diciembre 24, 2010

La fecha de la Navidad

Jesús Gómez Fregoso
Acentos
Milenio

Modernamente le damos mucha importancia a las fechas: mis alumnas recuerdan el día en que conocieron a su galán, el día que se les declaró, el día que les dio el anillo de compromiso y la fecha de la boda es importantísima. En el mundo antiguo no había preocupación por las fechas, y los primeros historiadores rara vez las registran: Herodoto lo más que llega a decir es: “En tiempos de Darío”, “después de Artajerjes”. La magistral obra Historia de la Guerra del Peloponeso de Tucídides nunca menciona el año en que comenzó “la mayor conmoción que haya afectado a los griegos y a casi toda la humanidad”. Lo más que precisa el ateniense en algunas partes será decir “al año siguiente”, “al comenzar el invierno”, o algo semejante. Los grades historiadores romanos como Tito Livio, Suetonio o Tácito solo dicen: “Siendo cónsules Fabio y Marcelo”, “a la muerte de Nerón”, o alguna otra referencia que nos deja en blanco y con la necesidad de acudir a otras fuentes para averiguar las fechas. No es de extrañar que la vida del personaje que divide la historia en dos: antes y después de Cristo no esté documentada en sus fechas. Comenzando por el 25 de diciembre que es totalmente arbitraria o convencional. Lo más probable es que la fecha del 25 de diciembre como la Navidad cristiana posee un origen pagano. El emperador Aurelio había establecido en Roma la fiesta del nacimiento “del Sol invicto”, coincidiendo con el solsticio de invierno que tiene lugar el 25 de diciembre. El culto al sol, relacionado con Mitra (divinidad asiria), se había desarrollado mucho en el Imperio, y el solsticio es el momento en que el sol baja más en el horizonte, permanece menos en el cielo, como si se fuese a morir, pero de nuevo renace. De ahí la “fiesta del Sol invicto” que los romanos solían acompañar con regalos. Los cristianos de Roma, para sacralizar esas fiestas las hicieron coincidir con el Nacimiento de Jesús. Hay pruebas documentales de que en el siglo IV ya se celebraba la liturgia de la Navidad en Roma el 25 de diciembre. A diferencia de la fiesta en las iglesias orientales, que continuaba celebrándose el 6 de enero, junto con la Epifanía.

Respecto al año en que nació Jesús no hay ningún documento histórico: las brevísimas alusiones a Jesús en las historias de Plinio y Tácito nada preciso nos aportan sobre fechas. Lucas nos dice: “y sucedió por aquellos días que salió un decreto del emperador Augusto mandando hacer un censo del mundo entero. Este fue el primer censo que se hizo, siendo Quirino gobernador de Siria. Todos iban a inscribirse, cada cual a su ciudad. También José, que era de estirpe y familia de David, subió desde la ciudad de Nazaret, en Galilea, a la ciudad de David que se llama Belén, en Judea, para inscribirse con su esposa María, que estaba encinta.” Del texto obtenemos tres datos: se trata de los tiempos de Herodes, lo cual significa que la fecha es anterior al año 750 de la fundación de Roma, que es cuando murió Herodes. El segundo dato es que se trata de los tiempos del emperador Augusto, quien ordenó censar algunas provincias del Imperio como Egipto, las Galias y Siria. Y más aún, Tácito nos hace suponer que hubo censos generales de todo el Imperio. El tercer dato es Quirino. Se trata de Publio Sulpicio Quirino, que desempeñó el cargo de Supremo legado imperial en la provincia de Siria a partir del año 6 después de Cristo. El censo de que habla Lucas, sin duda, fue hecho en una fecha anterior; pero bien pudiera ser también que Quirino lo presidiera, ya que la palabra que usa Lucas para designarlo no significa necesariamente “legado” sino un alto cargo en el gobierno de la provincia. Hay inscripciones que demuestran una primera estancia de Quirino en aquellas regiones, donde pudo organizar, aunque no como legado el censo a que se refiere Lucas.

Los estudios modernos como los de John P. Mayer (Un judío marginal, nueva visión del Jesús histórico, Navarra, 2004) nos dicen que Jesús nació no mucho antes de la muerte de Herodes el Grande, probablemente en el año 4 antes de Cristo porque sabemos que nuestro cálculo actual esta desfasado cuatro años.

1 comentario:

Anónimo dijo...

After that you happen to be able to acquire much
suitable interest rates Payday Loans on another hand, people stained with unhealthy credit
are not in a position to deal with finance through the market.