diciembre 21, 2011

Los hermanos Clouthier, dolor de cabeza panista

Adrian Trejo (@adriantrejo)
atrejo@callemexico.com
Calle Mexico

El presidente del PAN, Gustavo Madero, se ha metido en un berenjenal con su negativa de permitirle competir por una senaduría por Sinaloa al diputado Manuel Clouthier, hijo del famoso "Maquío", del mismo nombre.

Si bien al presidente del PAN le asiste “la razón moral’’ al cuestionar al sinaloense por las críticas hechas al partido y al propio presidente Felipe Calderón, tendrá que demostrar en los tribunales que le asiste también una razón jurídica indiscutible.

El hijo de Maquío, al igual que su hermana Tatiana, se convirtieron en un dolor de cabeza para el PAN con sus críticas, a tal grado que ella renunció a su militancia en el blanquiazul, luego de denunciar una especie de acoso político.

Clouthier asegura que los fundamentos estatutarios invocados por Madero para negarle el registro para competir por la senaduría en Sinaloa, son tan endebles que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación los desechará irremediablemente.

Si eso ocurriera, Madero tendrá que reconsiderar su hasta hoy endeble liderazgo; la eventualidad de que gane el hijo del ex candidato presidencial se verá, quiérase o no, como una derrota del calderonismo, al que se atribuye la negativa.

Y aunque usted no lo crea, el asunto no fue por ahí. Ya verá.

Diputados de todos los partidos han pedido la comparecencia ante la Comisión Permanente del presidente de la Cofetel, Mony de Swaan, por el escándalo derivado de la revelación que concedió dos contratos por 200,000 dólares a dos amigos suyos.

De Swaan declaró que no hubo conflicto de intereses en la asignación de los contratos pero, evidentemente, no puede ser juez y parte en un juicio.

Si hubo o no tendrá que decidirlo una comisión, la que sea, considerando que no se afecta sólo la credibilidad del funcionario sino de todo un sistema que en teoría debe ser garante de la competencia en buena lid en el sector de las telecomunicaciones.

Para que tenga una idea de lo que hablamos, mientras la economía crecerá, según proyecciones oficiales, entre 3.5 y 4.0% este año, el sector de las telecomunicaciones cerrará este año con un crecimiento estimado en 7.5 por ciento.

Nada más por eso se pide claridad en el actuar de los funcionarios responsables.

Pues que la presidenta municipal de Aguascalientes, Lorena Martínez, decidió aprovechar las facultades que le concede la ley para anunciar la creación de un nuevo impuesto por “el uso de infraestructura urbana como banquetas, postes y obras subterráneas’’.

La alcaldesa informó que el impuesto, cuyo monto aún delibera el Cabildo, será pagado por empresas de telecomunicaciones que instalan cables y líneas sobre postes de alumbrado público propiedad del municipio.

O las empresas gaseras que literalmente abren banquetas y pavimento para tender sus redes de ductos.

No se le podrá negar a la presidenta municipal que es previsora, porque si desaparece la tenencia vehicular en el estado, al menos el impacto en las finanzas municipales no será tan grave. ¿Qué no?

No hay comentarios.: