noviembre 22, 2011

Sin rivales

Sergio Sarmiento (@sergiosarmient4)
Jaque Mate
Reforma

"Si he visto más allá que los otros, es porque me he erguido sobre los hombros de gigantes". Isaac Newton

El nombramiento de Alejandro Poiré como secretario de Gobernación demuestra una vez más la incapacidad del presidente Felipe Calderón para ver más allá de su círculo íntimo de colaboradores. De 40 años de edad, el nuevo secretario tiene una licenciatura en ciencia política del ITAM y cuenta con una maestría y un doctorado en la misma disciplina por Harvard. Nadie duda de su inteligencia, pero carece de peso político propio.

La experiencia profesional de Poiré antes del actual gobierno se limitaba a la docencia y a la dirección de prerrogativas del IFE. Bajo el gobierno de Calderón ha ocupado un vertiginoso número de cargos por tiempos excepcionalmente breves: director general de análisis político de la Oficina de la Presidencia, coordinador de asesores del secretario de Gobernación, subsecretario de Población, Asuntos Migratorios y Religiosos de Gobernación, vocero de la estrategia nacional de seguridad, secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, director general del Cisen y ahora secretario de Gobernación.

La lista de jóvenes egresados del ITAM y de otras universidades privadas que han llegado a cargos de gabinete y otras altas responsabilidades de gobierno sin una experiencia previa es realmente asombrosa. El presidente Calderón ha apostado constantemente a colocar a colaboradores de su círculo más cercano en cargos en los que tradicionalmente se designaba a funcionarios con experiencia y peso político. Con esta tendencia, me parece, el Presidente ha cerrado las puertas a la posibilidad de escuchar puntos de vista diferentes al suyo.

Los verdaderos estadistas reservan los lugares de su equipo de apoyo directo para los jóvenes leales que los acompañan en su carrera política, pero designan en los cargos de gabinete a políticos con trayectoria e influencia propias. Abraham Lincoln, con su "equipo de rivales" formado por políticos que se habían opuesto a él en su ascenso a la Casa Blanca, logró unificar fuerzas políticas discrepantes para enfrentar el reto del movimiento de secesión (véase Team of Rivals de Doris Kearns Goodwin, 2005). Carlos Salinas de Gortari escogió a Fernando Gutiérrez Barrios para Gobernación y a Manuel Bartlett para Educación en su gabinete inicial. Barack Obama nombró a su mayor rival demócrata, Hillary Clinton, como su secretaria de Estado.

El presidente Calderón ha preferido tener un gabinete de amigos y, sobre todo, de jóvenes subalternos. La lealtad ha pesado más que la capacidad. En la lista de miembros del gabinete encontraremos hoy un sorprendente número de tecnócratas egresados de la Oficina de la Presidencia en este mismo sexenio.

Esta actitud muestra poca capacidad para delegar y para escuchar puntos de vista distintos. El Presidente ha preferido tener funcionarios que acepten incondicionalmente sus instrucciones a contar con un verdadero gabinete en el que se discutan puntos de vista distintos y se tomen decisiones mejor informadas.

René Avilés Fabila describió en El gran solitario de Palacio de 1971 el sentido de infalibilidad que invadía a los presidentes por la soledad del poder y la zalamería de la corte. Es triste constatar que cuatro décadas después tenemos un Presidente que busca rodearse de un gabinete de incondicionales destinado a ratificar sus decisiones.

El Presidente ha perdido una vez más la oportunidad de colocar en el cargo desde el cual se tendrá que negociar con la oposición en el último año de gobierno a un político que sume en lugar de simplemente tomar órdenes.

PIERDE EL PSOE

El Partido Popular obtuvo la mayoría absoluta en las elecciones generales de España de este 20 de noviembre. El Partido Socialista fue castigado por los electores por no haber sabido enfrentar la crisis económica que ha llevado el desempleo al 21.5 por ciento. El 28.7 por ciento obtenido por el PSOE es su peor resultado en la historia.

No hay comentarios.: