octubre 16, 2010

'Bato evadido' por Paco Calderón



P 19

Jaime Sánchez Susarrey
Reforma

Las tendencias en los últimos meses se han invertido, ya que en julio sólo el 42 % era favorable y 48 % se manifestaba en contra. Existe, en consecuencia, una probabilidad real de que la P19 sea aprobada

1.El martes 2 de noviembre se votará en California la Proposición 19 que busca: a) "regular la marihuana como se hace con el alcohol"; b) "gravar su venta para generar millones de dólares"; c) "sacar del negocio a los narcotraficantes peligrosos para que descienda su influencia"; d) "detener el arresto de miles de consumidores no violentos de cannabis, liberando recursos policiales y millones de dólares que podrían ser utilizados para arrestar criminales verdaderamente peligrosos" (Proposición 19).

2. Los defensores de la P19 calculan que si cada onza de cannabis se grava con un impuesto de 50 dólares, el estado de California podría obtener unos mil 400 millones de dólares. A lo que habría que sumar el ahorro en recursos policiales y la reducción de la población carcelaria, integrada principalmente por afroamericanos. El impulsor de la propuesta, Richard Lee, afirma que California se ahorraría mil 700 millones de dólares por dejar de aprehender a personas que portan pequeñas cantidades de marihuana para su consumo.

3. ¿Tiene la P19 posibilidad de pasar? Las encuestas recientes muestran dos cosas importantes: primero, que en octubre el porcentaje de ciudadanos favorables a la legalización (49%) supera al número de los opositores (42%). Segundo, que las tendencias en los últimos meses se han invertido, ya que en julio sólo el 42 % era favorable y 48 % se manifestaba en contra. Existe, en consecuencia, una probabilidad real de que la P19 sea aprobada.

4. ¿Quiénes se oponen a la legalización? Desde Gil Kerlikowske, zar antidrogas, hasta Jerry Brown, candidato demócrata a la gubernatura de California. Pero esa lista también engloba a organizaciones de vendedores de tabaco y alcohol. Y para sorpresa de todos, incluye igualmente a los dueños de dispensarios que actualmente ofrecen cannabis para uso medicinal -porque aparentemente no desean competencia ni apertura del mercado.

5. La marihuana es la droga que más se consume en el mundo, Estados Unidos y México. Pero además, el Consejo Asesor para el Abuso de Drogas Ilícitas en Gran Bretaña estableció en 2002 que, aunque la marihuana puede ser dañina, tiene menos riesgos que el alcohol y el tabaco y no está asociada con problemas graves de salud.

6. ¿Qué pasaría en Estados Unidos si se aprueba la P19? Existe la posibilidad de que el Departamento de Justicia la impugne porque viola disposiciones federales, tal como hizo con la ley antimigrante de Arizona (SB 1070). De hecho, un grupo de ex directores de la DEA solicitó ya la intervención del procurador general, en caso de que la P19 fuese aprobada. Sin embargo, esa batalla sería de pronóstico reservado porque en los últimos años el cultivo de cannabis se ha incrementado y masificado en California para abastecer el mercado de uso medicinal.

7. El comercio de la marihuana resulta particularmente atractivo para los cárteles mexicanos. Un kilo que en México se cotiza alrededor de los 80 dólares alcanza en Estados Unidos al mayoreo un precio de 2 mil dólares. Con semejante porcentaje de utilidad resulta iluso suponer que la siembra y el trasiego de cannabis a través de la frontera norte se pueden contener. De hecho, ni siquiera la cocaína tiene un margen de beneficio similar.

8. Según el departamento de Estado de Estados Unidos, en México existen 150 mil personas directamente involucradas en el tráfico de drogas y otras 300 mil vinculadas con el cultivo y procesamiento de la marihuana y el opio. Esas cifras se complementan con la estimación del investigador Eduardo Buscaglia, que establece que el 72 por ciento de los municipios en México han sido "feudalizados" por el narcotráfico. Corolario: la implantación del narco en municipios está directamente vinculada con el cultivo de la marihuana.

9. Según John Walters, zar antidrogas de George Bush, en 2006 el 60 por ciento de los ingresos de los cárteles mexicanos en Estados Unidos provenía del tráfico de marihuana. Esta cifra ha sido acotada y cuestionada en función de otras actividades ilícitas como el secuestro y la extorsión. Pero es un hecho que la marihuana sigue siendo una de las fuentes más importantes de ingresos del crimen organizado.

10. ¿Qué pasaría si se legalizara aquí la marihuana? Los cárteles verían minadas sus utilidades en forma muy significativa. La medida sería mucho más eficaz que cualquier política hacendaria contra el lavado de dinero. Por otro lado, los ingresos de los campesinos se incrementarían y se minaría el soporte y el control del crimen organizado sobre territorios y municipios.

11. ¿Se resolvería inmediatamente el problema de la violencia? No, porque los cárteles han incursionado ya en otro tipo de actividades ilícitas. Pero el impacto que tendría sobre sus ingresos y sobre la población sería decisivo. Se eliminaría de un plumazo uno de los soportes principales del crimen organizado.

12. ¿Podría y debería mantenerse la prohibición en México si se legalizara en California? La respuesta es muy simple, hacerlo sería estúpido e inmoral. Estúpido, porque estamos estrechamente vinculados y no se puede borrar la frontera con un dedo. Inmoral, porque no se puede exigir que soldados y policías paguen con sus vidas la persecución de un delito que sería inexistente del otro lado. Amén de que los daños colaterales, ésos que sufren ciudadanos inocentes e indefensos, serían aún más inaceptables.

Es por todo esto que lo que suceda el próximo 2 de noviembre en California nos incumbe directamente. Porque aunque la P19 no fuese aprobada, marcará el futuro inmediato del debate y las tendencias sobre la legalización de las drogas en Estados Unidos.