noviembre 12, 2011

Felipe Zamora: panista desde la cuna

Dulce Ramos (@WikiRamos)
Animal Político


Felipe Zamora traía el panismo en los genes. Creció con la política en casa y se afilió a Acción Nacional en cuanto cumplió los 18 años. El padre del Secretario de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, fallecido ayer en el desplome de un helicóptero oficial, era un pilar de Acción Nacional en Sinaloa: Esteban Zamora. Primer diputado federal de ese estado, electo en 1979.

Llevaba en el acento su origen culiacanense. Nació en la capital estatal el 23 de julio de 1970. A pesar de los años de radicar en la ciudad de México, se le notaba su origen en la manera de hablar.

Era abogado por la Escuela Libre de Derecho y estudió distintos posgrados en la UNAM y el Instituto Tecnológico Autónomo de México. Fue el 29 de julio de 2010 cuando el Presiente Felipe Calderón –amigo cercano– lo nombró subsecretario en Gobernación, en medio de la presión porque el Estado mexicano cumpliese la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, dictada en 2009 por el caso del ‘Campo algodonero’ de Ciudad Juárez. Ahí se encontraron ocho cuerpos de mujeres asesinadas en 2001.

Uno de los últimos actos públicos de Zamora Castro coincidió justamente con el contexto en el que asumió el cargo. El pasado lunes 7 de noviembre ofreció en Ciudad Juárez, Chihuahua la disculpa pública a la sociedad mexicana que estipulaba la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos por los feminicidios. El discurso del secretario se cruzó con los gritos y abucheos de los familiares de las víctimas.

“El estado mexicano es consciente del sufrimiento que causa a los familiares de las víctimas el hecho de que en su momento no se haya identificado a los responsables de los homicidios”, dijo en aquella ocasión, alzando la voz sobre los gritos de “¡justicia, justicia!”.

Dos días después se le vio por última vez en un acto público en Bucareli. El miércoles 9, a nombre del Gobierno Federal, respondió al Informe de la organización de Derechos Humanos Human Rights Watch que calificó el combate al crimen organizado como un fracaso.

“En México no estamos en guerra. El combate a la criminalidad que estamos realizando es, precisamente, para restablecer el Estado de Derecho”, dijo flanqueado por el subsecretario de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Juan Manuel Gómez Robledo.

La tarde de ayer, el Presidente Felipe Calderón lo recordó como un amigo entrañable.

“Ha fallecido también mi tocayo, Felipe Zamora (…) un joven y brillante abogado sinaloense de ideas y convicciones profundísimas y admirables, a quien conocí prácticamente desde que él era un niño en el PAN. Un luchador por la vida y los derechos humanos”.

“Soy un twittero reprimido”

A Zamora Castro le sobrevive su esposa Adriana Loaiza Garzón y sus hijos Alejandra, Ana María y Luis Felipe. Además de su gusto por el derecho, era amante de las redes sociales.

“Soy un twittero reprimido”, dijo a esta reportera en una charla informal el pasado mayo. Por su condición de servidor público, reconoció, no podía ‘tuitear’ con la frecuencia ni con la libertad que le hubiese gustado.

Pero no sólo era activo en redes como Twitter o Facebook. En los últimos años procuró alimentar con frecuencia un par de blogs: ‘El blog de Felipe de J. Zamora Castro’ y ‘Democracia y derecho para México’. En el primero hacía breves reflexiones sobre el estado del País, y en el segundo publicaba las versiones estenográficas de los actos públicos en los que participaba. La última, sobre el perdón ofrecido en Ciudad Juárez a nombre del Gobierno Federal.

El abogado sinaloense mostró también preocupación por su entorno fuera de la política. Meses antes de asumir en la Secretaría de Gobernación, y acompañado por un vecino de la delegación Álvaro Obregón, donde vivían, contactaron vía Twitter al Secretario de Obras y Servicios del DF, Fernando Aboitiz, para comunicarle la urgencia de reparar los baches en la zona. Zamora y su vecino, Miguel Ángel Carreón, entregaron a Aboitiz una lista con la ubicación y fotografías de una veintena de baches en calles de la demarcación como Universidad, Río Magdalena, Eje 10 sur y Calzada de los Leones.

La demanda tuvo éxito y además, se sumó el diputado local del PAJ, Fernando Rodríguez Doval. Los tres pidieron a la Delegación que se modernizara y usara Twitter como una herramienta para acercarse a los ciudadanos.

Como abogado, Zamora estaba especializado en asuntos fiscales, administrativos y constitucionales. Tuvo su propio despacho y entre 2002 y 2005 fue asesor de la Sección Instructora de la Cámara de Diputados. También en San Lázaro, entre 2005 y 2007 fue Director General de Asuntos Jurídicos.

Al terminar sus labores en la Cámara de Diputados, fue designado Coordinador de Asesores del Subsecretario de Control y Auditoría de la Gestión Pública en la Secretaría de la Función Pública. Posteriormente, entre 2008 y 2010, integró la Comisión Nacional de Elecciones del PAN; a la que se sumó como responsable de la Subcomisión de Asuntos Jurídicos.

No hay comentarios.: