marzo 15, 2011

Tenemos que construir centrales nucleares

Román Revueltas Retes
revueltas@mac.com
Interludio
Milenio

Casi toda la electricidad que consume Francia es producida por centrales nucleares. Los ambientalistas trasnochados —esos mismos que se oponen a los cultivos modificados genéticamente sin advertir que los humanos y las demás cosas vivas, las plantas y las diferentes especies del reino animal, hemos sido irremediablemente trasformados, una y mil veces, a lo largo de un proceso llamado evolución (dicho en otras palabras, evolucionar es modificarse genéticamente)— se oponen cerrilmente a la energía producida por el átomo. Existe el problema de los desechos radioactivos, desde luego. Pero esos desperdicios se almacenan y sanseacabó. No hay contaminación del medio ambiente.

Supongo que ciertas plantas atómicas del Japón no estaban construidas para resistir seísmos de casi 9 grados en las escala de Richter. Un terremoto de esta magnitud es inimaginable y prácticamente impredecible. Pero tan gigantesca catástrofe no debiera poner en tela de juicio la utilización de la energía atómica. Estamos hablando de un proceso limpio y fundamentalmente seguro por más que el accidente de Chernóbil, ocurrido en un país cuyos estándares de control no han sido nunca tan estrictos como los que se mantienen en Occidente, pueda inquietar a mucha gente. El coche eléctrico es seguramente un medio de transporte muy amigable con el medio ambiente pero si la electricidad que consumen sus baterías es producida en una central que funciona con combustibles fósiles, carbón o petróleo, entonces no hay ganancia alguna en lo que se refiere a la prevención del efecto invernadero (por cierto, resulta que la mera fabricación de esos coches implica, muchas veces, un gran gasto de energía y de materias primas y esto implica un daño ambiental superior al de la producción de autos convencionales; así de complicado es el asunto de la ecología).

México debería construir aceleradamente nuevas centrales nucleares y producir, de tal manera, energía limpia. Y, de paso, evitar la futura importación de un petróleo que se nos está acabando.

No hay comentarios.: