febrero 15, 2011

Al carajo con Sarkozy

Carlos Marín
cmarin@milenio.com
El asalto a la razón
Milenio

Envuelto en la defensa de una paisana juzgada y sentenciada en México por el delito de secuestro, el gobierno de Nicolas Sarkozy reacciona como si pretendiera, 151 años después, desquitarse de la humillación que significó para el ejército de Napoleón III la Batalla de Puebla, y se apresta para lloriquear por el caso en la reunión (económica, no penal) del G-20, que tendrá lugar en París el próximo viernes.

Más aún: también azuza a sus achichincles para que conviertan en mítines contra el gobierno mexicano cuantas apariciones llegaran a tener en las actividades del Año de México en Francia (iniciativa, por cierto, del presidente francés en su visita de hace dos años).

¿Sarkozy olvidó que aquí, al hablar en el Senado, aludió a Florence Cassez con el convencimiento de su culpabilidad?

Bien debe saber que el estratega de la defensa de la señora, el lionés Frank Berton, se especializa en maquillar a mujeres delincuentes (pederastas y asesinas) para que se les vea como víctimas.

Por eso ayer se fue al carajo su amistosa iniciativa.

No hay comentarios.: