noviembre 08, 2011

Televileaks

Javier Corral Jurado (@Javier_Corral)
Diputado Federal del PAN
El Universal

Animado por Simón Charaf, desde la amarga y traumática experiencia de su relación personal en sociedad con Emilio Azcárraga Jean, el movimiento “Ya Basta de Abusos de Televisa, A.C.” está siendo uno de los mejores ejemplos del impacto e influencia que las redes sociales están teniendo en la conformación de una conciencia colectiva de denuncia y acción ciudadana en contra de abusos y excesos de distintos entes de poder. En este caso los de la empresa televisiva y su innegable capacidad de presión y chantaje sobre los poderes formales del Estado.

La principal ventana de esta asociación, de la que me honro en formar parte, es el blog www.televileaks.com, dedicado a denunciar distintos casos de abuso de la empresa y en la que ha documentado más de 100. Ahí se han recibido desde su aparición, hace apenas un mes, un millón 350 mil visitas y más de tres mil comentarios y quejas que ponen de manifiesto la indignación social que produce el actuar impune de la televisora, no sólo en lo que respecta a la vulneración del derecho a la información y los derechos de las audiencias, sino también por prácticas “empresariales” y patronales que afectan directamente a particulares.

El sitio www.televileaks.com es una crónica y cronología asombrosas del descrédito social por de la televisora. En la página podemos ver que el comportamiento ruin ha sido transversal a individuos tan variados que van desde futbolistas a empresarios, actores, medios de comunicación, periodistas, cineastas, políticos y hasta a las mismas instituciones del Estado mexicano. La página describe cómo la empresa utiliza la pantalla no para cumplir la función social que la naturaleza de la actividad y la obligatoriedad de la ley le han encomendado, sino para amedrentar, inhibir y amenazar a propios y extraños cuando se ve amenazada en sus intereses comerciales.

En el primer día de estreno del proyecto, cientos de jóvenes cambiaron su foto de perfil en Facebook por el logotipo del movimiento, una mano abierta en cuyos dedos se pueden leer las palabras: despojos, ataques, impunidad, calumnias, abusos. En la palma se lee con letras rojas: ¡YA BASTA DE TELEVISA!

Otro gran revuelo en redes sociales lo ha causado la carta del actor Héctor Suárez dirigida a Emilio Azcárraga, publicada posteriormente a la salida del personaje de Iniciativa México, en donde este excepcional comediante participaba con cápsulas cómicas que evidenciaban tanto el deterioro de las instituciones como el de la sociedad misma.

En la misiva se refleja el nulo respeto que la empresa tiene sobre el derecho fundamental a la libertad de expresión, y revela cómo su programa ¿Qué nos pasa?, característico de la televisión mexicana por haber sido una combinación innovadora de comedia con denuncia social, quiso ser reducido por directivos de la empresa a uno más “de los inanes programas cómicos”. El actor denuncia cómo coartaron su libertad de crítica, misma situación ocurrida en Iniciativa México, y se expresó así de los productores del programa: “Comprendo que los Galindo cuiden su fuente de trabajo. Entiendo también que hay muchos medios involucrados en Iniciativa México y que los contenidos deben ser cuidadosos, pero la esencia de la comedia es, por antonomasia, crítica y burla. No se puede pretender hacer reír al público sin ejercer dichos elementos, y menos con el temor de ‘molestar a alguien’. Actitud moralista, temerosa y prejuiciosa constante de los Galindo; de ahí los repetidos desacuerdos que tuve con los mencionados productores”.

Luego le pregunta a Azcárraga: “¿Le informaron a usted estos señores que, para cuidar los contenidos de los tres sketches que cada ocho días salían al aire, acordamos, entonces, que yo les entregaría mi trabajo editado con 72 horas de antelación para que, si algo no les pareciera, me lo informaran y así yo pudiera tener el tiempo suficiente para reeditarlos y corregirlos?”.

Además, el texto revela cómo la empresa no quiere cumplir con el contrato celebrado con el actor pretendiendo pagar menos de lo estipulado en un principio. ¡Vaya ironía en el programa que se autodenomina como un movimiento para transformar el país! ¿Es así como se transformaría el país? Héctor Suárez le cuestiona a Azcárraga al final de la carta: “¿Tiene usted el valor o le vale?”.

Y bajo este mismo clamor fue que la sociedad se reunió el sábado pasado a fuera de las instalaciones de Televisa Chapultepec convocados a través de las redes sociales “Occupy Televisa”. Se siente un hartazgo generalizado, el movimiento crece con impulso contundente. En Twitter el hashtag #ocupytelevisa tuvo en menos de una semana un alcance de 17 mil 953 personas por cada 50 tweets. A poco más de dos meses de la creación de Televileaks, principal impulsor del #OccupyTelevisa, el movimiento ha llegado en Twitter a casi 10 mil personas cada 50 tweets y el hashtag #offtelevisa a 9 mil 600 personas. Es momento de nutrir este movimiento por parte de los ciudadanos y apoyarlo decididamente por actores sociales, empresariales y académicos. No se trata de ir contra una empresa per se, sino a favor de recuperar la dignidad de la sociedad mexicana que día a día es insultada a través de las pantallas de la televisora.

No hay comentarios.: