enero 07, 2011

¿Tú le crees a Encinas?

Rubén Cortés (@Ruben_Cortes)
ruben.cortes@razon.com.mx
La Razón

El candidato de la izquierda, Alejandro Encinas, dijo ayer que no irá en alianza con el PAN a las elecciones para gobernador del Estado de México. Pero lo curioso en este político comunista es que casi nunca dice la verdad. Así que mañana puede afirmar todo lo contrario.

Porque miente con marcada regularidad. Veamos cuatro ejemplos:

Uno.- El 21 de septiembre violó el artículo 400 del Código Penal Federal al introducir a escondidas en la Cámara de Diputados al autor de un delito, el ya ex diputado perredista Julio César Godoy para que tomara protesta a pesar de tener una orden de aprehensión por pertenecer a La Familia.

La PGR tendría que solicitar el desafuero del diputado Encinas por el delito de encubrimiento, que toca a quien “preste auxilio o cooperación de cualquier especie al autor de un delito, con conocimiento de esta circunstancia, por acuerdo posterior a la ejecución del citado delito”.

Pero tres meses después le retiró el apoyo a su protegido como si jamás lo hubiera conocido ni tenido oculto en su propia oficina de coordinador de la bancada perredista en San Lázaro: “Julio César debe dar la cara ante la opinión pública y asumir su responsabilidad”.

Dos.- El 13 de octubre de descartó para competir por la candidatura en las elecciones del Edomex: “No tengo ningún interés por la candidatura. Ya hay muchas propuestas, está Yeidckol Polevnsky, Horacio Duarte, Alejandro Gertz Manero… hay candidatos que pueden posicionarse”.

Sin embargo, tres meses después aceptó la candidatura: el miércoles ante el jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard, y ayer ante su jefe político, AMLO.

“Aspiro a ser el candidato de las izquierdas y podamos construir un frente electoral que nos permita ganar el Edomex”, le prometió a Ebrard. “Tenemos que ir con un proyecto claramente diferenciado del PRI y del PAN”, le lisonjeó al hombre de Macuspana.

Tres.- El 30 de noviembre admitió tener problemas para acreditar su residencia en el Edomex: “Mi candidatura estaría vulnerable en lo legal por la residencia, y sería una enorme irresponsabilidad actuar engañando a la gente”.

En cambio, después aseguró que sí cuenta con residencia en el Edomex desde 1978 y “la legislación del estado establece que no se pierde la residencia cuando se cambia de domicilio para cumplir con una función oficial, como hice para ocupar un cargo en el GDF en 1997”.

Cuatro.- Antier se deshizo en elogios con Ebrard cuando éste lo destapó en el DF, pero ayer se fue al Edomex con AMLO para decirle que: “La corriente política con la que me identifico en el PRD es con la de Andrés Manuel López Obrador”.

Ése es Alejandro Encinas: nunca se sabe si habla en serio.

Cambio de época

Macario Schettino (@mschetti)
schettino@eluniversal.com.mx
Profesor de Humanidades del ITESM-CCM
El Universal

Los mexicanos solemos atender poco lo que ocurre fuera de nuestro país. Nos encanta mirarnos el ombligo, y llegamos a pensar que los demás hacen lo mismo con el suyo, y hasta con el nuestro. Luego nos sorprende enterarnos de que nadie tiene mucho interés por México, y que lo poco que ven de nosotros es lo espectacular.

Mientras nosotros estamos concentrados en ver cómo se reparte el botín político, las migajas que queden de este país, en el resto del mundo ocurren muchas cosas y, especialmente ahora, se vive un proceso de cambio de la mayor importancia, que haríamos bien en atender.

Como todo el mundo sabe, China ha crecido muy rápido por ya muchos años. Empezó en 1979, cuando Deng promovió un cambio fundamental de orientación en la economía de ese país, que suele describirse con la famosa metáfora del gato: no importa de qué color sea, sino que cace ratones. A partir de entonces, China, guiada por Deng, se convierte en el primer país que abandona el colectivismo, la apuesta antiliberal del siglo XX. Con algunas dificultades al principio, para los años 90, China ya estaba creciendo a dos dígitos, ritmo que ha mantenido por prácticamente 20 años. Recuerda un poco el milagro japonés en la posguerra, o el coreano hacia los años 70. Esos son milagros.

Durante el año pasado, China superó a Japón en tamaño para convertirse en la segunda economía del mundo, y todo parece indicar que, si no ocurre algo verdaderamente extraño, se convertirá en la economía más grande del mundo alrededor de 2025: en 15 años. Estados Unidos dejará el primer sitio que ocupa desde fines del siglo XIX. Es un cambio de época.

Evidentemente, tener una economía grande no significa ser grande. Todavía China se mantiene en una etapa inicial del proceso que Japón y Corea siguieron previamente: manufacturas baratas, de mala calidad, que 10 años después son un poco menos baratas, pero mucho mejores, y una década más y son líderes en calidad, tecnología y precio. Japón vivió ese proceso de 1960 a 1980, Corea con 10 años de retraso. China lo inicia propiamente en el 2000 (cuando la burbuja dot com le abrió el espacio, a costa de México). Van a la mitad.

Para competir en serio por el liderazgo mundial, no basta producir bien, es necesario ser también líderes en las otras dos fuentes del poder: la creación de conocimiento y la fuerza militar. En ambos, China está mucho más atrás de lo que su tamaño económico podría hacer pensar. Pero cada vez menos rezagados.

Desde hace dos años, China ha empezado a cuestionar, en los hechos, el control absoluto de los mares por parte de Estados Unidos. Lo hace cerca de sus costas, pero cada vez más ampliamente, en particular en el mar del Sur de China. Se espera que boten su primer portaaviones en este año, tal vez el próximo, y que puedan producir media docena más en el resto de la década. China es ya el segundo país con mayor gasto militar en el mundo, medido en dólares, aunque todavía muy lejos de Estados Unidos.

En cuanto a la creación de conocimiento, no sabemos muy bien cómo anda China, pero las cuatro ciudades que participaron en el examen PISA en 2009 (Shanghai, Macao, Hong Kong y Taipei, ciertamente no todas exactamente China, por el momento) están en los primeros 10 lugares. Son ciudades, no un país, así que la comparación no es exacta, pero algo indica. Más interesante aún, China registra ya más patentes que Corea y la Unión Europea, y sólo es superada por Japón y Estados Unidos en este indicador, determinante en la creación de valor. Y 60% de las patentes registradas en China son solicitadas por chinos, un nivel 10 puntos superior al de Estados Unidos. Los datos son de 2006.

Finalmente, aunque es totalmente cierto que por encima de un determinado nivel de ingreso por habitante, las presiones democratizadoras suelen crecer, también lo es que los países asiáticos han logrado administrar esas presiones, manteniendo gobiernos más autoritarios que en Occidente sin mayor problema.

Este proceso de cambio será determinante en los próximos 50 años, en muchas dimensiones. Siguiendo el ejemplo de China, muchas naciones se han deshecho de sus creencias colectivistas y también están creciendo muy rápido. Y como la cobija crece más lentamente, habrá quien se quede al aire.

Vale la pena considerarlo.

La bonanza latinoamericana

Andrés Oppenheimer
El Informe Oppenheimer
Reforma

En las últimas semanas han salido titulares anunciando que Brasil se convertirá en la quinta economía del mundo en los próximos cinco años, y que Latinoamérica en general se transformará en una nueva estrella de la economía global. Pero hay datos menos conocidos que hacen poner en duda estos pronósticos tan optimistas.

A corto plazo, todo parece indicar que a la región le irá bien en 2011. Según proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas, CEPAL, la economía de la región crecerá un total de 4.2 por ciento este año, tras un crecimiento de 6 por ciento el año pasado.

Se espera que Panamá crezca 7.5 por ciento este año; Chile y Perú, 6 por ciento cada uno; la República Dominicana y Uruguay, 5 por ciento; Argentina, 4.8 por ciento; Brasil, 4.6 por ciento; Bolivia, 4.5 por ciento; Colombia, 4 por ciento; México, 3.5 por ciento; Costa Rica y Guatemala, 3 por ciento cada una, y Venezuela, 2 por ciento, según la CEPAL.

En varios países, este será el octavo año consecutivo de constante crecimiento, lo que es una verdadera proeza en medio de una crisis económica mundial. El crecimiento de la región, en parte gracias a sus exportaciones de materias primas a China, ha llevado a la mayoría de las instituciones financieras internacionales a pensar que, esta vez, la región está encaminada hacia un crecimiento de varias décadas.

Un reciente informe del Banco Mundial, titulado "Más allá de bonanzas y crisis", sugiere que ya no es válida la creencia generalizada entre los economistas de que los países que dependen excesivamente de unas pocas materias primas -como Venezuela, o Nigeria- tienden a volverse populistas, corruptos, autoritarios y, en última instancia, más pobres.

El informe declaraba que "las evidencias recientes sugieren que, en general, los recursos naturales pueden ejercer sin dudas un impacto positivo en el crecimiento".

Traducción: las exportaciones de materias primas salvaron a Latinoamérica del impacto de la crisis financiera mundial, y pueden ser el principio de un largo periodo de crecimiento. Varios países ricos, incluyendo a Canadá, Australia y Nueva Zelanda, han demostrado que los países exportadores de materias primas pueden llegar al primer mundo, y muchos países latinoamericanos podrían hallarse en esa misma senda.

Pero a mediano y largo plazo, hay tendencias negativas que pueden afectar a la región. En vez de usar el actual ciclo de crecimiento para invertir en infraestructura, educación, innovación y otras áreas que les permitirían diversificar sus exportaciones -como lo hicieron Canadá, Australia y Nueva Zelanda-, la mayoría de los países latinoamericanos están derrochando sus ingresos en subsidios al consumidor, mientras se tornan cada vez más dependientes de sus materias primas.

Consideremos estas cifras poco conocidas -y preocupantes- de la CEPAL:

- La dependencia de Brasil de las materias primas y manufacturas derivadas de materias primas ha aumentado desde el 51 por ciento de las exportaciones totales del país a principios de la década de 1980 hasta el 59 por ciento actualmente.

- La dependencia de Venezuela de materias primas y productos elaborados de materias primas subió del 92 por ciento de las exportaciones totales a principios de la década de 1980, al 97 por ciento actualmente.

- En los últimos 10 años, las exportaciones de materias primas de Latinoamérica aumentaron desde el 27 al 39 por ciento de las exportaciones totales de la región.

"Es inquietante", dice Osvaldo Rosales, director de la división de comercio internacional de la CEPAL. "Aunque uno no conoce en la historia económica casos de desarrollo exitoso sin diversificación productiva y exportadora, vemos con preocupación que la estructura exportadora de la región tiende a concentrarse cada vez más en commodities".

Eso es peligroso, porque el boom de las exportaciones de materias primas podría llegar a su fin en esta década, y porque las exportaciones de materias primas tienden a producir menos empleos duraderos que las exportaciones más sofisticadas, me dijo Rosales.

"El tema es si los países de América del Sur, especialmente, están aprovechando este boom de las materias primas para abordar las tareas claves del desarrollo, como la infraestructura, la innovación y la educación", explicó. "Mi impresión es que no lo estamos haciendo".

Mi opinión: Estoy de acuerdo. Aunque es bueno innovar para mejorar las exportaciones de materias primas, y también es bueno elaborar productos cada vez más sofisticados a partir de las materias primas, es peligroso poner todos los huevos en la misma canasta.

Para seguir la senda de países como Canadá, Australia y Nueva Zelanda, hay que invertir más -y sobre todo mejor- en todo aquello que ayude a la diversificación. De otra manera, lo que vemos ahora será tan solo otra burbuja, condenada a estallar en el futuro próximo.

Gira de la ¿“lealtad”?

Yuriria Sierra (@YuririaSierra)
Nudo Gordiano
Excélsior

La presión de AMLO sobre Alejandro Encinas se tradujo en que la alianza con el PAN era algo “posible”.

Lo decíamos desde ayer en este mismo espacio, pero lo repito: la del martes fue una clase de destreza política pocas veces vista, a últimas fechas, por lo pronto. Ayer que escribíamos sobre la nominación de Alejandro Encinas a la candidatura del Estado de México, al que destapó Marcelo Ebrard, comenzamos las suspicacias para imaginar los posibles escenarios.

La distancia que con elegante precisión se veía a bote pronto entre el movimiento de AMLO y Marcelo, más que dividir esa ala de la “izquierda”, terminó uniéndolos.

Pero mucho miedo le habrá dado a Andrés Manuel López Obrador la jugada digna de campeonato de ajedrez realizada por Marcelo. Tanto que se apresuró a intentar hacerle “manita de puerco” a Alejandro Encinas ayer mismo: juntos, en un acto de precampaña en el Edomex, prácticamete lo obligó a firmar un documento en el que, entre otras cosas, debía comprometerse a no contender en alianza con el Partido Acción Nacional.

La presión de AMLO sobre Encinas se tradujo en que éste, si bien anteayer abría la puerta al decir que, para contender contra el PRI de Peña Nieto, la alianza con el PAN era algo “posible”, ayer ya declaraba que, cuando mucho, es capaz de someterse a un plebiscito para elegir al candidato de toda la izquierda, porque también el PT y Convergencia se han unido a la candidatura de Encinas.

Y es que ayer todo se colocó mejor: después de la escena Ebrard-Encinas del martes, lo que seguía, lo que esperábamos, era la reacción de AMLO, misma que llegó ayer por la tarde. ¡Oh, sorpresa!, Alejandro recibió el apoyo de la morenita de México, que no la Virgen de Guadalupe, sino del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) como lo llama el Peje, y que engloba al PT y Convergencia.

Más aún: el Peje se atrevió a ir todavía más lejos en su acto de autoritarismo y, sin ningún rubor, denominó al de ayer el primer acto de “la gira de la lealtad”.

Qué manera de AMLO de intentar someter a su capricho y voluntad a los políticos que están cercanos a ellos, sin ningún respeto a la dignidad y a la autonomía política. ¿Tratar a Encinas como trató a Juanito? Intolerable.

Además, en el mismo evento se anunció el apoyo de este grupo para que sea Encinas el candidato, a cambio, por supuesto, de que adopte algunas propuestas, ya dichas tradicionalmente por los pejistas: apoyo a adultos mayores, discapacitados, madres solteras, medicamentos y desayunos gratuitos a estudiantes de preescolar y primaria, etcétera.

Prácticamente, Encinas cuenta con el apoyo de todos los sectores de la izquierda y, segura y torpemente, eso hace declarar a todo el PRD que solos pueden contra la maquinaria priista, aunque sepan ellos y sepamos todos que no es cierto. Hace falta más que un PRD-PT-Convergencia para sacar al PRI del Palacio de Gobierno en Toluca. Y Encinas lo sabe…

Aunque mediáticamente este rollo ha emocionado por la forma en que se colocan las piezas, sí, en el Estado de México, pero sobre todo con miras a 2012, ese as de Ebrard pone en perspectiva lo que puede llegar una vez que empiecen, oficialmente, las precampañas presidenciales.

De alguna forma habrá de darse la ruptura definitiva entre él y el Peje...

Y AMLO hizo al candidato

Joaquín López-Dóriga
lopezdoriga@milenio.com
En privado
Milenio

Confunden duda con pensamiento. Florestán

Andrés Manuel López Obrador abrió el frasco del crisma y confirmó ayer, por el Santuario de Chalma, a Alejandro Encinas como el candidato de su movimiento, es decir, como su candidato.

Y Encinas, en lugar de renunciar a Satanás, pareció renunciar a la quíntuple alianza con el PAN, ya que le hizo firmar su catecismo y sus diez mandamientos, los mismos que en noviembre le había hecho suscribir a su efímera candidata, Yeidckol Polevnsky, que con la misma facilidad que la nombró la desechó, aunque ahora hablen de estrategia.

La ceremonia de imposición de manos por parte de AMLO para consagrar a Encinas como su candidato, tuvo lugar en una ceremonia en Ocuilan, Estado de México, le decía que cerca de Chalma, lugar elegido por el presidente legítimo para arrancar su campaña presidencial 2011-2012.

Allí, también, dio la bendición a la de Encinas, tras el encuentro de la víspera cuando, vía Ebrard, fue ungido como candidato de la izquierda, PRD-PT-Convergencia, faltando que se formalizara su apoyo y dejando abierta la posibilidad, remota, pero posibilidad, de que el PAN se uniera a ese frente, lo que a estas alturas ya no sé qué le aportaría.

La confirmación de Encinas por parte de AMLO se dio en medio del desconcierto panista en el que su presidente, Gustavo Madero, hablaba de esa alianza, su coordinador en el Senado, José González Morfín, la rechazaba, y desde el limbo, la secretaria general, Cecilia Romero, amenazaba con boicotear las elecciones mexiquenses, retirando a su partido del proceso 2011, lo que parece una salida de emergencia ante la falta de partido, candidato y proyecto social y político, que desde hace años vive el PAN en esa entidad.

En fin, que AMLO ya dijo sí, superando de nuevo al PRD, que tras el acuerdo del Hilton anunció que lo sometería a un referéndum.

Política ficción.

Retales

1. CUENTO. Dicen que en dos semanas comenzarán a vender boletos de una empresa aérea inexistente, que no ha pagado los que debe y vendió en forma inmoral: Mexicana de Aviación. Lo que los acreedores van a impugnar es que al cierre de Mexicana, Grupo Posadas, el dueño, fue la única firma con la que no tenía adeudos;

2. RUMOR. Por la red se divulgó que el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, había sufrido un atentado, lo que nadie confirmó, dando por buena y fiable la fuente: la red. La pregunta es, ¿a quién beneficia el rumor del atentado a un gobernador? ¿A quién?; y

3. CAMELLÓN. Armando Quintero, titular de Setravi del GDF, rompió arbitrariamente el camellón de Reforma para hacerle paso a los microbuses y lo cierra con vallas. Esa es impunidad, nadie le dice nada, y le sigue contando a Marcelo que los micros ya no circulan por Reforma, lo que es un gran engaño. Pero algo debe tener Quintero, por que todos se lo creen.

Nos vemos el martes, pero en privado.