noviembre 22, 2011

Chapo Guzmán, ¡manifiéstate!

Juan Manuel Asai
jasaicamacho@yahoo.com
Códice
La Crónica de Hoy

Los aprendices de brujo se están quedando sin trucos. A pesar de su tamaño son peligros grandes para el país. Habló, claro, de Felipe y Alejandro. Están metidos en un problemón: de sus tres aspirantes no se hace uno con posibilidades reales de ganar. Hasta el odiado Peje ya les está pisando los talones y los rebasará en pocas semanas montado, ni la burla perdona, en la ola del amor. Ante la adversidad tomaron la decisión de juntarse con Cocoa, que por algo es la hermana mayor, y se pusieron de acuerdo en una peculiar estrategia electoral. Se dice que se reúnen en las noches en una cabaña allá por la San Miguel Chapultepec. Sentados en una mesa redonda, a la luz de las velas, se toman de las manos y después de unos ritos tarascos que han pasado de generación en generación, invocan a un personaje legendario, un peso pesado del concierto internacional que hasta la revista Forbes cita con frecuencia. Es un su as bajo la manga para ganar la elección federal del 2012: Joaquín Guzmán, conocido como El Chapo. El capo sinaloense puede hacer la diferencia entre que el partido al que pertenecen caiga hasta el tercer lugar de las preferencias electorales, o que obtenga un triunfo inesperado, ocasionado por el pasmo general de los ciudadanos ante la presencia del maligno, que ya no sólo se interesa en vender cocaína en Estados Unidos, sino en decidir quién se sienta en la Silla del Águila.

“Chapo, si estás ahí, manifiéstate”, dicen a coro los tres. Nada más de imaginarlo se pone la piel chinita. Hasta el momento no han recibido respuesta, pero tienen confianza en que de un momento a otro Joaquín responderá. Dejará su guarida en Guanaceví y acudirá en su auxilio. ¿Qué quieren de él? Se perciben dos opciones: pueden usarlo para espantar, para que el miedo impere el primer domingo de julio del año que entra. La segunda opción es decir que El Chapo y otros ogros de su calaña son socios del partido que se perfila para ganar esa contienda, de manera que la gente le dé la espalda y resuelva extender una nueva oportunidad, la tercera en fila, al candidato blanquiazul.

La mecánica de pensamiento es la misma que tan buenos resultados dio en el 2006. Crear un “peligro para México”. Todos recordamos que esa jugarreta les salió de maravilla. Mucha gente pensaba que ganando López Obrador lo que seguía era la implantación en el país de un régimen bolchevique, plagado de camaradas, y que tendríamos que compartir casa, habitaciones y baños con los vecinos pobres. Ahora, dadas las circunstancias, el peligro para México que nadie pondrá en duda es el crimen organizado. Después de cinco años de noticias malas y cincuenta mil muertos el espantajo del crimen organizado, es absolutamente funcional. Ya no habrá bolcheviques nacos que horroricen a los clasemedieros, sino sicarios desalmados que espanten a todos. La única opción posible de salvarnos de su amenaza, ya lo adivinó usted, es votando por el partido de Felipe, pues aunque no parezca, pues no dan la pinta de ser héroes de acción, sólo Alejandro y tal vez Josefina o Ernesto son los únicos que pueden con el paquete, por su conocida fiereza. Nomás de verlos los sicarios se espantan.

En la elección intermedia, la del 2009, el valiente, según la propaganda oficial, fue Felipe. Les fue fatal. Se pensó en algún momento cambiar de tema, pero la realidad se impuso. Ni modo que recurran al combate a la pobreza o a la generación de empleos. De eso mejor ni hablar, no vaya a ser que la gente se dé cuenta que estamos peor que cuando estábamos mal. Por eso la única sopa del menú es la del crimen organizado y por ahí se irán, aunque tengan que jubilar a San Judas para recurrir a Malverde.

Es esa la razón por la que esos tres, los hermanos y Alejandro, se juntan en las noches. Ese es el motivo por la que invocan a los capos, para que les echen una manita. Si de aquí a seis meses sólo hablamos del peligro del crimen organizado, tal vez El Chapo les haga el favor y se manifieste.

No hay comentarios.: