noviembre 22, 2010

Homenajes a Don Porfirio (y por una cabeza)

Pablo Hiriart (@phiriart)
phl@razon.com.mx
La Razón

Las dos obras que dieron brillo a los festejos por el centenario de la Revolución Mexicana fueron la “reinauguración del Palacio de Bellas Artes”, como la llamó el presidente Calderón, y la “reinauguración del Monumento a la Revolución”, como la presentó Marcelo Ebrard.

Ambas obras, sin embargo, fueron ideadas e iniciadas en el gobierno de Porfirio Díaz, el dictador contra el cual estalló la Revolución.

Bellas Artes fue concluido años después, durante el maximato, y el Monumento a la Revolución, que es la cúpula de lo que sería el Capitolio mexicano, se quedó en un cascarón inconcluso.

A cien años de que inició la lucha armada contra el dictador Díaz, no se tuvo la creatividad para realizar algo novedoso y útil y se optó por remozar los viejos edificios de Don Porfirio.

La carencia de imaginación, en este caso, fue la impronta de dos gobiernos, uno de derecha y otro de izquierda (si todavía existen esas referencias), que festejaron a la “primera revolución social” del siglo XX con un involuntario homenaje al dictador oaxaqueño.

Esa falta de imaginación parece hermanar a gobiernos de izquierda y de derecha y a los herederos políticos de la Revolución, los priistas.

¿Alguien puede señalar diferencias entre la política social del gobierno federal con la del capitalino y algún estado encabezado por el PRI?

Ahí, donde debería estar la diferencia esencial que dé sustancia a ser de derecha o de izquierda o centro progresista, no hay distingo alguno.

La política social del PAN en lo federal, PRD en la capital y del PRI en la mayoría de los estados, es la misma: billetazos.

Billetes para los empadronados como pobres y utilización electoral de éstos a la hora de las elecciones.

Cero organización comunitaria para desarrollar proyectos productivos que arraiguen a la población a sus lugares de origen. Para que la comunidad decida el destino de los recursos, para que la sociedad vigile el ejercicio del gasto público.

¿Dónde está el proyecto social de algún partido, de izquierda, de centro o derecha?

Todos ellos, a la hora de presentarse a la cita con la historia, tienen que darle una mano de gato a los edificios de Porfirio Díaz.

- Por una cabeza. Lectores de La Razón (Fernando Escalante y Raymundo Riva Palacio, entre otros) criticaron la cabeza de este diario, publicada hace algunas semanas, que decía que los secuestradores de Mario Ángel González Rodríguez, hermano de la ex Procuradora de Chi huahua, “le hacían la chamba a la PGR”.

Fui el autor de esa cabeza y quise decir que las confesiones de González Rodríguez, de ser ciertas, debió obtenerlas la PGR, y no que esa institución actuara cuando unos criminales le hicieran el trabajo.

Como no se entendió, debo admitir que me equivoqué.

No hay comentarios.: