” que comparecieron ante los integrantes de la Comisión de Gobernación para exponer su proyecto en realidad participaron, en la mayoría de los casos involuntariamente, en un juego de simulación.

Mientras la Comisión de Gobernación escuchaba e “interrogaba” a los aspirantes a consejeros electorales, los coordinadores parlamentarios y los dirigentes nacionales de los tres principales partidos negociaban las cuotas, aunque sin alcanzar acuerdos.

La consecuencia fue que la decisión sobre el nombramiento de los tres consejeros electorales del IFE se tuvo que aplazar hasta que terminara el mega puente de Día de Muertos.

La bancada del PRI en San Lázaro es la que carga con la mayor parte de la responsabilidad en este aplazamiento, debido a que pretendía abusar de ese ya de por sí obsoleto sistema de cuotas.

Desde que fue lanzada la convocatoria para la renovación de tres plazas de consejeros electorales, el PRI perfiló a la ex titular de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales de la PGR (Fepade), Arely Gómez González, como a su principal candidata.

El PAN apoyaría al magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Jacinto Silva Rodríguez, y el PRD estaba entre Salvador Guerrero Chiprés y el ex presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Emilio Álvarez Icaza.

Era un hecho que todos ellos quedarían en la lista final de 17 aspirantes que la Comisión de Gobernación incluiría en el dictamen para ser enviado a la Junta de Coordinación Política y se suponía que no habría problemas a la hora del reparto.

Pero el sistema de cuotas falló cuando el PRI intentó nombrar a dos de los tres consejeros electorales. El segundo, después de Arely, sería el académico Enrique Ochoa Reza.

Eso terminó con el equilibrio de fuerzas en el Congreso; de haber avalado esa pretensión, el PAN nombraría a “su” consejero y el PRD se quedaría sin su rebanada de pastel.

Durante el puente de Día de Muertos hubo pláticas entre operadores políticos de cada una de las bancadas con la mira de llegar a un acuerdo que permitiera nombrar mañana a los tres consejeros.

Aún si así fuera, los vicios reeditados en este proceso de designación deben llamar la atención sobre la necesidad de modificar la legislación, a fin de establecer un procedimiento de nombramiento de los consejeros del IFE ajeno al Congreso y a los partidos políticos.

OFF THE RECORD

**ALERTA DE ULISES

A un mes de dejar el poder, el gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, lanzó el que quizá sea su último mensaje al PRI como mandatario.

El mensaje fue claro: o el PRI aprende de lo que ocurrió en las elecciones del pasado 4 de julio o la pasará muy mal en las elecciones estatales y la presidencial que están por venir.

Ulises Ruiz llamó a los principales liderazgos del PRI a poner en marcha un análisis serio de los errores que llevaron a perder el poder y a elaborar una estrategia inteligente que le permita a este partido enfrentar con éxito los retos futuros.

La principal lección que debe aprender el PRI es, con mucho, la importancia de mantener la unidad.

**VAN CONTRA ARCE

Integrantes de la corriente Izquierda Democrática Nacional del PRD reaccionaron a lo publicado ayer en este espacio sobre el dictamen con reformas al Estatuto de Gobierno del Distrito Federal con que el Senado pretende madrugar al jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard.

Dolores Padierna y Alejandro Camacho pidieron que René Arce sea separado de la bancada del PRD en el Senado, por promover esas reformas que afectan los intereses perredistas en el DF.

Dicen Padierna y Camacho que René Arce es un “infiltrado” y que lo solapa el coordinador del grupo parlamentario, Carlos Navarrete.

René Arce ya no es militante del PRD, así que no tiene mucho qué perder en este lance.

Pero a Navarrete le están moviendo el tapete desde afuera y él sí tiene mucho qué perder.

**EL TURNO DE ELÍAS AYUB

Una comisión especial de la Cámara de Diputados citará a comparecer al director general de la Comisión Federal de Electricidad, Alfredo Elías Ayub.

El motivo es cuestionarlo sobre los abusos en los cobros por el servicio de energía eléctrica.

Pero a la mera hora brincarán los fundamentalistas que le reclamarán su comportamiento como patrón sustituto de los ex trabajadores de Luz y Fuerza.

Ya lo veremos.

No hay comentarios.: