noviembre 23, 2011

AMLO quiere el dinero de nuestra Afore

Carlos Mota
motacarlos100@gmail.com
Cubículo Estratégico
Milenio

Juzgue cada quien. La coalición PRD, PT y Movimiento Ciudadano, de Andrés Manuel López Obrador, acaba de proponer en su plan de gobierno que el Estado tome el control de la mitad del dinero que estamos todos ahorrando en nuestra Afore. La mitad completa, toda, para el gobierno. ¿Para qué la quiere? Para invertir en infraestructura energética, señala el documento registrado ante el IFE.

En la actualidad el dinero de nuestra Afore, es decir, el de nuestro retiro, es administrado por empresas privadas que se ciñen a estándares de inversión sumamente estrictos. Tienen comités y sus decisiones de inversión operan con límites. Por ejemplo, la Afore número 5 (de los trabajadores de 26 años) cuenta con más holgura para invertir en instrumentos de renta variable, y con ello tratar de ganar más rendimiento. Por el contrario, la Afore número uno (de las personas de mayor edad), invierte bajo parámetros de menor riesgo.

Las Afore han hecho un muy buen trabajo de administración de nuestro ahorro. Alrededor de 60 por ciento del dinero se destina a comprar instrumentos financieros emitidos por el gobierno; es decir, nuestro ahorro ya está financiando las necesidades de flujo del gobierno. Lo hace bajo parámetros internacionales y con procesos estándares. En otras palabras: nosotros compramos bonos del gobierno mexicano a través de nuestra Afore, tal como lo hace algún extranjero al que le apetece el mismo bono.

El proyecto de AMLO dice: “De esta manera un 50% de los fondos continuarán en las Afores y el otro 50% restante los manejará el Estado, bajo la figura jurídica más conveniente para proteger a los pensionados. Uno de los objetivos de esta reforma sería liberar recursos para la inversión en infraestructura del sector energético”.

A la fecha hay un billón 600 mil millones de pesos acumulados en dinero de los trabajadores mexicanos en las Afore. AMLO quiere la mitad, por ley, a disposición de su posible gobierno. En lugar de cobrar más impuestos, aumentar la base gravable, o invitar a inversionistas a invertir en energía, desea que los ciudadanos financiemos los negocios energéticos que decida emprender su gobierno. Y como la gente no le entiende a la Afore…

No hay comentarios.: