febrero 03, 2011

La BBC y nuestra “comida de mierda”

Ciro Gómez Leyva
gomezleyva@milenio.com
La historia en breve
Milenio

Para dejar claro que lo transmitido el domingo no fue un desliz, James May, uno de los tres conductores del programa de televisión Top Gear, de la BBC, puso ayer en su cuenta de Twitter: “No puedo creer todos estos tweets mexicanos. Aparte de Speedy González no han dado nada al mundo, aparte de su comida de mierda y su olor corporal”.

Me aparto de la discusión sobre el grado de desprecio y racismo en la emisión de Top Gear, y me tiene sin cuidado la forma y fondo de la carta de protesta del embajador mexicano en Inglaterra, Eduardo Medina Mora. Defendemos la libertad de creación, de expresión, o no. Si la defendemos, asumamos que Top Gear tiene derecho a poner en el aire lo que quiera. Allá sus televidentes, su mercado, si lo sanciona o premia.

Lo que me ha llamado la atención es ver, una vez más, cómo se caen los viejos mitos. Por décadas, la BBC ha sido para ciertas élites mexicanas el modelo a seguir, la televisión a admirar. No ha sido exactamente mi opinión. Medio en broma, pero medio en serio, repetíamos en los meses previos al lanzamiento de MILENIO Televisión que queríamos un canal que vibrara más como MTV que como la BBC, que tuviera un ritmo más como el de NFL Network que como el tedioso de la BBC.

Top Gear del domingo nos enseñó que la BBC también está en la lucha por el rating. Y que para alcanzarlo no tiene pudor en recurrir a la baja comicidad. Por ejemplo, las flatulencias de los mexicanos.

Y pensar que aquí muchos adoradores de la BBC culparon a El privilegio de mandar de parte de lo que pasó en 2006. Allá ellos y sus mitos, que con su “comida de mierda” se los merienden.

No hay comentarios.: