enero 21, 2010

Xóchitl, Ulises, Buganza, César, numeritos, estupideces

Ciro Gómez Leyva
gomezleyva@milenio.com
La historia en breve
Milenio

Estupidez

La de quien sacó de circulación parte de la edición de MILENIO Hidalgo de ayer. Le hicieron el día a Xóchitl Gálvez. Y quizá la candidatura del frente opositor. Todo por una encuesta del Gabinete de Comunicación Estratégica que, en bruto, le da 27 puntos de ventaja al PRI en la elección de gobernador.

Numeritos

Con su terrible récord a cuestas, la dirigencia del PRD quiere empujar la candidatura de José Guadarrama al gobierno de Hidalgo. Debe de ser lo mejor para los equilibrios internos. En las encuestas de hoy, Guadarrama perdería por 21 puntos ante el PRI. En 2004, cuando fue candidato del PRD, perdió por 22 ante el PRI. Pero la vocación de derrota perredista es perra.

Ulises


Con López Obrador en la cima y Fox en Los Pinos, el candidato de la alianza PRD-PAN al gobierno de Oaxaca en 2004, Gabino Cué, perdió por 2.5 puntos ante el priista Ulises Ruiz. Un perredista histórico, Héctor Sánchez, rompió con el partido y se fue por su cuenta: obtuvo 4.1 por ciento de los votos. Nunca se arrepintió. Después Ulises recogió la pedacería. La derrota de una alianza suele ser elefantiásica.

César Nava

Gallo, gallina. Parece que se está divirtiendo con su sí queremos alianza-no queremos alianza. Germán Martínez renunció al día siguiente de la derrota. Con o sin alianza, el lunes 5 de julio habrá corte de caja. ¿Quién le dará chamba si pierde 12 de 12?

Gerardo Buganza


Candidato del PAN al gobierno de Veracruz hace seis años, perdió por un punto ante el priista Fidel Herrera. El tercer lugar, Dante Delgado, candidato de PRD, PT y Convergencia, consiguió 28 por ciento de los votos. Juntos habrían barrido al PRI. Buganza quiere ir de nuevo. Dante también. Contra natura o no, esa alianza espanta. Al PRI.

La otra guerra de los pasteles

Francisco Garfias
www.elarsenal.net
Arsenal
Excélsior

¿Entrarle al pastelazo? “No soy Capulina…”, soltó el senador del PAN Juan Bueno Torio, aspirante al gobierno de Veracruz, al referirse a la fotografía, publicada en la primera plana de importantes diarios nacionales, en la que se observa al presidente Calderón hundir la cabeza de Miguel Ángel Yunes en el pastel que con motivo de los 50 años del ISSSTE se partió el martes en Los Pinos.

La imagen fue muy comentada en los pasillos del Palacio Legislativo de San Lázaro. No faltó quien vio en ella una señal de que el elbista director del ISSSTE es el gallo de Felipe para el gobierno de esa entidad. Por supuesto que no es el caso de Bueno Torio. El senador no dejó ir la oportunidad de ironizar con el tema. “Se ve que el Presidente le tiene mucha confianza (a Yunes.) Debería mantenerlo en su cargo hasta que termine su mandato”, dijo.

Otros panistas trataron el tema en corto. Están convencidos de que el gobernador del PRI, Fidel Herrera, cuya bronca con Yunes es legendaria, va a “batear” la bola que le regaló el Presidente de la República. “Ya estoy viendo los espectaculares en las calles de Veracruz, con la cara de Yunes embarrada en el pastel”, vaticinó uno de ellos.

Un ex diputado federal de Nueva Alianza, el partido que comanda Elba Ester Gordillo, bautizó la presidencial broma como “La Guerra de los Pasteles”. También interpretó el gesto como una señal de que en Los Pinos prefieren a Miguel Ángel como candidato que a Bueno Torio o Gerardo Buganza. “Si yo fuera Yunes, no iría esta vez. Ni Fidel ni Dante, quien no perdona haberlo metido al bote, lo van a dejar pasar”, puntualizó el neoaliancista.

Josefina Vázquez Mota cumplió años ayer. Pero no hubo pastel ni pastelazo. Por lo menos en San Lázaro. Lo que sí se registró fueron muchas felicitaciones en Facebook. Alrededor de cuatro mil 500, aseguran sus colaboradores. La coordinadora de los diputados del PAN pasó la mañana en sus oficinas y, ya por la tarde-noche, festejó con su familia.

* * *

En el PRD de Los Chuchos ya hacen pronósticos sobre el candidato que abanderará ese partido en 2012. El que va a ser: Marcelo Ebrard. El que quiere ser: Andrés Manuel López Obrador. El que debiera ser: Juan Ramón de la Fuente. ¿Coincide?

* * *

La diputada Sofía Castro está convencida de que le dedican libelos porque sus adversarios internos “han oído” que puede ser la jefa del PRI en Oaxaca. Ayer nos volvió a asegurar que ella no es la autora del correo, enviado a este espacio con su nombre, en el que se asegura que la bancada oaxaqueña del PRI en la Cámara baja impedirá la “imposición” de Eviel Pérez Magaña, delfín de Ulises Ruiz, como candidato del tricolor a gobernador.

La legisladora se comprometió, además, a reunir a este reportero con uno de sus colaboradores que, asegura, fue tentado por el PAN para que coordinara la campaña de sus candidatos en una de las regiones oaxaqueñas. “Le ofrecieron 15 mil pesos quincenales, un vehículo, y el manejo de los programas federales. Pero, además, si pierden, le ofrecían un cargo en el gobierno federal”, aseguró.

* * *

Ya vienen las reuniones plenarias de las fracciones parlamentarias representadas en San Lázaro. La del PRI comienza este jueves en Veracruz. El debate económico dominará el evento. La polémica propuesta de Manlio Fabio Beltrones, de establecer un IVA generalizado de 12%, ni siquiera figura en la agenda de ese encuentro. “No hay absolutamente ninguna propuesta en relación con el IVA ni generalizado ni no generalizado”, aclaró Francisco Rojas, coordinador de esa bancada.

La plenaria del PAN tendrá lugar en el territorio del Góber Precioso, a principios de la semana que entra. El secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, cenará el lunes con los diputados; el de Hacienda, Ernesto Cordero, comerá con ellos el martes. Alonso Lujambio, titular de Educación, no está en el programa, como se llegó a manejar.

Los perredistas tendrán la suya en Zacatecas, dentro de ocho días.

www.elarsenal.net

http://panchogarfias.blogspot.com

En el PRD de Los Chuchos ya hacen pronósticos sobre su candidato rumbo a 2012.

Vuelta del PRI; el “engendro”

Ricardo Alemán
aleman2@prodigy.net.mx
Itinerario Político
El Universal

Las potenciales alianzas electorales entre el agua y el aceite —PAN y PRD—, para renovar en julio gobiernos como Oaxaca, Hidalgo, Puebla, Durango y Sinaloa, entre otros, han desatado más que una chabacana polémica por el matrimonio electorero de izquierda y derecha

Las potenciales alianzas electorales entre el agua y el aceite —PAN y PRD—, para renovar en julio gobiernos como Oaxaca, Hidalgo, Puebla, Durango y Sinaloa, entre otros, han desatado más que una chabacana polémica por el matrimonio electorero de izquierda y derecha. En el fondo, lo que verdaderamente importa a partidos y potenciales presidenciables no son las elecciones locales de 2010, sino la presidencial de 2012; y el objetivo para la derecha y la izquierda no es derrotar al PRI en Oaxaca, Hidalgo, Puebla, Durango y Sinaloa, sino parar la tendencia ganadora tricolor rumbo a 2012 y “tirar” a Enrique Peña, como dijimos aquí el pasado lunes.

Pero que nadie se equivoque. El verdadero “engendro” de que es capaz la clase política en su disputa por el poder presidencial se oculta bajo el ruido mediático y la confusión del matrimonio “antinatural” entre PAN y PRD en las elecciones de julio próximo. ¿Y cuál es ese verdadero engendro? Elemental. Todo apunta a que montados en una ingenuidad que bordea la estupidez, o como parte de una comparsa que no perdonaría la historia, la izquierda y la derecha mexicanas son “tontos útiles” en el regreso del PRI al poder presidencial.

Y si hay dudas, vamos por partes. ¿Quiénes están tras la estratagema para ayuntar al PAN y al PRD en las elecciones de cinco entidades? El gran estratega es Manuel Camacho, quien trabaja para llevar a Los Pinos a su escudero, Marcelo Ebrard. Para ello tiene todo el apoyo de AMLO, quien de dientes para afuera —como estrategia—, reniega de las alianzas y apenas el martes apoyó las bodas gay.

En rigor, Camacho, Marcelo y AMLO representan al viejo PRI, y trabajan por el regreso al poder de los grupos priístas que en 1987 y 1994 fueron echados del tricolor. Por eso Cárdenas alertó sobre el peligro del verdadero “matrimonio antinatural”: PAN y PRD. Pero además, nadie en su sano juicio puede argumentar que Camacho, Marcelo y AMLO son de izquierda. ¿A quién representan? Sí, al viejo PRI.

¿Quién impulsa, en el PAN, aliarse al PRD? Detrás está el influyente grupo político del ex priísta, neopanista Diódoro Carrasco —de fuerte influencia en el presidente Calderón—, ex gobernador de Oaxaca, ex secretario de Gobernación y mentor de Gabino Cue. ¿Son panistas Diódoro y Gabino? Llevan al PRI hasta en el Código Postal. Más. ¿En cuantas elecciones se enfrentarán priístas contra priístas, claro bajo las siglas de PAN, PRD y PRI? Sí, podría ser en 8 de 12. En 2012 regresará el PRI al poder, sea con Peña, Marcelo, AMLO u otro tricolor deslavado. ¿Y dónde quedaron izquierda y derecha? El PRI las aplastó.

Haití: un protectorado

Jorge G. Castañeda
jorgegcastaneda@gmail.com
Reforma

Los Estados Unidos ocuparon Haití por primera vez en 1915 y permanecieron en ese país hasta 1934. Volvieron a desembarcar en 1994, para restituir a Jean-Bertrand Aristide y en el 2004 para destituirlo y en el periodo que va de los años 30 hasta la muerte de Papa Doc en 1971 intervinieron de diversas maneras en la patria de Toussaint Louverture para perpetuar un statu quo imperdonable. Por todas estas razones, la presencia, posiblemente duradera de los 10 mil marines ya presentes en Puerto Príncipe y los que puedan arribar en los próximos días o semanas es objeto de legítima preocupación para haitianos, americanos y por supuesto para los argüenderos de siempre: Chávez, los Castro, Daniel Ortega y compañía. Pero es posible que la única solución, a mediano plazo por lo menos, a los terribles problemas que enfrenta la nación más pobre de América Latina consista en una especie de protectorado americano vestido de azul, es decir, disfrazado como un mandato al estilo "sociedad de las naciones" o de la ONU en sus primeros años.

No sólo se cayeron decenas de miles de viviendas, escuelas, tiendas, oficinas, hoteles y el palacio presidencial; no sólo quedaron destruidas las redes eléctricas, de agua potable, de alcantarillado, de comunicación y de telecomunicaciones. Quedó destruido un Estado de por sí fallido. La mejor prueba de ello: la presencia desde hace 10 años de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), y el enorme contingente de más de 9 mil soldados, policías y funcionarios de la ONU, entre ellos mi querido y aún desaparecido amigo desde 1965 Gerard Le Chevalier.

Enrique Berruga en un espléndido texto, hasta ayer inédito, dice claramente lo que muchos piensan: la reconstrucción tomará años, costará miles de millones y si bien no puede realizarse sin los corazones más nobles y las mejores mentes de Haití, tampoco podrá lograrse sin una cooperación internacional a una escala desconocida por su magnitud y su duración. Berruga propone un protectorado de Naciones Unidas, insisto, semejante a los mandatos de la SdN, pero se antoja inverosímil, si no es que imposible, que países como Francia, Brasil, Chile o Canadá -los cuales han estado presentes en múltiples misiones humanitarias, de estabilización o de paso en Haití- puedan y quieran asumir un compromiso más injerencista, caro y duradero. Lula puede tener una vocación afro-latinoamericana; Chile un compromiso para el mantenimiento de la paz per se, Francia algo de culpa y de generosidad por haber sido la potencia colonial, y Canadá por la presencia de una gran población de origen haitiano en su territorio. Pero hacerse cargo de un país, por un periodo indefinido, y en condiciones aterradoras no va a resultar fácilmente asimilable por sus sociedades y élites. Antes de la tragedia ya había 1200 efectivos brasileños en Haití, después de 10 días hay 10 mil efectivos norteamericanos con sus aviones, telecomunicaciones, hospitales de campaña, transporte, combustible, médicos y víveres. Países como los citados pueden contribuir enormemente a distender el sentimiento de ocupación que una mayor y más larga presencia de Estados Unidos pueda suscitar. Pero ha surgido un momento en el que aparecen con toda claridad las implicaciones de la existencia de una sola superpotencia en el mundo. Sólo EU puede asumir la responsabilidad plena; y sólo Barack Obama puede cumplir las promesas que la comunidad internacional le ha hecho al pueblo haitiano. Haciendo a un lado a los desubicados de siempre que creen que ahora EU quiere aprovechar la tragedia haitiana para apoderarse de dicho país con el propósito de reemplazar la base (no la cárcel) de Guantánamo (que según estos mismos personajes piensan que Estados Unidos va a devolver), difícilmente se puede encontrar una salida menos mala a esta hecatombe. Ojalá Berruga tenga razón y se pueda hacer sin Estados Unidos; me temo no: que sólo se podrá con Estados Unidos.

El juicio de Dios

Héctor Aguilar Camín
acamin@milenio.com
Día con día
Milenio

A propósito de mi columna “La ira de Dios” (lunes 1/10), una querida amiga me envió un texto de humor, sabiduría y seriedad incomparables. Una mezcla de dolor teológico y burla terrenal acaso sólo posible en el corazón de la cultura judía.

Dice así:

Un día, en Auschwitz, los judíos le hicieron un juicio a Dios. Y lo declararon culpable.

Durante el Holocausto, los judíos de los campos de concentración procesaron a Dios. Se reunieron, literalmente, en sus barracas y sostuvieron alegatos de defensa y acusación, como ante un tribunal, con Dios en el banquillo de los acusados.

¿”Cómo has sido capaz de todo esto”, le preguntaron. “Tú, el dios de Abraham y Moisés, que guió a nuestro pueblo para salir de la esclavitud, que separó las aguas del Mar Rojo, que nos condujo a la Tierra Prometida, ¿cómo pudiste permitir que nos pasara esto? ¿Qué tienes que decir en tu defensa?”.

El juicio siguió y al final algunos encontraron a Dios culpable de traición. Otros lo absolvieron sobre la base de que Dios no era ya tan poderoso como había sido en los tiempos bíblicos, y por tanto no podía hacérsele responsable de lo sucedido. Otros, mientras veían a sus seres queridos desfilar hacia las cámaras de gas, no pudieron llegar sino a la conclusión de que Dios debía haberse muerto.

Hay más de un teólogo que sostiene que el Holocausto no fue sino otro exilio en babilónico. Cuando los judíos fueron liberados finalmente, por Ciro el Grande, fueron bendecidos por Dios y se les concedió el regreso a la Tierra Prometida. Cuando el Holocausto terminó, también los judíos fueron reintegrados a su patria prometida —el nuevo estado de Israel.

El exilio babilónico representa a la vez uno de las horas más negras del judaísmo y el inicio de su historia como religión universal.

Pero el hecho es que los judíos sometieron a juicio a Dios en Auschwitz, y lo encontraron culpable.


Está claro que el Dios que planea sobre el mundo moderno no es tan poderoso como el que imperaba sobre los tiempos bíblicos.

Todo por servir se acaba.

Dios sigue siendo la ventanilla universal de la petición y de la queja, pero no la ventanilla todopoderosa del amparo, ni de la solución.

Iglesia y PRD: intolerancias recíprocas

Jorge Fernández Menéndez
Razones
Excélsior

La cadena de equívocos entre la jerarquía eclesiástica de la Iglesia católica y la dirigencia del PRD raya en lo absurdo, sólo compatible con una concepción política, de ambos, basada en autoritarismos recíprocos que llevan a una confrontación que, pudiendo ser rica, producto de un debate de ideas, se torna vacía.

¿Realmente lo que está en el fondo de todo este debate, de estos encuentros y desencuentros entre la Iglesia y la izquierda, es el tema del matrimonio entre personas de un mismo sexo o el derecho de ellas de adopción? El punto sin duda es el que marca esta coyuntura, pero va mucho más allá, viene de una larga cadena de desencuentros mutuos.

Por una parte la Iglesia en México no se ha caracterizado precisamente por mantener posiciones progresistas, o abiertas a muchas problemáticas sociales, sobre todo en el terreno de la sexualidad y la pareja. Al contrario, muchas de sus posiciones están alineadas, es verdad, a las convicciones hegemónicas en la Santa Sede, sobre todo desde la llegada del papa Benedicto XVI, pero no contemplan siquiera los matices que, por ejemplo, tienen otras iglesias, desde buena parte de la brasileña hasta sectores de la Iglesia en Colombia, para no hablar de la mayoría de las europeas e incluso de la estadunidense. Aquí lo hemos comentado en alguna oportunidad: no puede ser que en innumerables parroquias se nieguen a bautizar al hijo de una mujer soltera o que se exijan tantos requisitos para formar parte de esa congregación. No puede ser, para llegar al tema de moda, que haya obispos que se expresen con tanto desprecio de personas homosexuales. No puede ser que se condene con tanta fiereza esos temas, sin un atisbo de tolerancia y, al mismo tiempo, se despida con todos los honores al padre Gerardo Montaño sin que se nos proporcione, por lo menos, una explicación de por qué falsificó una fe de bautizo para encubrir a los Arellano Félix con motivo del asesinato del cardenal Posadas Ocampo o porqué los llevó a la Nunciatura con Girolamo Prigione. No puede ser que se intervenga con tanta ligereza en temas políticos. La sociedad en México es indudablemente católica en su mayoría y más aún guadalupana, pero algo sucede, porque esas posiciones de la jerarquía de la Iglesia están generando un alejamiento de la gente con ella que debería ser asumido con mayor humildad por la Iglesia si se le quiere superar.

El caso del PRD se sustenta en una verdadera cadena de excesos contra la Iglesia, en una suerte de jacobinismo trasnochado que se aleja de las verdaderas posiciones progresistas o liberales. Y no estoy hablando de la aprobación del matrimonio de personas de un mismo sexo o de la despenalización del aborto en el DF. Me refiero a la invasión de la Catedral, por manifestantes, en su momento lopezobradoristas y ahora del SME (que es lo mismo). Me refiero a las expresiones insostenibles de un legislador sobre el fallecido cardenal Corripio Ahumada y un supuesto hijo suyo. Me refiero a las demandas penales que han presentado contra el cardenal Norberto Rivera. ¿Cómo pueden, en todo ese contexto, los dirigentes del PRD ir a la Conferencia del Episcopado a reunirse con el obispo Carlos Aguiar y pretender que aquí no ha pasado nada?

El PRD y cualquier otro partido tienen todo el derecho del mundo de mantener una agenda política, impulsarla, sacarla adelante, con el beneplácito o no de la Iglesia católica o de cualquier otra congregación religiosa. Pero, de la misma forma que demanda, con razón, que las iglesias no confundan la fe con las leyes, que no mezclen el reino de Dios con el de los hombres, debe mostrar responsabilidad y respeto por los hombres de la Iglesia y sus convicciones, sus templos, y no pueden agredir ni insultar en forma tan vana.

Lo único que se logra con esas dos posturas tan intransigentes es convertirnos cada día más en una sociedad intolerante, sin capacidad de diálogo y de disenso. Y hace mal el PAN, en todo ese contexto, tratando de subirse a una disputa en lugar de atemperarla. Los priistas no han dejado en claro su posición, aunque con el tema del aborto en los estados le han hecho algo más que un guiño a la Iglesia, pero, por lo menos en este debate, han tenido el tino de no profundizar los disensos.

Lo único que se logra con esas dos posturas tan intransigentes es convertirnos cada día más en una sociedad intolerante.