diciembre 15, 2011

Peña y AMLO, mirones de palo

Adrian Trejo (@adriantrejo)
atrejo@callemexico.com
Calle Mexico

El jueves pasado, el presidente del PAN, Gustavo Madero, se reunió en privado con la fracción de diputados de su partido.

Durante la reunión, los diputados leyeron un documento en el que externaban su molestia a Madero por la existencia de tres precandidatos presidenciales, lo cual, desde su punto de vista, complicaba el proceso de selección y desgastaba al partido.

Madero explicó entonces que mantener a los tres precandidatos no era una concesión gratuita sino parte de una estrategia política que permitiría al partido mantener en los medios a los tres, cuando ni el PRI ni el PRD, por tener candidatos únicos, pueden tener acceso a los tiempos y recursos para las precampañas.

Ningún diputado refutó a Madero.

Y es que, efectivamente, ni Enrique Peña Nieto ni Andrés Manuel López Obrador tendrán derecho a los tiempos oficiales por su calidad de cuasi candidatos o precandidatos únicos, que al final es igual.

Así las cosas, los únicos que tendrán derecho a la radio y la televisión y a 67 millones de pesos, serán Josefina Vázquez Mota, Santiago Creel Miranda y Ernesto Cordero.

Y mientras en el PRI y el PRD se quedan engarrotados por disposición de la ley, los panistas se preparan para exprimir su exposición pública.

Vázquez Mota arrancará su campaña el primer minuto del próximo lunes en un evento en la Columna de la Independencia, en Reforma.

Cordero y Creel aún no anuncian en qué lugar serán sus respectivos arranques pero es previsible que también ocurran en tiempos y lugares que consideran emblemáticos.

El PAN pues, al menos en los medios, recortará desventajas.

¿Le alcanzará?

El procurador del DF, Miguel Mancera, rindió un inusual informe de labores al que por cierto no asistió Marcelo Ebrard Casaubón.

La ausencia del jefe de Gobierno del DF en un evento de quien es quizá uno de los funcionarios de su administración con mejor imagen pública fue interpretada como una señal de que Mancera no será el elegido.

Aunque, claro, pudiera ser que Ebrard no haya querido enviar una señal equivocada para no hacer enfurecer a las tribus que se disputan en pastel, perdón, el honor de servir a la sociedad.

Por cierto, Federico Ponce Rojas, un académico especialista en temas de seguridad pública, reconoció el trabajo de Mancera el cual, dijo, ha permitido que la ciudad tenga un nivel “razonable de seguridad’’.

Por fin ocurrieron las tres renuncias taannnn anunciadas que ya ni fueron novedad.

Se fueron Javier Lozano, Salvador Vega Casillas y Roberto Gil Zuarth, en busca del Santo Grial, perdón, de una senaduría.

Pero si las renuncias no fueron sorpresa, lo que si fue sorpresa fueron los relevos, sobre todo en Trabajo y en la secretaría particular del Presidente, a donde llegaron, respectivamente, Rosalinda Vélez y José Guadalupe Tarcisio Rodríguez Martínez.

Aparentemente ya fueron todos los movimientos en el gabinete pues la convocatoria panista establecía como plazo este día como fecha límite para que los funcionarios que quisieran curul o escaño, renunciaran.

No hay comentarios.: