diciembre 01, 2011

Corrupción: el fracaso del panismo en el poder

Carlos Puig (@puigcarlos)
masalla@gmail.com
Duda razonable
Milenio

Once años después de la alternancia, un tema es central en la decepción ciudadana con el Partido Acción Nacional: su fracaso en reducir los niveles de corrupción.

Ni Fox ni Calderón tuvieron el liderazgo ni las políticas públicas necesarias y suficientes para hacer del abatimiento de la corrupción una política de Estado que implicara a todos los niveles de gobierno. Me decía ayer Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, que Calderón, por ejemplo, tardó tres años en presentar un programa integral.

Ayer se dio a conocer en todo el mundo el Índice de Percepción de la Corrupción 2011. Los resultados de este año son iguales a los del año pasado, y a los del año antepasado, y así… Es decir, no hay avance. En el continente americano estamos en lugar 20 de 32 países evaluados, somos el último lugar de los países de la OCDE, somos penúltimos entre los BRIC, gracias a Rusia; somos penúltimos entre los países del G20 que ahora presidimos y donde, por cierto, co-presidimos el Comité de
Corrupción.

México ocupa el lugar 100 de los 187 que aparecen en el listado. Chile, país con el que tanto nos gusta comprarnos, anda unos 80 lugares por encima de nosotros. Colombia, Perú, El Salvador, 20; Brasil 27.

Les gusta a los panistas reclamar ante estos datos que en nada se parecen ellos a los gobernantes priistas de antaño. Es un sofisma —además que es una comparación complicada—; por supuesto que hace 12 años el ciudadano esperaba que ellos fueran en lo personal más honestos que los priistas —que no siempre lo han sido—, y sin duda esperaba un esfuerzo nacional, con políticas públicas adecuadas que redujeran la corrupción de todos y que se castigara alguna transa del pasado. Aunque fuera alguna.

Nada de eso ha pasado.

No ignoro esfuerzos como la creación del IFAI, la inmensa reducción de trámites hecha en este sexenio, pero también se ha permitido a la procuraduría y otras dependencias atacar al IFAI en los juzgados. Y el aparato de procuración de justicia ha sido omiso y torpe en su actuación contra corruptos.

Hay países que hace 10 años estaban peor que nosotros y que implementando políticas públicas concretas han avanzado a los primeros lugares. No es magia, pero hay cosas concretas que se pueden hacer y que transforman la relación entre el gobierno y los ciudadanos.

Cada vez que en estos días electorales escucho a un panista advirtiéndonos del regreso del PRI y todo lo que el PRI era, pienso en que deben morderse un poco la lengua. Porque todos las mediciones, todos los indicadores, dicen que en ese tema la alternancia no sirvió de mucho.

No hay comentarios.: