enero 13, 2011

¿Sí o no a la alianza en el Edomex?

Leo Zuckermann (@leozuckermann)
Juegos de Poder
Excélsior

Unos dicen que sí, otros que no. Unos dicen que sí en un lado y luego dicen que no en otro. Si no la hay, el PRI va a ganar la gubernatura.

No acabo de entender si habrá o no alianza del PRD con el PAN para las elecciones de gobernador del Estado de México. Unos dicen que sí, otros que no. Es más, unos dicen que sí en un lado y luego dicen que no en otro. El mismo Alejandro Encinas, presunto candidato del PRD a la gubernatura, algunas veces niega la posibilidad de una alianza aunque en otras entrevistas deja abierta la puerta a esta posibilidad. Lo mismo con Luis Felipe Bravo Mena, precandidato del PAN, quien está a favor de una alianza pero tampoco acaba de vislumbrarla.

Las direcciones nacionales de estos partidos, así como las estatales, coquetean con la alianza. Sin embargo no definen reglas explícitas para elegir a un candidato aliancista. En suma hay una postura de “sí pero no o de no pero sí”.

Yo sigo sosteniendo que, sin alianza, el PRI va a ganar la gubernatura en el Estado de México. No porque sea mago. Son muchos los factores que me llevan a pensar esto. El gobernador priista Enrique Peña Nieto es muy popular en su estado. Tiene, además, una gran capacidad de operación electoral que ha demostrado en otras entidades de la República. Por lo que toca al partido, el PRI tiene una presencia real e histórica en el Edomex. Es el favorito de los mexiquenses; si bien no alcanza la mayoría de votos, casi siempre obtiene más que los perredistas y los panistas por separado. Agréguese a esto que Peña Nieto es el candidato presidencial más popular por lo que puede “vender futuro” a cualquier priista tentado a abandonar el partido en la presente coyuntura; esto abona a la disciplina partidista de los priistas mexiquenses y evita divisiones que pongan en peligro la victoria del tricolor.

Hoy por hoy, sin candidatos ciento por ciento definidos, sin campañas de por medio, me atrevo a afirmar que el PRI tiene todo para ganar en el Estado de México si el PRD y el PAN van con candidatos separados y se divide el voto antipriista. Estoy dispuesto a apostarlo.

Nótese que la condición es importantísima: ¿habrá alianza? En política nadie puede descartar ningún escenario. ¿Quién hubiera pensado, por ejemplo, que el PRD se aliaría al PAN en las elecciones de 2010 después de la gran animadversión que existía entre estos dos partidos por la elección presidencial de 2006? En este sentido, de entrada, no hay que descartar la posibilidad de una alianza en el Edomex como ocurrió el año pasado en cinco entidades.

Pero las alianzas son actos políticos muy difíciles de concretarse. Se necesita un candidato que aglutine a las dos fuerzas electorales. En el Estado de México no parece haber esta figura. Además se requiere que estén de acuerdo los liderazgos nacionales y locales de los dos partidos. De nuevo, en este rubro, no parece existir esta condición presente en el Edomex. Unos se expresan a favor de la alianza y cinco minutos aparecen otros que están en contra.

De esta forma, la posibilidad de una alianza ha resultado un proceso caótico. Al parecer, en el PAN y en el PRD están hechos bolas. Van y vienen declaraciones a favor y en contra. No sabemos qué va a pasar. Mientras tanto, el PRI cabalga en caballo de hacienda. El gobernador Peña Nieto se da el lujo de dilatar quién será el candidato priista y demuestra, así, que mantiene la disciplina política en el frente tricolor.

Se puede pensar que el PAN y el PRD están escondiendo sus intenciones verdaderas para distraer al adversario priista. Que están confundiendo a propósito. Que va a llegar el día en que finalmente anuncien que sí hay alianza y que el PRI, por tanto, está en peligro. Como si la política fuera un juego de ajedrecistas que mueven sus fichas en jugadas magistrales de largo plazo. Yo más bien creo que en este caso tenemos un juego caótico donde las circunstancias definen los movimientos de los jugadores, sobre todo de los opositores del PRI en la entidad mexiquense. En este sentido, hoy no veo las circunstancias alineándose a favor de una alianza antiPRI en el Edomex lo que significa que el PRI ganará en ese estado.

No hay comentarios.: