diciembre 12, 2011

Josefina

Ezra Shabot
Línea directa
El Universal

Todo partido en el poder se desgasta por ejercicio del mismo. Renovarlo y demostrar ante el electorado que sigue siendo la mejor opción para continuar lo logrado es siempre un desafío difícil de lograr. Más aun en regímenes presidencialistas en donde la apuesta no es principalmente por un partido, sino por una figura que alcanzará la primera magistratura del país. Acción Nacional logró esto en dos ocasiones, la primera con la figura carismática de un Vicente Fox que cargaba consigo la imagen del cambio y la segunda con Felipe Calderón, como la única alternativa ante la debilidad del priísmo de Madrazo y el terror que representaba López Obrador para las clases medias y altas de la población.

Las dos administraciones panistas consiguieron mantener una sólida estabilidad económica en el marco de turbulencias internacionales que fueron manejadas acertadamente, pero sin conseguir el crecimiento económico que el país necesitaba. No contaron los gobiernos panistas con operadores políticos capacitados para conseguir las alianzas necesarias que les proporcionaran las mayorías indispensables en el Congreso con el objetivo de reformar la estructura política y económica del país y facilitar así el desarrollo y la toma de decisiones. Es cierto que no tuvieron una oposición dispuesta a ello, pero tampoco contaron con los políticos capaces de negociar esa difícil alianza.

En este contexto la apuesta renovadora panista tiene una única alternativa y se llama Josefina Vázquez Mota. Habiendo formado parte de ambas administraciones blanquiazules, el sello de Josefina fue siempre el de la negociación llevada hasta los límites que el propio gobierno que representaba le permitía. Operadora del candidato Felipe Calderón a partir del momento en que la campaña hace agua, es ella la encargada de sacarla adelante en unos cuantos meses. Es Vázquez Mota sinónimo de negociación y capacidad operativa, y, de hecho, la única opción de los panistas.

Las encuestas que le han dado un apoyo cada vez mayor entre los panistas son las mismas que la ubican como la única que podría competir con Peña Nieto y López Obrador en una contienda que se antoja reñida y resulta difícil pronosticar un triunfador en este momento. Comprometida con una política de alianzas, sabe Josefina que en caso de ganar la Presidencia tendría que incluir en su estructura de gobierno a priístas, perredistas e independientes convencidos de la urgente necesidad de modernizar el país. Los gobiernos de un solo partido con alianzas coyunturales, sólo sirven para mantener el crecimiento inercial que cada vez resulta menos efectivo para cumplir con las exigencias de la mayoría de la población.

La agenda de Josefina coincide con gran parte de lo planteado por Manlio Fabio Beltrones en el Senado e incluso con algunos sectores del perredismo no lopezobradorista. Frente a la disyuntiva de continuidad o cambio, Vázquez Mota plantea la posibilidad de presentar una opción no estrictamente panista en el sentido de un gobierno que sea la extensión de Fox-Calderón, sino la de un frente amplio que sirva de sostén político a un proyecto sexenal de transformación del país. Es esto lo que tiene que ofrecer Josefina a un electorado que hoy ve de nuevo en el PRI la alternativa de cambio que no ha recibido por parte de las administraciones panistas.

Mientras más se tarde el PAN en definir su candidatura, menos tiempo tendrá para remontar la diferencia en favor de Peña Nieto y el PRI. Intentar mantenerse en la opinión pública a través de campañas dirigidas a su electorado partidista sólo lo alejará de la verdadera disputa por el voto que, a partir de enero, comenzarán a disputarse Peña y AMLO. Las diferencias entre los tres precandidatos panistas se resumen a una pregunta concreta: ¿quién de ellos tiene la fuerza suficiente para enfrentar a la aplanadora priísta hoy casi sin fisuras importantes? La respuesta es clara: Josefina Vázquez Mota es la única carta con la que cuentan los blanquiazules, todo el resto es distraerse del tema.

No hay comentarios.: