diciembre 16, 2011

¿Paquistanización de México? No, gracias

Fran Ruiz (@perea_fran)
fran@cronica.com.mx
La aldea global
La Crónica de Hoy

A días para que comience la campaña para las elecciones presidenciales de noviembre de 2012 en Estados Unidos, los republicanos pretenden poner la lucha contra el narcotráfico en México en el centro del debate político, con una clara intención: evitar la reelección del demócrata Barack Obama.

El proyecto de ley, aprobado ayer por legisladores republicanos, obligará al pleno de la Cámara de los Representantes y al Senado a votar el año que viene, en plena campaña electoral, una iniciativa que, de aprobarse, supondría pasar a considerar a los cárteles del narcotráfico que operan en México como organizaciones terroristas que amenazan la seguridad nacional de EU.

Se trata de un peligroso salto cualitativo en la estrategia de combate al narcotráfico, ya que Washington equipararía a dichas organizaciones delictivas con Al Qaeda o los talibanes que atacan a las tropas de EU en Afganistán y se esconden luego en las montañas de Pakistán. Para quien no lo sepa, la alianza bélica entre Washington y el gobierno de Islamabad para combatir el terrorismo islamista supone en la práctica una intervención militar del Pentágono en el noroeste de Pakistán, con decenas de civiles muertos por “fuego amigo”.

La consecuencia de esta estrategia ha sido nefasta. Lejos de acabar con el bastión fundamentalista, la población se venga de los “agresores” estadunidenses ayudando a los rebeldes islamistas; y lo peor, éstos se vengan del gobierno paquistaní cometiendo atentados terroristas indiscriminados contra los habitantes de las grandes ciudades del país.

¿Esto es lo que queremos para México? ¿Una paquistanización de la guerra contra el narcotráfico en México? No, gracias.

Es cierto, como denuncian los republicanos y como reconocen las propias autoridades mexicanas, que la Iniciativa Mérida está siendo un fracaso, porque no ha logrado doblegar a los poderosos cárteles de la droga ni ha acabado con la violencia que generan, pero desde luego no lo lograrán introduciendo, como decía el artífice del proyecto de ley, el legislador republicano Connie Mack, el uso de tecnologías “clasificadas”.

¿A qué se refiere, al uso de armas de guerra secretas en territorio mexicano?

El proyecto de ley está condenado al fracaso porque no pasará por la mayoría demócrata del Senado o porque lo vetará Obama. Pero esto es precisamente que quieren los republicanos, mostrar su ardor guerrero contra los narcos, frente a la debilidad y cobardía del presidente demócrata.

En vez de apostar por un control estricto de la venta de armas en EU, apuestan por convertir a México en su próximo campo de batalla, ahora que se han salido de Irak.

Ante esto está la cordura del legislador demócrata Elliot Engel, quien recordó que ya había pasado la época en la que EU “dictaba” y América Latina se sometía.

Si los republicanos no entienden esto y se salen con la suya, habría que ir pensando de verdad en una legalización de las drogas para neutralizar el problema. A ver cómo iba a reaccionar entonces Washington.

No hay comentarios.: