enero 03, 2011

2011

Héctor Aguilar Camín
acamin@milenio.com
Día con día
Milenio

En su edición especial de la situación previsible del mundo en el año 2011, The Economist ofrece el siguiente resumen-pronóstico para México, al que agrupa, por cierto, con Canadá y Estados Unidos en la región de Norte América, no en la América Latina:

“Con elecciones a la vista en 2012, el opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI) moderará su posición obstruccionista, y el Partido de Acción Nacional en el gobierno podría avanzar algo en su programa de reforma económica. Sin embargo, cambios que se consideran vitales para aumentar la tasa de crecimiento, como abrir a la inversión privada el sector energético y liberalizar las leyes laborales, son aspectos no negociables para el PRI y no pasarán. La autoridad del presidente Calderón se verá minada por el creciente recelo popular sobre la eficacia de su ofensiva militar contra el crimen organizado. La economía irá despacio, en sintonía con la de Estados Unidos, y la tasa de crecimiento caerá al 3%, después del 4.6% de 2010”.

La cuestión central de la región norteamericana, según la revista, será el esfuerzo de Estados Unidos por evitar una recaída. El crecimiento previsto para los intercambios del Tratado de Libre Comercio de la región es de 1.7 por ciento. El producto interno bruto de Canadá crecerá en 2.1 por ciento y el de Estados Unidos en 1.5%. Al final del año, el ingreso per cápita de los tres países, medidos en capacidad efectiva de compra, será de 48 mil 10 dólares para Estados Unidos, 40 mil 110 dólares para Canadá y 16 mil 100 dólares para México.

Prácticamente todos los países de América Latina tendrán un crecimiento económico superior al de México, con las dos únicas excepciones de Ecuador, que crecerá a 2.5% y de Venezuela que decrecerá 2.5%.

El más alto crecimiento de la región lo tendrá Chile, con 5.7%, seguido por Brasil, Perú y Paraguay, con 4.5%, por Colombia y Uruguay con 4.4% de crecimiento, Argentina con 4.0%, Bolivia con 3.8% y Cuba con 3.7%.

Pero sólo Argentina tendrá al final de 2011 un ingreso per cápita superior al de México, con 16 mil 290 dólares. Chile lo tendrá ligeramente inferior, en 16 mil 020 dólares por cabeza y Brasil estará en 11 mil 870, aunque según la revista, el acontecimiento central de la región latinoamericana será la consolidación de Brasil como estrella de los países emergentes, junto con Rusia, India y China (los famosos Brics).

Yo he pasado los últimos diez días en Puebla y en Quintana Roo. No he visto sino carreteras, tiendas, playas y restaurantes llenos. Lo cual no significa nada pero es lo que vi.

No hay comentarios.: