diciembre 02, 2011

Bieber for president!

Horacio Besson
De Tácticas y Estrategias
Milenio

Justin Bieber se vio en problemas cuando David Letterman le pidió, durante su programa Late Show, que nombrara los continentes. El cantante entonces trastabilló y mencionó a “Canadá” junto a “Asia, Norte América, Sudamérica, África, Antártida y el Polo Norte”, olvidándose de Oceanía y de Europa.

El canadiense podrá argumentar que, finalmente, lo que a él le importa es cantar y entregarse a su público y que fue un pequeño desliz. Como sea, las consecuencias de su olvido o desconocimiento no son trascendentales para el planeta pero, ¿qué pasaría si una ignorancia similar la presentara el hombre más poderoso del planeta?

Para muchos, el gobernador de Texas, Rick Perry, cometió suicidio político cuando en un debate televisado no pudo nombrar los tres departamentos que suprimiría en caso de llegar a la Casa Blanca.

Perry también ha declarado “que Hamas y Hizbolá están trabajando en México, como Irán, con su maniobra para venir a EU”. Mitt Romney también lo cree así: “Hizbolá (…) está trabajando a través de América Latina, en Venezuela, en México”.

La precandidata Michele Bachmann manifestó indignada que Washington debería cerrar su embajada en Teherán. ¿El detalle? desde hace más de 30 años no hay representación diplomática estadunidense en Irán.

Por su parte, Herman Cain propone construir un muro en la frontera con México “de 20 metros de altura. Va a tener alambre de púas en la parte superior. Va a estar electrificado. Y va a tener un letrero al otro lado diciendo: ‘Advertencia: Te va a Matar’”.

John Carlin lo advierte: “Homero Simpson pasaría por un intelectual si participara en los debates de los actuales candidatos a la presidencia republicana, los cuales presumen de su ignorancia en política exterior”. El periodista británico ironiza con lo que pudiera suceder: “Lo más aterrador de todo es que no puede estar muy lejos el día en que, del mismo modo que hoy George W. Bush parece un coloso al lado de los aspirantes republicanos a la Casa Blanca, Sarah Palin lo parezca también”,

Sí, hay una gran diferencia entre un adolescente de 17 años que, a lo mucho, provocará la histeria hormonal de millones de jovencitas y un político que aspira a gobernar a EU y tener en sus manos el suficiente poder para modificar el futuro de todos nosotros.

No hay comentarios.: