febrero 25, 2011

Casi santos

Adrian Trejo (@adriantrejo)
atrejo@callemexico.com
Calle Mexico

El Senado se vistió de gloria –al menos por unas semanas-, con la aprobación de una Ley Migratoria "moderna, de avanzada", que evita criminalizar a los migrantes que ingresen al país sin documentos.

México debe ser el único país en el mundo con una ley que no solo no criminaliza a los indocumentados sino que además les concede una “visa de transito” por 180 días para que puedan llegar “hasta la puerta del avión” sin tener que usar el tren que sale de Chiapas y los lleva a Veracruz.

Los legisladores se presionaron por los hechos recientes de violencia en contra de los migrantes, sus secuestros, sus muertes a manos del crimen organizado y pasaron de un extremo al otro: eliminaron el artículo que permitía que la Policía Federal detuviera a los migrantes y los entregaran a las autoridades del sector y crearon la visa de 180 días para que no puedan ser molestados.

La pregunta entonces es: ¿qué caso tiene la existencia del Instituto Nacional de Migración si solo será utilizado como ventanilla para expedir la “visa de tránsito” a Estados Unidos, sin que puedan, por ley, detener a quienes ingresan al país sin documentos?

¿El hecho de ser migrantes es una patente para que cualquier ciudadano que ingrese al país ilegalmente no pueda ser molestado por ninguna autoridad? ¿Y qué pasa con los delincuentes de Centroamérica que huyen de sus países en busca de anonimato en Estados Unidos?

¿Qué pues pensará el gobierno de Barak Obama de esta ley presuntamente vanguardista que de entrada representa algo así como abrir indiscriminadamente la frontera sur de México para que lleguen más cómodamente centroamericanos, asiáticos, árabes a su territorio pasando por nuestro país?

En todo el mundo, los migrantes deben sujetarse a las leyes del país que visitan o por el que transitan.

Para esos son las leyes; imagínese ingresando al cualquier país –no diga Estados Unidos-, sin papeles, sin respetar la normas internas del territorio en cuestión. ¿Seríamos llamados ilegales, indocumentados o “pasajeros del mundo en tránsito’’?

La presumida ley tiene que pasar por el filtro de la Cámara de Diputados antes de ser enviada al Ejecutivo para su publicación en el Diario Oficial.

A ver si en San Lázaro no se apanican también.

El gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, devolvió cheques por poco más de 11 millones de pesos a 7,500 poblanos que pagaron su tenencia vehicular antes del 14 de febrero.

Esta fue la manera que encontró el gobernador de cumplir su promesa de campaña de erradicar el pago de tenencia en la entidad.

Grupo Salinasanunció que, por ser una asunto de Estado, convocará a todos los actores de la industria de las telecomunicaciones, a las autoridades y a todos los actores relevantes del Estado, para abrir de inmediato un debate público y un frente común para revisar y solucionar a fondo el asunto de la interconexión, que afecta a los usuarios de telefonía celular que suman más 88 millones.

No hay comentarios.: