mayo 03, 2011

Pueblos Mágicos

Juan Manuel Asai
jasaicamacho@yahoo.com
Códice
La Crónica de Hoy

Uno de los programas más entrañables de la Secretaría de Turismo es el de los Pueblos Mágicos, por medio del cual se hace un reconocimiento a las comunidades que han sabido preservar, a lo largo del tiempo, su patrimonio cultural en condiciones óptimas. Son lugares del país que incluso antes de recibir el título de Pueblos Mágicos ya tenían un lugar especial en el imaginario colectivo. Con la acreditación reciben respaldo de la Sectur para potenciar su valor como destinos turísticos, para bien de las comunidades que los habitan y para que sean detonadores de la economía local y regional. No es un nombramiento permanente, sino que tiene que refrendarse; lo que quiere decir que al aceptar el nombramiento también se asume un compromiso: extremar los cuidados.

La semana pasada dos localidades se sumaron a la selecta lista de Pueblos Mágicos, que llegó a 40. La primera de ellas fue Zacatlán de las Manzanas, enclavado en la Sierra Norte del estado de Puebla. Al entregar el documento que avala el nombramiento, la maestra Gloria Guevara dijo que era una forma de reconocer la riqueza natural, arquitectónica, cultural y gastronómica de Zacatlán. Al mismo tiempo recordó que quedó establecido para las autoridades federales, estatales, municipales y para la comunidad el compromiso de preservar ese patrimonio y sacar todo el provecho posible de la promoción que recibirá el nuevo Pueblo Mágico, como su inclusión en las guías de turismo de mayor impacto y la producción de programas para cadenas de la talla del Discovery Channel.

El gobernador Moreno Valle, consciente del impacto positivo del nombramiento de Zacatlán como Pueblo Mágico, organizó un evento muy lucidor en el que echó la casa por la venta. Dijo algo que explica esfuerzo: “el turismo es la clave para el desarrollo social”. Se espera que la capacidad hotelera de Zacatlán se incremente 60 por ciento en los próximos tres años, con una derrama superior a los 110 millones de pesos.

La segunda comunidad cuya magia cultural se reconoció la semana pasada fue Teúl de González Ortega, en Zacatecas. Se trata de un pueblo que había estado, hasta ahora, fuera del radar turístico. Es un sitio pródigo en historias y tradiciones, con tesoros arqueológicos, coloniales, de la época juarista y vocación para el turismo de aventura, ubicado en el extremo sur del estado. En Zacatecas también Jerez es considerado Pueblo Mágico. El nuevo gobernador del estado, Miguel Alonso Reyes, está decidido a desarrollar el potencial turístico de la entidad como una alternativa concreta para, destacó, “abatir el rezago social de la población”.

Apuntados.- Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno del DF, y Mario López Valdez, gobernador de Sinaloa, quieren ser anfitriones del Tianguis Turístico. Ambos instruyeron a sus respectivos secretarios del ramo para que preparen un proyecto ejecutivo que logre convencer a los integrantes del comité que decidirá el nombre de la plaza para la edición 2012 del controvertido tianguis. Aunque cuando se anunció la decisión de sacar al evento de Acapulco, el DF dio un paso al lado, pues no querían lastimar la relación entre Ebrard y el gobernador Ángel Aguirre, ambos del mismo grupo político, al parecer ya lo pensaron mejor y están dispuestos a participar en el proceso de selección, esto a pesar de que la capital ya tiene un evento turístico relevante en su agenda. Los chilangos, golosos, quieren dobletear. El DF es un destino turístico de primer nivel. Durante las vacaciones de Semana Santa visitaron la ciudad más 8.2 millones de personas.

Malova, por su parte, propone a Mazatlán como sede, para la cual ya comenzó una movilización con la comunidad empresarial del puerto. Se trata de una opción sólida. Por cierto, la bellísima esposa desesperada, Eva Longoria, será parte del esfuerzo promocional. No podemos perder de vista que León, la pujante ciudad guanajuatense, también alzó la mano. La localidad tiene experiencia e infraestructura para organizar eventos mayores, y puede presumir de aceptables niveles de seguridad, pero su vocación turística es endeble. Desde el principio, se habló de la opción de Monterrey, pero la Sultana del Norte padece también, como Acapulco, severos problemas de seguridad pública, como lo demuestran los bloqueos de calles y avenidas que organiza el crimen organizado cada vez que se le antoja.

No hay comentarios.: