noviembre 04, 2011

Grecia: crisis del neopopulismo

Carlos Ramírez
Indicador Político
El Financiero
www.indicadorpolitico.com.mx
http://twitter.com/carlosramirezh
http://carlosramirez2.blogspot.com
carlosramirezh@hotmail.com

Argentina: "que se vayan todos"

1) La crisis de Grecia es una versión europea de Los ricos también lloran. La crisis podría resumirse en el efecto Gyros, ese taco popular en Atenas.

2) Asimismo, la crisis griega es, en el fondo, un colapso del neopopulismo en sus dos versiones: el neoliberal y el progresista.

3) En pocas palabras, la crisis griega tiene tres elementos:

-Los gobiernos conservador y socialista gastaron más que sus ingresos.

-Los gobiernos pidieron prestado sin ofrecer las garantías necesarias para respaldar los pagos del servicio.

-La Unión Europea y el FMI descuidaron la supervisión de la economía griega.

4) Si la crisis griega se aplica a la situación de un ciudadano o de una empresa, el efecto sería diferente: el particular sería llevado a la cárcel por engañar y la empresa tendría que quebrar por incumplir. Cuando estalló en México la crisis bancaria en 1995 por efecto de la devaluación heredada por Carlos Salinas, los particulares perdieron casas y automóviles y tuvieron que pagar sus tarjetas de crédito con amenazas de cárcel.

5) En Grecia, en cambio, los gobiernos se solapan unos a otros y el gobierno griego ha recibido apoyos y apoyos para no quebrar.

6) Los verdaderos responsables de la crisis griega son los primeros que exigen ser salvados: los bancos que, como en México y América Latina en los años setenta y ochenta, daban créditos sin atender a las condiciones de pago. Todos los apoyos de la Unión Europea a Grecia -un paquete de 110 mil millones de euros, algo así como dos billones de pesos, cuando el gasto total de México en 2012 será de 3.6 billones de pesos- han sido para pagar a los bancos privados y evitar su quiebra por la insolvencia de pagos.

7) Grecia ha sabido bien manejar las expectativas negativas. En 1985 México amenazó con declarar la moratoria de la deuda y obligó a la banca internacional y al FMI aceptar un programa de crecimiento y no de ajuste. En 2001 Argentina le apostó a la ruptura y reconstruyó la economía con una base social amplia. Grecia está condicionando a los bancos y a la Unión Europea un programa de ajuste pero no tan drástico para la población. El problema en Grecia es que un ajuste a medias representa sólo la posposición del colapso.

8) El Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea es muy estricto en la supervisión de las políticas económicas de sus socios (artículos 120-127); bueno, en realidad se supone. Sin embargo, la crisis de 2008 permitió que todos los socios de la UE relajaran su control económico. Por eso Grecia llevó su déficit presupuestal a 12 por ciento y su deuda a casi 200 por ciento de su PIB. Peor aún: el anterior premier conservador Konstantinos "Kostas" Alexandru Karamanlis engañó a la UE al entregarle cifras falsas de la economía. Grecia también violó el Pacto de Estabilidad y Crecimiento con ejes fiscales, de estabilidad y de fortalecimiento de euro.

9) Pero Grecia no es el único problema de la UE. Portugal, España e Italia, y en menor medida Francia, firmaron un acuerdo unitario económico pero se dedicaron a operar sus políticas económicas en función de intereses nacionales.

10) La borrachera económica europea exige curar la cruda con programas de austeridad al estilo FMI para enfriar la economía y generar ahorro para el pago del servicio de la deuda. Las medidas no son menores: recorte de salarios, disminución de gasto, austeridad total, alza de impuestos, fin de beneficios laborales, ampliación del retiro laboral, privatización de empresas públicas, despido de burócratas; es decir, una política neoliberal total. El objetivo final es el de bajar el déficit y pagar la deuda.

11) La deuda creció sin control en el último gobierno del conservador Karamanlis: de 75 mil millones de dólares en 2006 a 500 mil millones en 2009; con deuda se financió el gasto público. En ese periodo, la UE nada hizo para atender las señales de alarma.

12) El tiradero conservador ha tenido que ser levantado por el gobierno socialista; por eso Papandreu se niega a un programa de ajuste severo. El problema es la convocatoria a referéndum del programa exigido por la UE, pero en una doble dimensión: podría legitimar popularmente la austeridad o podría repudiarla en las calles. Asimismo, el referéndum sería un mal ejemplo para Portugal, España e Italia, donde se prevén las próximas estaciones de la crisis.

13) El programa de ajuste busca bajar crecimiento y gasto para estabilizar finanzas; a América Latina se lo impusieron en los setenta y ochenta, además del cambio estructural del Consenso de Washington. México logró aprobar un programa de "crecer para pagar". Y Argentina aceleró las contradicciones con un colapso político y social porque la crisis fue la peor herencia de la dictadura militar.

14) La crisis de 2001 provocó que Argentina tuviera cuatro presidentes en menos de dos meses. Los argentinos se negaron a pagar el ajuste, salieron a las calles y derrumbaron la estabilidad y la economía al grito de "¡que se vayan todos!" En México los gobiernos de Echeverría y López Portillo impusieron las doctrinas del FMI. Al final, la salida argentina fue el neopopulismo peronista con administración eficaz de la economía -la corrupción ha sido de las élites- y la salida mexicana fue el neoliberalismo globalizador de Carlos Salinas y el PRI.

15) En Grecia se debate no sólo el futuro de esa nación dentro o fuera de la UE, sino la disputa por la crisis económica entre los dogmáticos neoliberales del FMI y la escasa racionalidad social de la socialdemocracia sin doctrina económica. Pero el dilema es bastante claro: salvar a los bancos o salvar a la sociedad. La UE quiere proteger a los bancos, pero la gente salió a las calles a defenderse con violencia del costo de un ajuste que el pueblo no provocó.

No hay comentarios.: