junio 26, 2011

El Moreirato y el escandaloso caso de Cháires Yáñez

Javier Corral Jurado (@Javier_Corral)
Diputado Federal del PAN

Frente a una conducta cerril y autoritaria, como la que ha caracterizado el desempeño político y gubernamental del profesor Humberto Moreira, gobernador con licencia de Coahuila, no era improbable que estuviera detrás una historia de deshonestidad personal y simulación política como la que se ha dado a conocer en los últimos días y que ha sido descrita con toda claridad en un breve documental que está siendo muy visto en YouTube, bajo el título “Humberto y Rubén Moreira, el rostro oculto de la corrupción”.

La denuncia penal presentada por los senadores panistas Federico Doring y Rubén Camarillo ante la PGR sobre el enriquecimiento inexplicable de varios de sus cercanos colaboradores, parientes y amigos, es en realidad un escándaloso caso de corrupción que salpica directamente al presidente nacional del PRI y que, apenas la punta del iceberg sobre la información que se tiene, coloca a ese partido y a su dirigente en una vulnerabilidad absoluta, ni más ni menos, a punto de iniciarse formalmente el proceso electoral federal.

No hay duda que los elementos de la investigación llevada a cabo de manera secreta durante varios meses, colocarán de manera ineludible el desvío de recursos públicos del gobierno de Coahuila, que fueron a parar a los bolsillos de modestos colaboradores y parientes que hasta hace poco tiempo no registraban las fortunas que ahora poseen, pues literalmente de la noche a la mañana se hicieron personas multimillonarias, durante la administración de Moreira.

En realidad es un caso bien armado que nos permite conocer el modus operandi de la figura y fenómeno de los “prestanombres”.

El principal de ellos es Vicente Chaires Yáñez que hasta hace unos días se desempeñaba como coordinador administrativo de la Presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PRI. Dotado de amplias facultades en este puesto pues desde su cargo se conducía con plena autonomía y prácticamente sin límites en los gastos, pues la oficina de la presidencia del PRI maneja un fondo revolvente. Tiene chequera y una cuenta especial; un fondo para los gastos que ordene directamente el presidente y esas peticiones no pasan por la Secretaría de Finanzas. También tiene acceso a un fondo que le permite pagar viáticos, prestaciones y servicios de la oficina de Humberto Moreira. Además, puede solicitar la renta de aviones, cuyos gastos son posteriormente cubiertos por la Secretaría de Finanzas.

Cháires es un joven de 34 años que, mientras Moreira fue gobernador, también le administraba las chequeras estatales pues de 2007 a 2010 fungió como director de Administración y Secretario de Operación y Administración del Gobierno de Coahuila.

En poco tiempo, Cháires se convirtió en un próspero empresario inmobiliario y de medios de comunicación, exactamente a la par que desarrollaba su cargo de funcionario público. Este personaje, junto con su concuño, de nombre Arnoldo Rivas Durón y un abogado de nombre Rubén Flores Jr. constituyeron una serie de empresas en la ciudad de San Antonio, Texas, de manera tan burda en sus formas como inexplicable en el origen de los recursos ya que evidentemente el sueldo que devengaba no le daba para invertir las cantidades que fueron depositadas en dichas empresas, aunado a que en varias de éstas aparece personalmente como socio.

En el negocio de los medios de comunicación, Chaires es una de las biografías más suertudas y exitosas de los últimos tiempos, sin que se le pueda acreditar relación o vocación alguna en este sector: hoy es uno de los tres accionistas del Grupo Super Medios de Coahuila S.A. de C.V., propietario de las concesiones de las radiodifusoras XESJ-AM, de Saltillo, XHRE-FM y XHSL-FM de Piedras Negras y la estación Ke Buena, 100.7 en la ciudad de Acuña.

Como consta dentro de diversos acuerdos u oficios emitidos por la Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL), se advierte que dicha empresa obtuvo mediante cesión a título gratuito (un auténtico caso de generosidad para quienes recelan tanto a la industria de la radio y la TV) por parte de la empresa Televisora Nacional, la concesión del canal 22, XHPNW-TV, canal que anteriormente era administrado y operado por RCG Televisión.

Dentro del oficio CFT/D01/STP/963/2010, fechado en el mes de marzo de 2010 emitido por la COFETEL, se señalan los antecedentes del cambio de titularidad de la concesión que el 4 y 26 de enero de 2009 el representante legal de la empresa Televisora Nacional, S.A. de C.V. solicitó la autorización y complementó la documentación para ceder de manera gratuita los derechos del título de concesión de la señal de televisión en comento, a favor de la empresa Super Medios de Coahuila, de la cual Cháires Yáñez es socio.

Junto con Vicente Cháires Yáñez aparecen como socios de dicha sociedad Hugo Martínez González, actual Diputado Federal por el PRI en el estado de Coahuila, ex alcalde de Múzquiz, Coahuila, ex diputado local, así como de igual forma ex secretario de Desarrollo Social y de Obras Públicas en el Gobierno de Humberto Moreira Valdés. De igual forma, aparece un tercer socio, de nombre David Óscar García Castillo.
En el mismo lapso de funcionario público, pero esto con fecha 23 de mayo de 2007 (inicios de la administración de Humberto Moreira) Vicente Cháires constituyó en la ciudad de San Antonio, Texas, a través del abogado radicado en esa ciudad, Rubén Flores Jr. la empresa denominada Vicap Global Investments LLC, empresa de la cual el joven Chaires funge como presidente.

Fue a través de ésta empresa, que meses después adquirió un propiedad ubicada en 107 Champions MI en San Antonio, Texas cuyo valor aproximado en el mercado lo es de $860,000.00 USD, propiedad que fuera adquirido por la empresa de Chaires a la empresa denominada Saltex Investments, LLC, empresas propiedad del magnate de medios de comunicación en el estado de Coahuila, Roberto Casimiro González Treviño.

Dicha propiedad posteriormente fue vendida por Vicap Global Investments LLC a Raúl González Treviño, hermano del dueño original de dicha propiedad.

De igual forma, Vicente Chaires Yañes, aparece como socio de la empresa Transnational Construction & Real Estate Co., LLC, empresa en la que de igual forma, este personaje funge como presidente o Director general de la misma y, de nueva cuenta, aparece la figura del abogado Rubén Flores como agente de la misma, pues al igual que en Vicap Global Investments, aparece registrado el domicilio del despacho de dicho abogado como el domicilio de ambas empresas.

Dentro de la investigación salta a la luz una tercera empresa, denominada Procon Marketing, LLC, empresa que, de igual forma, aparece con el domicilio del despacho del abogado Flores, quien de nueva cuenta facilitó el domicilio de su despacho para que el mismo fuera utilizado como domicilio por la citada empresa.

De ahí que los legisladores panistas hayan decidido presentar la denuncia penal por enriquecimiento inexplicable y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Los cargos que Chaires ha ocupado en su trayectoria profesional son de tercer y segundo nivel en la administración pública; pero sólo su patrimonio, sin contar a los demás señalados, se estima en 120 millones de pesos.

Se trata del hombre de mayor confianza del presidente nacional del PRI, lo que obligaría a una respuesta de éste, pero ha preferido guardar silencio y evitar encuentros con los medios de comunicación. Ese por supuesto no es su estilo, caracterizado por la bravuconería, desde la cual ha pretendido dar lecciones de economía, democracia y ética al panismo del país y a los secretarios del gabinete del Presidente de la República.

Apenas se inauguró en el cargo de Presidente del PRI arremetió contra los secretarios de Gobernación, Educación Pública, y de Desarrollo Social, para los que mencionó: “me los estoy llevando al baile”. Y el 5 de enero en una reunión con organizaciones afines al PRI, parafraseó al presidente Vicente Fox, al mencionar: “vamos a sacar a todas las víboras prietas, a las tepocatas y las alimañas” de los Pinos. Ahora sabemos que ese desplante de supuesta limpieza, no tiene sustento en ninguna fuerza moral, sino por el contrario es muy probable que él mismo sea una especie de las que describió.

Moreira inició su carrera profesional en 1985 como profesor de secundaria. Entre 1988 y 1994 fungió como mando medio en la Secretaría de Educación Pública en diversos encargos. El profesor Moreira ha sido hijo predilecto de Elba Esther Gordillo, a quien lo ha apadrinado como a sus hermanos Rubén y Carlos en sus respectivas carreras políticas, baste decir que el dirigente estatal en Coahuila del Partido Nueva Alianza es nada menos que Carlos Moreira. Rubén es ahora el candidato a suceder a su hermano en la Gubernatura mediante una de las maniobras de herencia política más cuestionables, no sólo desde el nepostismo, sino desde un cacicazgo que despliega un control y terror político de las peores épocas del PRI.

En 2008, envió al Congreso local una iniciativa que tenía como objetivo implementar la pena de muerte a los secuestradores que dieran muerte a sus víctimas. El Congreso de mayoría priísta aprobó la iniciativa e inició el procedimiento para poder solicitar al Congreso de la Unión la reforma al párrafo segundo del artículo 14 y adicionar un segundo párrafo al artículo 22 de la Constitución. Debido a que el Estado mexicano ha suscrito diversos Acuerdos y Tratados internacionales para abolir la pena de muerte, esta iniciativa fue rechazada y no se aplicó en Coahuila, quedando la pena de veinticinco a cincuenta años de prisión y multa, según marca el Código Penal de la entidad.

Con estas medidas se llegaría a pensar que el gobernador Moreira se lanzaría contra los secuestradores para abatir los índices de este delito en su estado. Sin embargo, el secuestro es uno de los flagelos que azotan con vehemencia a los coahuilenses.
Datos aportados por el Sistema Nacional de Seguridad Pública muestran que Coahuila se encuentra marcado como un foco rojo en materia de secuestro debido al crecimiento exponencial que se ha dado en la entidad de este ilícito. De enero a agosto del año pasado se denunciaron 66 secuestros, cuando en años anteriores la cifra no rebasaba los 10. De igual manera, es preocupante que hasta octubre de 2010, sólo se había aplicado 17% del presupuesto dedicado a seguridad pública.

Muestra de su propensión a la intolerancia son sus declaraciones en contra de la Reforma Electoral de 2007, cuando declaró que esta modificación “atenta en contra del federalismo”, al grado de dar “facultades plenipotenciarias” al Instituto Federal Electoral (IFE) para que sancione los comicios en estados y municipios. Nada más alejado de la realidad. Tan errado fue su entendimiento que, a la postre, 31 estados aprobarían las modificaciones, y sólo Coahuila se negó a signar esta propuesta. Moreira no tuvo empacho en decir que “sus” diputados atenderían su criterio.

Y es quizá éste último hecho el que explique por qué las televisoras han mantenido oculta para sus audiencias la información sobre este caso que pone en evidencia una cínica red de corrupción.

No hay comentarios.: