febrero 03, 2011

Legislar vs. tránsfugas

Francisco Garfias (@panchogarfias)
www.elarsenal.net
Arsenal
Excélsior

Como antídoto contra las coaliciones, los priistas empiezan a acariciar la idea de legislar para impedir el trapecismo de sus militantes.

En la búsqueda del antídoto contra las peligrosas coaliciones, los priistas empiezan a acariciar la idea de legislar para impedir el trapecismo de sus militantes.

Una de las propuestas sería la de exigir que los candidatos tránsfugas tengan mínimo un año de haberse separado de cualquier partido, antes de que otra agrupación política pueda postularlos a un cargo de elección popular.

“Tenemos mayoría para hacerlo”, presume el senador Carlos Jiménez Macías, aunque parece olvidar que en la Cámara alta no les alcanzan los números para sacar adelante una iniciativa semejante. Tendrían que consensuarlo con las bancadas del PAN o el PRD en el Senado.

Se ve difícil. Azules y amarillos tienen claro que requieren seguir juntos para competir electoralmente con la máquina tricolor, no sólo en el Estado de México, gobernado por Enrique Peña Nieto, puntero en las preferencias, sino para abonar el terreno hacia 2012.

Otra idea que se abre camino entre priistas tiene que ver con la revisión de “modelos de decisión cupulares” que han provocado no pocas deserciones, que posteriormente son capitalizadas por los rivales de siempre. Es el caso de Malova en Sinaloa y Ángel Aguirre en Guerrero.

El primero resistió el dedazo del gobernador Jesús Aguilar Padilla en favor de Jesús Vizcarra; el segundo fue víctima de una imposición cupular —Manlio y Beatriz— que se inclinó por el entonces alcalde de Acapulco, Manuel Añorve.

Otros dos ex priistas también los derrotaron en los últimos seis meses. El oaxaqueño Gabino Cué, muy vinculado al grupo del secretario de Gobernación de Ernesto Zedillo, Diódoro Carrasco; y Rafael Moreno Valle, del grupo de la ex priista Elba Ester Gordillo.

Por fin llegó al Senado la propuesta del Ejecutivo con la terna de candidatos a entrar en ese faraónico mundo que es la Corte. El elegido ganará muy buen salario, aunque no más que el Presidente de la República y sí menos que la mayoría de los ministros. Ley de Salarios Máximos obliga.

Entrará con una misión que lo “empoderará”. Está llamado a romper la cadena de empates que se han producido en asuntos importantes, a falta del suplente del ministro José de Jesús Gudiño, fallecido el pasado mes de septiembre.

Uno de los 23 empates se produjo en el pleno. Tiene que ver con el amparo de un grupo de intelectuales que se oponen a la reforma que impide a los particulares contratar propaganda electoral en radio y televisión. Otros 22 se registraron en la Primera Sala. Están relacionados con violación equiparada, detenciones en retenes militares, sentencias dictadas por tribunales extranjeros…

La terna la integran Jorge Higuera Corona, Jorge Mario Pardo y Alberto Pérez Dayán. Todos son magistrados de carrera. “No veo tintes, de ningún tipo, que pudieran empantanar nuevamente la elección. Tenemos 30 días para elegirlo. Espero que no sea necesario agotarlos”, nos dijo anoche José González Morfín, jefe de la bancada del PAN en el Senado.

El diputado del PT Gerardo Fernández tiene planeado armar hoy un noroñazo en la Cámara de Diputados, para protestar contra la decisión del presidente de la Mesa Directiva, el priista Jorge Carlos Ramírez Marín, de aplicar, ya, el nuevo reglamento interno “autoritario”.

Este reglamento impide a los legisladores manifestar sus inconformidades con pancartas, mantas, carteles, tomas de tribuna o cualquier otra expresión que perturbe el trabajo parlamentario. Incluye sanciones a quienes lo violen.

Noroña alega que el reglamento tiene aún 90 reservas (son 89) y que, el compromiso de los diputados es aplicarlo, en su totalidad, hasta el primero de septiembre próximo, una vez resueltas las reservas. “Lo que acordamos resolver, a partir del primero de enero, es el rezago legislativo”, asegura.

El diputado del PRI, Jesús Rodríguez, presidente de la Comisión de Reglamentos y Prácticas Parlamentarias, no está de acuerdo con Noroña. Jura que no hay nada que impida que el reglamento se aplique en su totalidad. “Es una inconformidad respecto a la disciplina. Las 89 reservas tienen que ver con eso”, puntualiza.

No hay comentarios.: