enero 27, 2011

¿Qué quieren los Misteriosos Desaparecedores?

Ciro Gómez Leyva
gomezleyva@milenio.com
La historia en breve
Milenio

Escuché de voz del propio Diego Fernández de Cevallos la narración de las últimas horas de su secuestro. Fue en la charla que tuvimos el jueves pasado, a la que me referí en La historia en breve del lunes. Pero se trataba de un off the record, nada podía contar en este ni en otro espacio.

Me cuesta comprender por qué sus plagiarios (otrora Misteriosos Desaparecedores, hoy Red por la Transformación Global) decidieron difundir el martes que Diego les pidió por escrito que no lo mataran. ¿Por qué ese día, por qué esa parte?

Hoy se puede afirmar con fuentes firmes que: a) la familia de Diego había pagado el rescate; b) La Red determinó que el monto que recibían probaba el dinero mal habido del ex senador, por lo que lo condenaban a muerte; c) Diego protestó, negociaron y al final les firmó la rendición, aunque no con la redacción que originalmente querían los secuestradores.

¿Cortina de humo “político-ideológico” para esconder el objetivo único de quitarle millones de dólares? Ya no estaría tan seguro. ¿Qué es esto de los Misteriosos Desaparecedores?

• Fueron por lo que, sabían, sería uno de los secuestrados más visibles de México. Es decir, se fijaron un alto objetivo: desafían.

• Burlaron, al parecer sin mayor problema, a las fuerzas de seguridad y cuerpos especializados por más de siete meses (y dejan la impresión que pudieron ser años).

• Le impusieron de condición a Diego, como él lo reconoció públicamente, que diseminara un discurso sobre la pobreza, la injusticia y la impunidad en México.

• Después de todo eso, levantan la mano para llamar la atención y decir: aquí seguimos, aquí observamos, aquí acechamos.

¿Qué quieren los Misteriosos Desaparecedores?

No hay comentarios.: