marzo 11, 2010

Internet por el Nobel de la Paz 2010

Mayoría y responsabilidad

Héctor Aguilar Camín
acamin@milenio.com
Día con día
Milenio

Un argumento que no suele escucharse cuando se habla de la conveniencia de tener mayoría absoluta en el Congreso (la mitad más una de las curules en manos de un partido) es que asigna con nitidez la responsabilidad de gobernar.

Si la mayoría en el Congreso coincide con el gobierno en turno, le da a ese gobierno el poder necesario para tomar decisiones, y la clara responsabilidad en sus consecuencias.

Si la mayoría en el Congreso no coincide con el partido en el gobierno, queda claro también en dónde está la línea del forcejeo político: qué propone el gobierno y qué le niega o qué le aprueba el Congreso.

En ambos casos está claro quién tiene responsabilidad por el No y por el Sí de gobernar. La falta de mayorías absolutas en el Congreso mexicano diluye esta responsabilidad en un meandro tripartito donde, al final, nadie da la cara por las decisiones ni por la falta de ellas.

El Presidente se dice bloqueado por el Congreso. El Congreso se dice plural y obligado al debate infinito. Las fuerzas de oposición diluyen su negativa en las otras fuerzas, y el gobierno no tiene ni siquiera el expediente público de señalar quien lo derrotó.

Dice bien María Amparo Casar (Nexos, diciembre 2009), que las reformas en curso son tímidas en sus propuestas para crear mayorías: segunda vuelta presidencial y elección del Congreso al mismo tiempo que la segunda vuelta presidencial.

Estas medidas abren la posibilidad, pero no garantizan la formación de mayorías. La única medida que la garantiza es la propuesta de José Córdoba (Nexos, diciembre 2009): derogar la cláusula de sobrerrepresentación del 8 por ciento, que está en la Constitución, y que obliga a los partidos a obtener el 43 por ciento de los asientos en el Congreso para poder tener, con el 8 permitido, el 51.

Dadas las tendencias electorales del país, ese 43 por ciento es prácticamente imposible de lograr. Quien quiera mayorías absolutas en el Congreso tendrá que derogar esa cláusula y otorgar al partido que alcance la mayoría simple una sobrerrepresentación automática que le dé la mayoría absoluta.

Esto escandaliza muchos oídos democráticos. Pero democracias maduras, como la británica o la estadunidense, pueden tener 18 y 22 por ciento de sobrerrepresentación sin que nadie diga que son poco democráticas o que no funcionan.

La democracia mexicana no funciona y a fuerza de no funcionar acabará creando en la ciudadanía la convicción de que tampoco es una democracia.

Degradación

Francisco Garfias
www.elarsenal.net
Arsenal
Excélsior

El acalorado debate de los diputados sobre el pacto antialianzas —o pacto de los pinochos— giró súbitamente hacia derroteros ajenos a la vida parlamentaria. El diputado del PRI Rodrigo Reina, en su afán por exhibir a los azules, pidió el micrófono para dirigirse a su homóloga del PAN, María Elena Pérez de Tejada, quien se encontraba en ese momento en tribuna.

El priista mexiquense trajo a cuento un episodio de violencia intrafamiliar que ubicó en el entorno de un connotado panista mexiquense. “Hablando de actos de congruencia, no sé si esté enterada. El lunes, el ex presidente municipal de Atizapán, Gonzalo Alarcón, golpeó, casi mata, a su esposa, y fue Enrique Vargas, un regidor amigo nuestro, quien hizo esta denuncia…”

Pérez de Tejada acusó recibo del obús y de bote pronto respondió con dinamita: “No estaba enterada, pero si así fuese, que se denuncie y se investigue. Pero no hay que olvidar que el gobernador está acusado de matar a su esposa…”

Las palabras de la panista pusieron la sesión al rojo vivo. Los priistas se levantaron de sus curules como impulsados por un resorte. Gritaron, manotearon, exigieron a Pérez de Tejada que retirara sus palabras. “No tiene prueba alguna”, reclamó airado. Asustada por el alcance de sus palabras, la panista intentó zafarse. “No lo digo sólo yo, lo dicen los medios”.

Los reclamos subieron de tono. La gritería se extendió a la bancada del PAN. “Les voy a seguir contestando, permítanme. Conocí a la señora y fue una dama, y por ella lo retiro, no por el gobernador. Por ella, por Mónica Pretelini, sí; por el gobernador, no…”

Y sus palabras fueron retiradas del Diario de los Debates.

Este pasaje del larguísimo debate sobre el cuestionado pacto —más de cinco horas— es apenas un reflejo del nivel de descalificación y el insulto personal que prevaleció en la sesión celebrada ayer en San Lázaro. “Es la degradación de la política”, nos dijo, en corto, Porfirio Muñoz Ledo. “La descomposición que lleva a la parálisis y la ingobernabilidad”, secundó el priista Óscar Levín Coppel.

El Bronx del PRI andaba desatado. A Nava no lo bajaron de mentiroso, inexperto, provocador, Pinocho. La diputada Sofía Castro hasta “puto” le gritó. Pidieron el “alcoholímetro” para los altos funcionarios del gobierno federal. Amenazaron con relevar al panista Francisco Ramírez Acuña, presidente de la Mesa Directiva, si no les daba la palabra; le llamaron “espurio” a Felipe Calderón. Fernández Noroña se veía moderado junto a ellos.

Del lado del PAN también adjetivaron, retaron, descalificaron y se resbalaron, como fue el caso de la diputada Pérez de Tejada. Le dieron hasta con la cubeta al gobernador Peña Nieto, claro puntero en las preferencias electorales, lo que evidenció el miedo que le tienen. Y no sólo eso. También bravuconearon. “Aquí los espero, como dijo Gómez Mont”, retó Javier Corral.

* * *

La sesión se había calentado con la intervención de César Nava. El jefe panista subió a la tribuna para sostener que la contraprestación que solicitó el PRI, a cambio de respaldar la Ley de Ingresos para 2010, fue que el PAN no hiciera alianzas con los legítimos en el Estado de México.

“No me crean a mí, créanle a su coordinador (Francisco Rojas)”, insistió Nava, al tiempo que mostraba la primera plana de un periódico de circulación nacional en el que el jefe de la bancada tricolor habría reconocido la existencia del vergonzoso trueque.

Nava se declaró dispuesto a someterse al polígrafo. No sólo en el tema de las alianzas, sino para demostrar que no encubre errores que son del presidente Calderón. Ya encarrerado, retó a Paredes y a Peña Nieto a un debate sobre lo pactado “en el lugar y la hora que quieran”.

Beatriz también acepta el polígrafo para recuperar su zarandeada credibilidad. Pero un legislador hizo notar un inconveniente: “El polígrafo no los acepta a ninguno de los dos. Lo van a reventar.”

n Va una última de Francisco Ramírez Acuña. Al fragor del debate, el presidente de la Mesa Directiva bautizó al diputado del PT Mario di Costanzo con el nombre de un compañero de estas páginas: Ciro di Costanzo. La carcajada no se hizo esperar.

www.elarsenal.net

http://panchogarfias.blogspot.com

Del lado del PAN también adjetivaron, retaron, descalificaron y se resbalaron.

Turismo, la talentosa señora Guevara

Juan Manuel Asai
jasaicamacho@yahoo.com
Códice
La Crónica de Hoy

Los viajes.- Ayer en la mañana, Felipe Calderón concretó el esperado cambio en la Secretaria de Turismo. El relevo de Rodolfo Elizondo será la maestra Gloria Guevara Manzo, que se venía desempeñando como directora general en México de Sabre, una empresa multinacional de reservaciones de vuelos. Deja el gabinete presidencial un político de la vieja escuela, curtido en mil batallas, muchas de ellas perdidas, y llega una técnica, sin antecedentes en la burocracia, pero con doble maestría en mercadotecnia, una de ellas obtenida en la mítica escuela Kellog, la del gurú Philip Kotler, por lo que debe tener un inglés sin acento duranguense. Aunque no he cruzado palabra con ella, puedo apostar que se trata de una mujer valiente, temeraria incluso. Tuvo la osadía de dejar su mullido sillón en el corporativo que comanda Tom Klein, en Southlake, Texas, por un lugar en el servicio público mexicano, donde el tiroteo está nutrido y muchas veces hay que avanzar pecho tierra.

De manera que conoce la industria, por lo que su periodo de aprendizaje será corto. Sabe que la calidad en el servicio suele hacer la diferencia entre un destino exitoso de otro que no lo es. Sin embargo, sus principales desafíos están en otro frente, en el de la política. Se trata a todas luces de una persona sin experiencia en la administración pública y sin visión de Estado, que estará, por una de esas vueltas de la vida, al frente de una de las principales fuentes de ingresos para el país. Un lugar en el que no puede fallar. Pondrá a prueba su talento y resistencia. El problema político de la dependencia no tiene que ver con la crisis económica, ni con la inseguridad, ni siquiera está conectado con la emergencia sanitaria desatada por la influenza. Surgió el día que Calderón anunció que la Secretaría de Turismo desaparecía para, dijo, achicar el gasto corriente del gobierno federal, lo que descompuso el panorama y tiró por la borda el trabajo desplegado por Rodolfo Elizondo para mantener unida a la comunidad turística del país. Por lo tanto, lo primero es que la señora Guevara comprenda, al 100 por ciento, qué quiere Calderón del turismo, qué lugar tiene esta actividad entre las prioridades de su gobierno y cuáles serán las líneas de mando, porque en el interior del staff de Los Pinos hay fuertes jaloneos y no se sabe bien a bien qué funcionario, o funcionaria, interpreta con fidelidad los deseos del mandatario. Lo anterior incluye saber cuál es su margen real de maniobra para hacer nombramientos y tomar decisiones. No se trata de asustar a nadie, pero Rodolfo Elizondo, que era jugador veterano de las Grandes Ligas, con frecuencia se hacía bolas con las señales emanadas de la casona de Constituyentes. De igual manera tendrá que ganar, aunque sea a codazos, un lugar entre sus colegas del gabinete, varios de los cuales ven a Turismo como una dependencia irrelevante.

Empresarios.- Otro reto será recomponer la relación del gobierno federal con los principales empresarios del ramo. Un vínculo que llegó a ser fuerte, pero que experimentó en los últimos meses un rápido deterioro, ante lo que la gente que pone el dinero consideró desdén o desinterés del mandatario a su actividad, que por cierto da empleo formal a dos millones de compatriotas, por lo que es crucial para la estabilidad social del país. Lo que quieren los empresarios es certidumbre y reglas claras. Quieren saber a qué atenerse y que el gobierno no les cambie la jugada por berrinches o cálculos políticos. Indefinición e incertidumbre son letales para los empresarios. Los proyectos de inversión están ahí, listos para desplegarse, pero necesitan que se reduzca a la mínima expresión la tramitología y que las acciones de promoción se diseñen, sin interrupciones, para el mediano y largo plazos, por lo menos de aquí a que concluya el sexenio.

Funcionarios estatales.- Cuando a Calderón se le ocurrió sugerir borrar a Turismo del organigrama del gobierno federal, los que más lo resintieron fueron los funcionarios de Turismo de los gobiernos de los estados. Primero porque se quedarían, de pronto, sin un interlocutor del más alto nivel jerárquico y segundo porque el ejemplo podría cundir en los estados y dejarlos colgados de la brocha. Los funcionarios estatales de Turismo se reunieron varias veces, en lo oscurito y a plena luz, para rechazar la intentona y lamentar que la actividad saliera de las prioridades nacionales, sobre todo porque durante tres años les dijeron otra cosa.

Promoción.- Desde luego habrá que reanudar cuanto antes las acciones de promoción turística, dando a los destinos y a los empresarios la confianza de que las decisiones se tomarán de manera transparente, sin hacer cosas buenas que parezcan malas. El pastel turístico a nivel global es descomunal y apetitoso, pero la competencia es descarnada, sin treguas. México no puede dormirse en sus laureles y esperar a que los funcionarios le encuentren la cuadratura al círculo. Hay recursos dispuestos para la promoción. Hay que usarlos de manera rigurosa, atados a resultados, pero hay que regresar al juego y no dejarle todo el terreno a las noticias malas sobre el país. El efecto nocivo de la cobertura sobre los episodios de violencia vinculados a la lucha contra las bandas del crimen organizado se agudiza si no están en curso campañas de promoción que equilibren la percepción que tiene la gente, sobre todo los posibles turistas de los países emisores, sobre lo que realmente sucede entre nosotros.

Bicentenario.- Es verdad que el eje central de las acciones de promoción turística en el año 2010 debe ser el Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana. México es un país especialmente dotado para el turismo, tiene atractivos naturales como los mejores del mundo, destinos de sol y playa tan bellos como cualquiera, pero cuenta además con una ventaja que los países con los que competimos en la zona del Caribe no poseen: México es una potencia cultural a nivel mundial. Tiene una historia plagada de episodios relevantes para la historia de la humanidad. Nuestra cultura es, y debe seguir siendo, columna vertebral de la promoción del país en el extranjero.

Tianguis.- El próximo 25 de abril arrancan los trabajos del Tianguis Turístico de Acapulco, principal evento de la agenda anual del sector. Esto le da a la maestra Guevara un poco más de 40 días para tomar el control de los hilos de la industria. Por supuesto que deseamos que realice una gestión exitosa al frente de la Sectur. Suerte.

Los pecados del padre Maciel

Alfonso Zárate
Presidente de Grupo Consultor Interdisciplinario, SC
El Universal

Hombre de poder protegido del papa Juan Pablo II —llegó a llamarlo “ejemplo para la juventud”—, el fundador de la Legión de Cristo (1941) y del movimiento Regnum Christi (1959) fue un hombre enmarañado, de contrastes: constructor de instituciones, cercano a las máximas esferas del poder económico y político y, a un tiempo, morfinómano y pederasta, llegó a abusar incluso de sus propios hijos.

Marcial Maciel Degollado hizo de la Legión de Cristo una cofradía formidable: su reino en este mundo. Más de 800 sacerdotes, 3 mil seminaristas y unos 70 mil legionarios laicos en más de 22 países, hablan de su excepcional capacidad de organización. El valor de las casas religiosas, los colegios y las universidades ha sido calculado en 28 mil millones de dólares.

En la esfera religiosa, las redes del padre Maciel no fueron menores e incluían, lo mismo a integrantes de la Legión, donde su autoridad era indisputable, que a altos dignatarios en el Vaticano. La predilección del papa polaco por Maciel llevó a paralizar las investigaciones que el cardenal Joseph Ratzinger, hoy Benedicto XVI, había emprendido desde la Congregación para la Doctrina de la Fe: lo protegía su condición de “persona muy querida por el Santo Padre”, llegó a decir Ratzinger.

De no ser por la sotana, podría decirse que su religión eran los negocios; algunos de los empresarios más ricos de México se convirtieron en sus patronos y protectores. Dejó en claro que, en términos pastorales, su opción preferencial fue por los ricos.

Marta Sahagún y Vicente Fox ostentaron su cercanía con Maciel y “los Legionarios de Cristo”. Los hijos de ambos se educaron en sus colegios; no fue menos cercana la primera esposa de Fox, Lilián de la Concha, quien llegó a describirlo como “un hombre santo y sabio”.

A pesar de la gravedad de sus pecados —constitutivos de delitos graves del orden penal— y cuando las denuncias habían alcanzado niveles de escándalo, el Vaticano optó por la indulgencia, la impunidad para todo efecto práctico. La condena en vida de Marcial Maciel fue benévola, resolvió “invitar al padre a una vida reservada de oración y penitencia, renunciando a todo ministerio público”. Algunos directivos de la Legión intentaron deformar el sentido de la resolución, haciéndola aparecer como una nueva prueba que lo convertía casi en mártir, todo lo acercaba a la santidad.

Ante las evidencias de sus desvíos y la multiplicación de las acusaciones, el padre Álvaro Corcuera, sucesor de Maciel, ha mantenido un discurso críptico y benevolente: “Nos hemos enterado de algunos aspectos de la vida de nuestro fundador que nos parecen sorprendentes y difíciles de entender […] Podemos confirmar que algunos de ellos no eran apropiados para un sacerdote católico”. ¿Sólo “sorprendentes y difíciles de entender”? ¿Sólo “inapropiados para un sacerdote católico”?

¿Cómo lavar las culpas del fundador y de quienes lo acompañaron activa o pasivamente en sus abusos? ¿Qué hacer ante una realidad que, quizás, persiste? Es obvio que muchos, seguramente la mayoría de los legionarios y de otras congregaciones tienen una vocación real y no participan en esas prácticas enfermizas, pero el tema reclama acciones enérgicas de la justicia civil y religiosa.

¿En qué va a concluir la investigación a la congregación que ordenó el Vaticano el 10 de marzo? ¿Preferirá el alto clero un silencio ominoso y cómplice, que un reconocimiento público de éste y otros crímenes de sus ministros?

Marcial Maciel es un caso ejemplar pero no único, lo que importa es poner un alto a toda una cultura del abuso de menores —sexual, sicológico, físico— por ministros religiosos. El encubrimiento del que durante décadas disfrutó Maciel lo trasciende: son muchos los religiosos que en México, en el Vaticano y en distintas partes del mundo, abusan de su condición sacerdotal para ése y otros pecados, ante el silencio o, de plano, la complicidad de sus superiores. ¿Cómo exorcizar a la Legión? ¿Quién expulsará a los mercaderes del templo? ¿Se harán cargo de sus propios demonios?

AMLO ya no manda como antes

Carlos Loret de Mola
Historias de un reportero
El Universal

López Obrador está en contra de las alianzas, pero PRD, Convergencia y hasta su PT van con el PAN en varios estados. López Obrador busca ser candidato a la Presidencia en 2012 por los tres partidos, pero los tres han dicho que irán con el mejor posicionado. López Obrador instruye que se tome la tribuna de los Diputados, pero sólo suben 24 de los 154 que se dicen de izquierda. López Obrador no quiere reconocer a Calderón, pero uno de sus íntimos, Gabino Cué, declara que trabajará con él si gana la gubernatura de Oaxaca con tal de que lo postule también el PAN. López Obrador albergaba en su casa de campaña las reuniones semanales de los tres partidos, pero ahora se celebran en el edificio que fue sede nacional perredista.

La cuestionada toma de la dirección del PRD por parte de Jesús Ortega y la determinación de Marcelo Ebrard de intentar diferenciarse de su antecesor en el gobierno de la capital del país —vialidades de por medio—, han mermado el poder de Andrés Manuel, acostumbrado a girar instrucciones sin escala en el cabildeo. Ya no es como antes. En su aspiración de contender por la Presidencia en el 2012, enfrentará varios obstáculos:

1. Mientras encabecen la dirigencia del PRD, Los Chuchos harán hasta lo imposible porque no llegue.

2. Convergencia está dividido entre Dante Delgado, que es fiel a AMLO, y Luis Maldonado, que se siente más cómodo con Ebrard.

3. El PT, que lo mantiene como estandarte, ha mostrado ya no estar tan sometido como antes, ha acusado vida propia y, gobernado por fenicios de la política, terminará postulando a quien más le ofrezca.

4. Manuel Camacho Solís, como coordinador del DIA (que agrupa a los tres partidos citados), ha operado tan a favor de Ebrard impulsando la idea de un solo candidato de izquierda —“el mejor posicionado”— que apenas antier, ante el tibio anuncio de que el PT postularía a López Obrador como su candidato al 2012 (tibio porque este partido simultáneamente mantiene su compromiso de que llegada la hora no irá solo), tuvo que declarar que “es algo que hará que Andrés Manuel tenga la seguridad de que su posición va a ser respetada desde aquí hasta las elecciones” porque “ya había por ahí el rumor de que muchas cosas las estábamos haciendo para que Andrés Manuel no pudiera ser el candidato”.

5. Su propia imagen negativa, que incluso en las encuestas más recientes se refleja como el único personaje más repudiado que Salinas.

A ver si logra remontarlos.

SACIAMORBOS Molesto porque no lo toman en cuenta, el lunes, aprovechando la comida de homenaje a Francisco Galindo Ochoa, Beltrones envió sendos mensajes a Peña Nieto y Beatriz Paredes, aliados en torno al escándalo del convenio PAN-PRI: que eso les pasa por no preguntarle a él. El mensajero fue uno de sus compañeros de mesa. Estaban el líder petrolero, un director de periódico que busca causar impacto, un vicepresidente de cadena de radio y televisión por cable que fue vocero comunicacional, y los hijos del conmemorado.