febrero 24, 2011

¿Qué alianza pesa más?

Joaquín López-Dóriga (@lopezdoriga1)
lopezdoriga@milenio.com
En privado
Milenio

La verdad no es sospechosa, el engaño
y el infundio sí.
Florestán

Estando de acuerdo en que la alianza PAN-PRD ha sido la herramienta más eficaz para vencer al PRI, en el Estado de México se está presentando la excepción que confirma la regla al agregarse un factor que no han podido despejar: López Obrador.

Sin él, los dirigentes del PRD y del PAN no tendrían problema alguno para consolidar una alianza competitiva en la que, como en otros casos, podrían haber subido al PT y a Convergencia, que sin AMLO carecen de peso electoral.

Pero éste ha sido el obstáculo para una gran alianza derecha-izquierda en el Estado de México que dé batalla al candidato del PRI en las elecciones de julio y construyan una plataforma para las presidenciales de 2012.

López Obrador no sólo ha impedido las alianzas PRD-PAN, sino que ha logrado que de formalizarse esa coalición, el PRD no vaya completo y carezca del peso que le daría ir en bloque.

Ante esta situación la pregunta que deberían hacerse es ¿qué tiene mayor peso electoral en el Estado de México: una alianza PAN-PRD disminuida o una alianza de todo PRD-PT-Convergencia y el movimiento de López Obrador?

Entiendo que pregunté cómo le iría mejor al partido y va tanto para Ortega como para López Obrador, quienes han antepuesto sus proyectos personales al destino del partido y hasta a un resultado electoral.

El ex candidato presidencial juega con dos mazos diferentes: en el Estado de México con un ring de tres esquinas, los candidatos del PRI, del PRD-PAN y el suyo, cuando su estrategia para la elección presidencial es un mano a mano entre la izquierda, él, y la derecha, el PRI; entre los buenos, él, y los malos, el PRI; entre el bien, él; y el mal, el PRI; entre los liberales, él, y los conservadores, el PRI.

Ya no es un asunto de partido. Es un movimiento, él, contra la mafia en el poder, el PRI.

Del proceso de 2012 ha excluido al PAN, como lo hizo al principio de 2006 con su candidato, error que luego le cobrarían.

En fin, tanto Ortega como López Obrador deberían pensar más en el PRD y mucho menos en ellos y en su futuro inmediato.

Pero sé que es pedirles demasiado, y en las urnas lo pagarán.

Retales

1. CEREBROS. El gobernador de Baja California, José Guadalupe Osuna Millán, tiene una cauda de mil 115 asesores que cobran anualmente 428 millones de pesos. Eso es invertir en cerebros;

2. PINCHAZO. En la Casa Blanca se filtró la noticia del encuentro Calderón-Obama, adelantándose al anuncio de la captura del asesino del agente de ICE y al comunicado de Los Pinos sobre el encuentro del jueves en Washington; y

3. CANDIDATO. Pues dirán misa, pero Marcelo Ebrard mantiene a Mario Delgado como su preferido para la candidatura del PRD al Gobierno del Distrito Federal. Ya lo demás está en manos de Mario, que habrá de hilar muy delgado.

Nos vemos mañana, pero en privado.

No hay comentarios.: