septiembre 28, 2010

Matemáticas electorales de Hugo Chávez



'El plácet' por Paco Calderón



Encinas, la vacuna

Adrian Trejo (@adriantrejo)
atrejo@callemexico.com
Calle Mexico

Se quiera o no, Andrés Manuel López Obrador puede aguarles la fiesta al PAN y al PRD que se ven ya gobernando el estado de México.

Quién sabe de dónde sacarían la conclusión, tanto Jesús Ortega como César Nava, que López Obrador, si no apoyaba, por lo menos no estorbaría el matrimonio por conveniencia que suscribirán ambos partidos.

Quizá la única forma en la que el tabasqueño desistiría de sus intento de boicot es llevando a Alejandro Encinas como candidato de la alianza opositora.

Encinas ha sido pejista hasta la abyección y eso le garantiza el favor de López Obrador como ocurrió con Gabino Cué en Oaxaca, en donde el tabasqueño no aprobó la alianza pero no estorbó, como amenaza ahora al estado de México. Ya se verá.

Con eso de que el 2012 está marcando todas –y todas son todas-, las decisiones políticas, nomás no se ve para cuándo el Senado de la República discuta la petición de reforma política para el DF que hizo hace unas semanas la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Luego de meses de negociaciones, la perredista Alejandra Barrales Magdaleno tuvo el consenso unitario de todos los partidos políticos del DF que suscribieron el documento cuyo eje fundamental es dotar de una Constitución Política propia al DF, como la tienen el resto de las entidades federativas.

Pero como la medalla no será para Barrales sino para Marcelo Ebrad, precandidato presidencial, pues ni el PAN ni el PRI y algunos perredistas en el Senado no le van a conceder el gusto.

Y así por el estilo otras leyes que se discuten en el Senado y la Cámara de Diputados.

Era un secreto a voces que Martín Esparza no obtendría la toma de nota, es decir, el reconocimiento oficial de la Secretaría de Trabajo porque su “elección’’ no se apegó a los estatutos.

Esparza ya digo que lo intentará por tercera vez en menos de un año y no porque le importen mucho los trabajadores, sino porque si en el reconocimiento oficial nomás no puede disponer de los 4,000 o más millones de pesos en los que está valuado el patrimonio sindical.

Por eso las protestas de ayer…y las que seguirán en los próximos días.

La puntada del diputado tricolor Luis Videgaray, del estado de México, de subir una foto a su cuenta de Twitter en la que se ve dormido al también diputado del PT, Oscar González Yáñez, generó molestia entre los legisladores petistas y del PRD.

Y es que si bien la fotografía resulta grotesca –por reveladora-, González no es el primero ni el único legislador que aprovecha las comparecencias para “reponer energías’’.

La molestia estriba en que la Cámara de Diputados ha comenzado una campaña para limpiar la imagen de los legisladores, acusados todos sin distingos partidistas de ser unos haraganes que viven del erario sin desquitar sus sustanciales dietas y fotos como la publicada ayer por Videgaray generan reafirman esa imagen pública.

Ni modo, pero se agradece el oportunismo de Videgaray.

Honestidad valiente se escuda en fuero

José Contreras
expedientepolitico@yahoo.com.mx
Expediente político
La Crónica de Hoy

Julio César Godoy Toscano no es el primer legislador de los partidos de la honestidad valiente que ingresa a escondidas a un recinto parlamentario para rendir protesta y protegerse con el fuero de acusaciones penales.

A finales del mes de agosto del 2006, senadores del PRD y de Convergencia introdujeron a escondidas a la sede del Senado a Francisco Xavier Berganza para que rindiera protesta al cargo de senador de la república.

El ex cantante Francisco Xavier tenía en su contra una orden de aprehensión derivada de una denuncia por violación.

Debido a la persecución por parte de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo, Francisco Xavier dejó de hacer campaña desde aproximadamente dos meses antes de las elecciones.

Tras compartir el templete con el entonces candidato del PRD-PT-Convergencia, Andrés Manuel López Obrador, Francisco Xavier anduvo a salto de mata y sólo reapareció públicamente hasta que había rendido protesta como senador.

Francisco Xavier argumentaba que la acusación de violación era endeble, pero no dio la cara para demostrar ante la justicia su inocencia; prefirió usar el fuero como escudo, tal como ahora hace el diputado federal del PRD Julio César Godoy.

El abuso del fuero por parte de estos dos legisladores representa una oportunidad para que se revise esta figura, que en otras épocas ha sido usada también como escudo por legisladores y servidores públicos del PRI.

El fuero fue concebido exclusivamente para proteger a los diputados y senadores ante represalias del gobierno por sus señalamientos críticos.

El artículo 61 de la Constitución señala: “Los diputados y senadores son inviolables por las opiniones que manifiesten en el desempeño de sus cargos y jamás podrán ser reconvenidos por ello”.

Sin embargo, la disposición complementaria contenida en el artículo 111 de la Constitución concede inmunidad a los servidores públicos de alto nivel de los tres poderes de la Unión, para que no puedan ser sometidos a proceso penal, a menos que la Cámara de Diputados emita una declaración de procedencia.

Actualmente gozan de esta protección especial, además de los diputados y senadores, los diputados locales, los secretarios de Estado, los gobernadores, el jefe de Gobierno del DF, los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y los consejeros del IFE.

La redacción ambigua del primer párrafo del artículo 111 de la Constitución da lugar a diferentes interpretaciones y una de ellas podría llevar a procesar penalmente a Julio César Godoy, pues la inmunidad está relacionada exclusivamente con los delitos “cometidos durante su encargo”.

Pero el asunto está tan politizado que nadie se atrevería a someter a proceso a un diputado federal en funciones, basado en una de las interpretaciones que tiene el artículo 111 constitucional.

Lo ideal es que se revise la figura del fuero para evitar que se presenten hechos tan vergonzosos como el que algunos diputados en funciones introduzcan a escondidas al Palacio Legislativo a un prófugo de la justicia, acusado de delincuencia organizada, para dotarlo de fuero.

La coordinadora del PAN en la Cámara de Diputados, Josefina Vázquez Mota, habló ayer de la necesidad de revisar el fuero legislativo.

Y su similar del PRD, Alejandro Encinas —involucrado directamente en la introducción clandestina de Godoy—, dijo estar dispuesto a que el tema se debata.

Los legisladores deben pasar de la demagogia y de las declaraciones de coyuntura a los hechos.

Es momento de rescatar las 19 iniciativas sobre el fuero que permanecen en la congeladora del Congreso.

No hay pretexto para no entrarle al tema.

OFF THE RECORD

**MÉXICO NO ES COLOMBIA

La canciller Patricia Espinosa Cantellano aseguró ayer que la situación de México no es comparable con la que vivió Colombia.

Menos mal que hace la aclaración, porque los colombianos ya están hartos de que se compare a su país con el nuestro.

Tres alcaldes asesinados en cuatro días, varios más semiexiliados en Estados Unidos, más de 28 mil muertos en lo que va del sexenio, decapitados, desmembrados y colgados de puentes todos los días…

Colombia no se parece a México, para tranquilidad de los colombianos.

**¡AGUAS, LUEGE!

Al titular de la Comisión Nacional del Agua, José Luis Luege Tamargo, le lloverá fuerte este martes, cuando acuda al Senado.

Sabemos de buena fuente que el funcionario pidió hace unos días una tregua a los legisladores.

Pero los cabildeos no fructificaron.

La presidenta de la Comisión de Recursos Hidráulicos, Claudia Corichi —quien encabezará la reunión—, le tiene preparado a Luege un severo reclamo por la ausencia de proyectos hídricos para Tabasco y Veracruz.

Se sabía que vendrían fuertes lluvias y no se hizo nada para controlar los efectos, le dirá Corichi a Luege, entre otras cosas.

**AGONIZA EL SME

El secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, dio ayer los santos óleos a lo que queda del SME.

Apenas el sábado el abogado del SME, Carlos de Buen, dijo en una asamblea que la extinción de Luz y Fuerza del Centro “es irreversible”, lo que debe haber pegado fuerte en el ánimo de los seguidores de Martín Esparza.

Y ayer, Javier Lozano anunció que no se le otorgará la toma de nota al “Comité Central” que fue elegido el pasado 22 de julio.

Lenta pero firme, la agonía del SME.

La sensible piel azul

Salvador García Soto
Serpientes y Escaleras
El Universal

Reacios a la crítica y a veces hasta repelentes a la autocrítica, los panistas reaccionaron visceralmente a los dichos del ex presidente Fox y, sin mayor análisis de sus palabras, optaron por descalificar al mensajero e ignorar el mensaje de alerta que les mandó el ex mandatario. “Fox está fuera de lugar”, “se equivoca”, “nosotros vamos a ganar”, respondieron emberrinchados los líderes de Acción Nacional ante la contundencia de las palabras del hombre que sacó al PRI de Los Pinos y doce años después lo ve de vuelta.

Fox no dijo a este columnista nada que no diga el sentido común y que no señalen los datos que al momento se tienen en encuestas y ejercicios de prospectivas electoral. El PAN no es, en estos momentos, un partido competitivo en la ya iniciada sucesión presidencial y ninguno de los posibles candidatos panistas está en condiciones de competir frente al puntero en las encuestas, el priísta Peña Nieto.

Ninguno de los aspirantes que semblantean en los altos círculos del panismo y que incluso ya fueron invitados a Los Pinos por Felipe Calderón en una lista preliminar de suspirantes, llámese Ernesto Cordero, Alonso Lujambio, Josefina Vázquez Mota, Emilio González, Francisco Blake, Santiago Creel, Heriberto Félix o cualquier otro que le pongan es en estos momentos una opción que pueda pelear seriamente la Presidencia para el PAN y conseguir el “tercer periodo de gobierno” al que llama Calderón en la arenga a los panistas.

Que muchas cosas pueden cambiar de aquí al 2012 y nada hay escrito en la política ni en la sucesión porque las encuestas son reflejo de un momento específico, cierto. Pero cierto es también que ni las tendencias sostenidas de las encuestas, por lo menos el último año, ni las tendencias de votación en los últimos procesos electorales muestran a un PAN en jauja que esté ganando elecciones y que pueda sentirse seguro de que va “por su tercer periodo”, como con exceso de optimismo lo proclaman Calderón, César Nava y compañía.

A no ser que en Los Pinos y en el CEN panista tengan un plan oculto y supersecreto o un as bajo la manga que nadie ve hasta ahora, el exceso de confianza que intentan proyectar los líderes del panismo parece más un intento por levantarse el ánimo entre ellos que un discurso realista sobre cuál es su situación real en la sucesión presidencial que ya está en marcha. ¿Será que Calderón tiene ya el arma o el mísil político con el que piensa cortar de tajo la popularidad de Peña Nieto en las encuestas?, ¿o será que tiene un candidato oculto, un prohombre con el que piensa sorprender al PAN y al país con un portento de aspirante presidencial que surja de pronto y modifique escenarios y encuestas?

De no ser así más les valdría a Calderón y a los panistas de la cúpula comenzar a ser menos sensibles y sordos a la autocrítica y ponerse a trabajar en serio si creen que su partido puede evitar el rotundo fracaso de la transición democrática que significaría la vuelta del PRI a Los Pinos.

NOTAS INDISCRETAS… A propósito de los panistas, el CEN blanquiazul tiene ya listo el dictamen de expulsión de Espino, en el que se le acusa de violar el artículo 36 de sus estatutos internos y la dirigencia nacional pide a la Comisión de Sonora la expulsión inmediata. Las pruebas principales son recortes de periódicos con declaraciones y desplegados publicados por Espino en los pasados comicios locales y, en el resolutivo, el CEN instruye a que se publique la expulsión en todos los estados… Giran los dados. Serpiente doble.

Inmadurez

Federico Reyes Heroles
Reforma

Los políticos mexicanos son una especie muy rara. Violentan hasta el sentido de supervivencia. Quizá por eso gozan de tanto descrédito. Un doloroso ejemplo: las cifras avalan que PRI y PAN, por sí mismos o en alianzas, están en posibilidades de llegar a la Presidencia en el 2012. Para el PRD el asunto se mira casi imposible. Es difícil imaginar una victoria de ese partido solo. Brincar del 12% al 35% sería un suceso extraordinario, más aún cuando se trata del partido que hoy presenta por mucho las mayores resistencias, es decir, el mayor número de mexicanos que afirman que nunca votarían por él. En fin, todo indica que el PRI o el PAN se sacarán la rifa del tigre: gobernar a un país de más 110 millones de habitantes con muchas necesidades.

El sentido común indicaría que esos dos partidos deberían de coincidir en el deseo de encontrar el buque en las mejores condiciones para la travesía del 12 al 18. Ambos partidos deberían estar luchando por todo aquello que les permita tomar el timón de un estado fuerte para embestir las tormentas del narco, de la caída competitividad, del desempleo, de la pobreza extrema, de la falta de inversión en infraestructura -caminos, puentes, puertos, aeropuertos-, de las múltiples necesidades en educación sobre todo media superior y universitaria, de la ridícula inversión en ciencia y tecnología que limita nuestro futuro, de la caída de la producción petrolera, etcétera, etcétera. Las necesidades son muchas pero sobre todo los recursos son pocos. El Estado mexicano es un Estado pobre.

Un Estado pobre difícilmente puede romper el círculo vicioso del subdesarrollo. Porque tenemos deficiencias en educación básica la mano de obra es poco calificada y la productividad declina. Porque invertimos poco en infraestructura los costos de operación son más altos en México y por ello la competitividad no asciende. Porque invertimos poco en educación superior, ciencia y tecnología, no se generan los conocimientos y las patentes que son el nuevo venero de la riqueza.

Pero, ¿por qué es pobre el Estado mexicano? Lo es por varios motivos. Es cierto que gastamos mal. Las ineficiencias y deformaciones del gasto son escandalosas. El subsidio al sector eléctrico por ejemplo le ha costado al país en los últimos años tres veces lo que se ha invertido en Oportunidades o 20 veces el presupuesto de la UNAM. En los países de la OCDE la nómina se lleva alrededor de 50%; en México es casi el 80%. La nómina en educación es casi el 90% del gasto, para inversión queda muy poco. Allí hay mucha tela de dónde cortar.

Pero el Estado mexicano es pobre sobre todo porque recaudamos muy poco. No soñemos con una recaudación como la de Dinamarca: 47% del PIB. Pero algo razonable es el promedio de los países de la OCDE que recaudan 27% de su producto. México recauda alrededor del 15%. Pero allí no acaba el problema, de ese porcentaje por lo menos cuatro puntos provienen del petróleo. O sea que la recaudación sin petróleo ronda el 10%. De nuevo allí no acaba el problema, la producción petrolera tardará en recuperarse, siendo optimistas, varios años. O sea que quien gobierne del 12 al 18, si no hace nada, tendrá un estado todavía más pobre que el actual. Pero no sólo salimos mal comparados con los integrantes de la OCDE. CEPAL advirtió hace poco del retroceso fiscal de México (2000-2008) comparado con otros países del área: Brasil pasó del 30% al 35%; Argentina del 21.5% al 30.6%; Chile está en alrededor de 20%; Colombia en 18% o Ecuador 16.5%.

La holgazanería fiscal proviene de los tres órdenes de gobierno. Los países desarrollados recaudan entre tres y cuatro puntos del PIB por predial; México sólo 0.2%. El impuesto madre de los municipios está archivado. Así que a estirar la mano y buscar recursos estatales y federales. Pero los estados tampoco recaudan: 80% de sus recursos previenen de la Federación y la opacidad de su gasto es, en la mayoría de los casos, monumental. Así que a estirar la mano y buscar recursos federales. Pero la Federación ha vivido de la droga petrolera. Para comenzar se calcula que la evasión ronda el 30%. Se considera que el 15% es el máximo tolerable. En impuestos al consumo los países de la OCDE recaudan casi el 8%, México alrededor del 2%. En impuestos al ingreso el promedio de la OCDE es 12%, en México el 5%. Los "esquemas especiales" le cuestan al fisco más de 5 puntos. Los hoyos del IVA otros dos. La suma de fugas rondan los 15 puntos. Así no se puede.

Cualquiera que sepa sumar comprenderá que México crece poco y se está tardando demasiado en enterrar la pobreza por el populismo y la irresponsabilidad fiscal de nuestros gobernantes. ¡Ahora resulta que el PRI quiere bajar el IVA un punto, 35 mil millones de pesos menos! El equivalente a tres grandes presas. Si tuvieran sentido de supervivencia, PRI y PAN deberían aprobar, de manera conjunta, una reforma hacendaria progresiva. Así no habría "costo político". Seguir igual es perpetuar la pobreza. Ése es el resultado de su inmadurez.

El PRI en su laberinto

Ricardo Pascoe Pierce
Especialista en análisis político
ricardopascoe@hotmail.com
Excélsior

Todo empezó con sus derrotas electorales en Oaxaca, Puebla y Sinaloa, además del empate técnico en Veracruz.

El PRI enfrenta una encrucijada producto de eventos recientes a la vista de la sociedad. Todo empezó con sus derrotas electorales en Oaxaca, Puebla y Sinaloa, además del empate técnico en Veracruz. El resultado en esos estados fue un rudo despertar de la ensoñación que venía construyendo en torno a la "inevitabilidad" de su victoria en las presidenciales de 2012.

Al perder esas entidades, junto con el desastroso empate en Veracruz, los números ya no le favorecen al PRI. Ha perdido prácticamente todas sus reservas de voto duro en estados importantes. Arrasar en Tamaulipas y Chihuahua simplemente no le reporta los votos necesarios para ganar la Presidencia de la República. Tampoco vencer en Aguascalientes, Querétaro, San Luis Potosí o Tlaxcala. Las grandes reservas de votos estaban en Oaxaca, Puebla, Veracruz y, en menor grado, en Sinaloa.

Aparte del Estado de México, hoy entendiblemente en el centro de la disputa por la Presidencia, los grandes padrones electorales ya no le resuelven al PRI el problema numérico hacia 2012: el Distrito Federal, Jalisco, Nuevo León, Veracruz, Puebla Guanajuato, Michoacán, Puebla, Sinaloa y Oaxaca son los padrones que definirán el resultado de 2012 y ninguno constituye una reserva de votos para el PRI. Por supuesto que podría ganar algunos de esos estados, pero con otras fuerzas partidistas pisándole los talones. Así, uno de los nuevos fenómenos electorales de lo que viene es que desaparecieron las reservas de votos, excepto en lugares donde no cuenta mucho para la definición del resultado final.

Globalmente hablando, el escenario numérico en este momento habla de incertidumbre en la Presidencia y arroja un Congreso de la Unión dividido y sin mayorías definidas. De ahí que las encuestas sobre la popularidad del PRI/Peña Nieto son ejercicios válidos y necesarios, pero muy relativos en este momento para entender cuál pudiera ser el verdadero desenlace del proceso electoral de 2012.

La disputa por el Estado de México no es sólo acerca de si Peña Nieto logra consolidar su imagen como ganador, sino más importante es sobre el destino de lo que fue, en algún tiempo, una reserva fundamental de votos para el PRI, habida cuenta de que es el padrón electoral más grande del país. Si el padrón del Estado de México se divide, y no le da una mayoría contundente al PRI, ese partido tiene que pensar en despedirse de la Presidencia de la República.

Debido a esta realidad numérica, el PRI anda como animal feroz, suelto y herido. Ataca a todo lo que huela a Felipe Calderón o PAN, a veces con tiros acertados, pero muchas veces haciendo el ridículo y cayendo en un radicalismo verbal que, tarde o temprano, va a lamentar. Se dedicó a denostar toda la festividad del Bicentenario, lanza a sus legisladores a atacar al gobierno por el combate al narcotráfico, siembra la duda acerca de cuál es su verdadera postura frente a los cárteles de la droga, avala la toma de protesta del diputado delincuente para pintarle un violín a la PGR, jura tener una propuesta económica mejor que la del gobierno, sin develarla; propone bajar el IVA, de 16% a 15%, cuando acaba de votar a favor del aumento y cuando sus gobernadores se oponen a dicha reducción (Fidel Herrera dixit). Además, promovió reformas legislativas estatales lesivas de los derechos de las mujeres, teniendo a una mujer como presidente de su instituto político. Destila rabia y oposicionismo sin cabeza. El criticismo redivivo de los editorialistas que han sido priistas, y que hoy salen del clóset, es igual de áspero, fútil y negativo.

¿A dónde irá a parar este escenario? Si el PRI sigue por la ruta que lleva hoy, va a construir, sin reconocerlo, su derrota en 2012. Cometerá el mismo error que López Obrador en 2006: basarse en una propuesta áspera, confrontacional y recargada de negativos que no ganará la confianza de la ciudadanía. En este laberinto se mueve el PRI.