noviembre 18, 2010

Made in Mexico?

Yuriria Sierra (@YuririaSierra)
Nudo Gordiano
Excélsior

Es en más de 230 ciudades del mundo en las que los cárteles mexicanos han conseguido atrapar un mercado. Sobre todo en Estados Unidos y Canadá es donde estos grupos se expanden.

Una investigación realizada por autoridades de Estados Unidos dio por resultado lo que en principio parecía consecuencia de la imagen mediática que México tiene en el mundo, pero que va un poco más allá. Según este riguroso estudio, es en más de 230 ciudades del mundo en las que los cárteles mexicanos han logrado atrapar un mercado. Dicen que sobre todo en Estados Unidos y Canadá es donde estos grupos se expanden. Incluso le han denominado Banda Azteca, no sólo como mera forma de identificación al origen, un gentilicio para efectos de investigación de este grupo que en el interior de la Unión Americana ha crecido, sino para definir a una organización delictiva que comienza a sacarles canas.

Lo reportado ayer por mis compañeros Leticia Robles de la Rosa, José Carreño Figueras y Aurora Vega en este diario, ofrece datos claros de lo que para las autoridades estadunidenses representan los grupos criminales de nuestro país. Según EU, los cárteles han logrado crear un sistema de “franquicias” que operan pandillas locales reclutadas para estos fines. Pero no trabajan solas, esas responsabilidades no atendidas por las autoridades gringas son un elemento de cambio Porque según otra de las instancias que se han dedicado a analizar el efecto Banda Azteca, la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, que estas franquicias se logran gracias al intercambio de armas que logran los grupos criminales mexicanos con supremacistas blancos que cooperan con las armas y vehículos que desde Chicago, California y Texas llegan a nuestro país. El trueque operativo: se va la droga de aquí y entran las armas de allá.

La conclusión es que estos grupos criminales son peores, hablando de la dimensión de su maldad, que los terroristas como Al-Qaeda y que la mayor parte de la droga que se distribuye en el mundo es Made in Mexico.

Estos resultados fueron entregados al Congreso mexicano para su análisis y, de ser posible, cotejar la información con los datos que la inteligencia de nuestro país ha logrado recabar. Lo cierto es que a México no le va muy bien en el mundo. A últimas fechas, pintamos en rojo como cotidiano.

Y es que está el del Golfo, el del Pacífico, Los Zetas, La Familia… tantos grupos criminales que, entre los enfrentamientos de ellos y los que tienen con las autoridades, han logrado estacionar a nuestro país en una guerra con mala estrategia.

Addendum. Justamente de uno de estos grupos, La Familia, hemos escuchado mucho en estos días. La semana pasada ofreció disolverse si a cambio las autoridades michoacanas garantizaban la seguridad en el estado. Anteayer, a Sergio Moreno, El Amarillo, lo capturaron, él fue ni más ni menos que el jefe de plaza de Lázaro Cárdenas y quien se encargó de divulgar la “condición” que La Familia pone para disolverse. Pero la declaración que se subraya del expediente fue la que hizo sobre Servando Gómez, La Tuta, el líder de esta agrupación, pues aseguró que su salud se deteriora, tanto física como emocionalmente. ¿Un autogol? Tal vez de ahí viene esa intención de replegarse…

No hay comentarios.: