febrero 20, 2011

Surge el campo forense para el ADN

Luis González de Alba
Se descubrió que...
Milenio

El Parlamento holandés adoptó una ley en 2003 para regular el empleo del ADN y predecir las características físicas de un sospechoso”. El genotipo permite asegurar algunos rasgos del fenotipo o aspecto físico de la persona. Pero el asunto ya comienza a mostrar dificultades éticas.

“Un año después de que una joven de 16 años fuera brutalmente violada y asesinada en Holanda en 1999, el genetista forense Peter de Knijff quebrantó la ley también: a solicitud de la policía examinó el semen del asesino para determinar su linaje (ancestry) geográfico.” La policía no localizó al asesino, pero los resultados sirvieron para reducir la tensión racial y social pues cerca de donde ocurrió el crimen habitan asilados kurdos, irakíes y afganos, hacia quienes apuntaban las sospechas. Los de casa siempre están dispuestos a creer que un crimen lo cometió un extraño. Las golpizas a mujeres policías y a negociadores en Oaxaca las cometieron indudables infiltrados. Los maestros fueron capaces de incendiar edificios hace cinco años, pero no de atacar hace días una barrera policiaca. Eso dice el nuevo gobernador.

El análisis hecho por De Knijff al semen del criminal demostró que tenía ADN propio del noroeste de Europa (Holanda, Gran Bretaña). Los ánimos anti inmigrantes se calmaron. Y con todo, no se ha legislado para admitir esas pruebas. “Países como Bélgica y Alemania, o los estados de Indiana, Rhode Island y Wyoming en EU prohíben explícitamente esa práctica”, dice Bert-Jaap Koops, experto en ese campo.

¿Cuáles son los problemas éticos que plantean los opositores al examen de ADN? Pamela Sankar (con seguros ancestros en la India) previene que, a diferencia de las huellas digitales, el análisis del ADN da resultados probabilísticos y por eso mismo se presta a que se empleen contra minorías, aunque ya vimos cómo en el caso holandés ocurrió exactamente los contrario.

Hay otros dilemas éticos: por ejemplo, saber que el criminal buscado es hemofílico o diabético puede ayudar a atraparlo. Pero la nueva ley holandesa prohíbe explícitamente buscar genes relacionados con enfermedades porque eso “viola la privacía del sospechoso y ‘el derecho a no saber’, básico en ética de la medicina.” Admite únicamente emplear “rasgos visibles”

Koops arguye que esas limitaciones de la ley son sobreprotectoras. Christopher Phillips, de la Universidad de Santiago de Compostela, España, objeta que la distinción entre rasgos visibles y enfermedades no siempre puede sostenerse. Una mutación del gen MC1R puede producir piel clara con incremento del riesgo de melanoma. La correlación entre muestras de piel (por ejemplo encontrada en las uñas de la víctima) y los análisis del sospechoso no permite definir con precisión cuándo se está invadiendo “lo no visible” de una persona.

Quizá un exceso de reserva nos impida contar con un instrumento forense que, aun sin la certeza de una huella dactilar, dé pistas a la investigación.

Nota de Martin Enserik: www.sciencemag.org/content/331/6019/838.full

Por lo pronto, los análisis de ADN efectuados en el mundo entero por el Genographic Project han localizado mutaciones clave en el genoma que permiten conocer la ruta por la que salió de África todo ser humano hoy vivo, o las rutas que poblaron África.

Quedan pocas dudas: dimos el salto a humanos en el este de África hace unos 200 mil años. Como la ciencia se autoevalúa constantemente, ahora enfrenta el descubrimiento de restos en el Oriente Medio que, de ser humanos, nos duplican la edad. Pero los estudios de nuestro ADN sugieren que todos los humanos hoy vivos procedemos de un pequeño grupo africano que comenzó a extenderse por el planeta hace 80 o 60 mil años y quizá extinguió oleadas previas. Unos cruzaron el Mar Rojo hacia la península arábiga, a pie porque los niveles marinos eran muy bajos debido a la retención de agua en los glaciares que cubrían buena parte del hemisferio norte con un grosor de varios kilómetros.

Otros grupos humanos tomaron rumbo al sur y oeste y dieron origen a los africanos subsaharianos de hoy. Otros más siguieron el curso del Nilo, pasaron por el Sinaí a Mesopotamia y de allí tomaron diversos rumbos. ¿Usted por dónde llegó hasta aquí? National Geographic e IBM le ofrecen la oportunidad de saberlo y cooperar con unos pocos dólares al levantamiento global que analiza el ADN para determinar las rutas de la travesía humana.

“El Proyecto Genográfico busca registrar un nuevo conocimiento sobre la historia migratoria de la especie humana usando un avanzado análisis de laboratorio y computadora del ADN al cual contribuyen cientos de miles de personas de todo el mundo. En este esfuerzo de investigación en tiempo real y sin precedentes, el Proyecto Genográfico cierra brechas de lo que la ciencia conoce actualmente sobre las historias de las migraciones antiguas de la humanidad.” Abra:

https://genographic.nationalgeographic.com/genographic/lan/es/journey.ht...


Maravillas y misterios de la física cuántica (Cal y Arena, 2011).

No hay comentarios.: