marzo 22, 2011

La enorme importancia de las (pequeñas) diferencias

Román Revueltas Retes
revueltas@mac.com
Interludio
Milenio

Recibo dentelladas de lectores rabiosos que comparan a Felipe Calderón con… Gadafi. Les ha bastado comprobar ese ánimo celebratorio mío, desatado por la intervención de las fuerzas aliadas en Libia, para hacerme ver, primeramente, que si tan humanitarios son los gobiernos que bombardean las posiciones del sátrapa, pues entonces deberían meterse también en Yemen, en Gaza, en Sudán y en no sé cuántos otros países. Pues sí. Pero no se puede estar haciendo justicia todo el tiempo y en todas partes. No alcanza la plata ni la gente.

Segundamente, braman que en México han muerto 30 mil personas en este sexenio. Tengo entendido, sin embargo, que no fue Calderón quien las mató. Fueron masacradas y torturadas y descuartizadas por los sicarios de las diferentes organizaciones criminales. Una cosa es asesinar y perseguir a los opositores y otra muy diferente, creo yo, es lanzar una ofensiva para combatir a unas mafias que amenazan la integridad del Estado aunque, desafortunadamente, también mueran personas.

Terceramente, cuando se les hace ver a estos desaforados fustigadores que Gadafi y sus familiares se han enriquecido de una manera escandalosa, entonces aparece el nombre de… Carlos Slim. Sí, como el hombre es muy rico pues tan sencillo como meterlo en el mismo saco que un dictador cleptómano, fantoche, lunático y sanguinario.

No poder ver las diferencias entre una situación y la otra es abrirle la puerta peligrosamente a los totalitarismos: cuando sea el momento de lanzar las calificaciones morales que merecen los déspotas de verdad, las palabras estarán absolutamente devaluadas y no quedarán adjetivos. Si Calderón es “fascista”, entonces, ¿qué se puede decir de Mussolini? ¿Qué término habremos de utilizar cuando se instaure un régimen con un dictador inamovible que prohíba la publicación de este periódico y de todos los demás, que encarcele, digamos, al Peje y a Jorge Castañeda (los dos han criticado abiertamente al actual gobierno) y que termine con los partidos políticos? Ustedes díganme.

No hay comentarios.: