enero 23, 2011

'Desplumajes' por Paco Calderón



Gane quien gane, perderá Guerrero

Pascal Beltrán del Río (@beltrandelriomx)
Bitácora del director
Excélsior

Quizá el único recurso que le quede a los guerrerenses para mostrar su inconformidad con la actuación de sus políticos sea no acudir a las urnas y castigarla con la abstención.

Último presidente de la República Española, el escritor y político Manuel Azaña Díaz vaticinó, ante la inminencia de la Guerra Civil, que, triunfara quien triunfara en ese conflicto, perdería España.

Y, en efecto, España se hundió poco después en una dictadura que la lanzó al atraso, del que no pudo salir hasta el retorno de la democracia.

Recordé la frase con motivo de la vergonzosa campaña electoral por la gubernatura de Guerrero, que enfrenta principalmente a los candidatos de las coaliciones encabezadas por el PRD y el PRI y que culminará con la votación del próximo domingo, a la que están convocados 2.4 millones de guerrerenses registrados en el Listado Nominal.

Ángel Heladio Aguirre Rivero, de la coalición Guerrero Nos Une (anclada en el PRD, que actualmente gobierna el estado), y Manuel Añorve Baños, de la coalición Tiempos Mejores para Guerrero (anclada en el PRI), han protagonizado una contienda vacía de ideas y propósitos —para comprobarlo, basta ver la cantidad de lugares comunes que ofrecen esos candidatos en sus anuncios espectaculares, que saturan la Autopista del Sol— pero rebosante de enfrentamientos de la más baja ralea.

El decir que estos dos aspirantes representan opciones políticas distintas es un simple formalismo que se reflejará en la boleta electoral y nada más. La realidad es que tanto Aguirre como Añorve provienen del PRI y ya han gobernado, respectivamente, el estado de Guerrero y su municipio más poblado, Acapulco, sin que sus gobernados hayan experimentado mayor beneficio por ello.

Bajo administraciones del PRI y el priismo disfrazado de izquierda —el PAN ni siquiera pinta en la entidad—, Guerrero se ha estancado y aparece en los últimos lugares en prácticamente todos los indicadores socioeconómicos del país.

¿Qué opción de gobierno distinto, que pueda sacar a Guerrero del atraso, representan los dos principales candidatos a la gubernatura? Yo creo que ninguna. ¿Qué hay en sus respectivas biografías que haga pensar que uno de ellos pueda hacerlo mejor que el otro? Nada.

Reviso las declaraciones de estos candidatos y me pregunto cuál de ellos tendrá un diagnóstico certero y un antídoto para la violencia desbordada en diferentes partes de Guerrero. No encuentro respuesta.

La elección del 30 de enero en ese estado del sur es el paradigma de la atrofia de la transición democrática mexicana: candidatos sin propuesta que no piensan en otra cosa que en su propia carrera política, defecciones de un partido a otro en vísperas del registro de candidatos, encono que llega de manera creciente a la violencia, uso cada vez más descarado de recursos públicos en las campañas, debates ausentes de alternativas reales para los ciudadanos, intereses descarnados como objetivo para ganar elecciones…

Todo ello se ha visto en la campaña electoral de Guerrero, donde la única buena noticia parece ser que Aguirre o Añorve, quien quiera que gane la gubernatura el próximo domingo, no durará seis años en ella sino sólo cuatro años y medio, a causa de la reforma electoral, avalada por la Suprema Corte, que empatará las próximas elecciones para gobernador de la entidad con los comicios federales legislativos de 2015.

Los peores incidentes se han visto desde 11 de enero pasado, cuando un grupo de presuntos brigadistas del PRI propinaron una golpiza al representante electoral de la coalición Guerrero Nos Une, Guillermo Sánchez Nava, uno de los líderes históricos de la izquierda en el estado.

Ex miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, un grupo guerrillero escindido del Partido de los Pobres de Lucio Cabañas, el perredista Sánchez Nava seguía grave al momento de escribir estas líneas, con traumatismo craneoencefálico y en estado de coma inducido.

La investigación sobre la agresión que sufrió no había avanzado, por falta de pruebas. El señalamiento del PRD al PRI, como responsable de los hechos, fue respondida torpemente por el senador priista Fernando Castro Trenti —miembro de una comisión legislativa que da seguimiento a los procesos electorales de Guerrero y Baja California Sur—quien llegó a negar que la agresión hubiese siquiera ocurrido.

Una semana después, el PRD denunció la aparición de un camión con 40 toneladas de despensas que eran descargadas en una colonia de Acapulco, supuestamente provenientes del Estado de México.

Sin embargo, casi de inmediato el PRI respondió con la difusión de una conversación telefónica entre el candidato Ángel Aguirre y la senadora perredista Claudia Corichi, en la que ésta ofrece llevar a Acapulco a un grupo de “gentes” para ayudar al ex gobernador sustituto a ganar en zonas donde marcha rezagado en las encuestas contra Añorve.

En la plática, salpicada de palabras altisonantes y frases propias de un ligue adolescente, Aguirre ofrece a Corichi —hija de la ex gobernadora de Zacatecas, Amalia García, actualmente investigada por actos de corrupción durante su gestión— retribuir la ayuda con “libros” (presuntamente dinero) para que ella misma pueda buscar una candidatura en el futuro.

Habrá que ver qué tan buena gestora del voto resulta Corichi, quien nada pudo hacer por evitar la derrota del PRD en Zacatecas en julio pasado y ha sido señalada ella misma como una figura que concentró mucho poder en el gobierno de su madre, sobre la que también se habla en la conversación.

No hace falta ser muy perspicaz para ver que la elección del próximo gobernador de Guerrero se pelea como un botín, con los recursos más sucios de la política. No hay siquiera el intento de pretender que lo que importan son los proyectos de desarrollo, algo que ese estado requiere con urgencia. No, allá se trata solamente de “ponerle una chinga” al adversario (palabras de Aguirre) y luego usar al gobierno como un medio para promover intereses personales y de grupo.

Quizá el único recurso que le quede a la ciudadanía en Guerrero para mostrar su inconformidad con la actuación de sus políticos sea no acudir a las urnas y castigarla con la abstención, o ir y anular su boleta. Total, para lo que se ha visto en campaña, da lo mismo quien gane. Ya sea Aguirre o Añorve el próximo gobernador, de todos modos perderá Guerrero.

Hillary Clinton en México, toma tres

Como adelantó Excélsior en su edición del viernes pasado. La ex primera dama de Estados Unidos y actual secretaria de Estado llegará mañana a Guanajuato, en visita oficial, alrededor de las 12:15 horas.

Se trata de la tercera visita de Hillary Clinton a México en menos de dos años (ya vino en marzo de 2009 y en marzo de 2010). Generalmente ha venido a hacer control de daños. La primera, por las declaraciones del almirante Dennis Blair, entonces director nacional de Inteligencia del gobierno de Barack Obama, quien dijo que el gobierno mexicano no mandaba en todo el país; la segunda, por sus propias aseveraciones, en el sentido de que los cárteles mexicanos constituían ya una narcoinsurgencia.

Lo que aparentemente trae ahora a México a la secretaria de Estado es la revelación de cables diplomáticos secretos, filtrados a WikiLeaks, en los que autoridades estadunidenses daban cuenta de una supuesta confrontación entre las fuerzas de seguridad en México, entre otras cosas. La publicación de dichos cables, a principios de diciembre pasado, incluso propició una llamada telefónica de Obama al presidente Felipe Calderón.

Sin embargo, de acuerdo con fuentes del Senado mexicano, la visita de Clinton también podría ser un madruguete a la intención del líder senatorial estadunidense, el demócrata Harry Reid, de venir a México y visitar algunas zonas calientes como Ciudad Juárez. Para ello, la oficina de Reid ya había hecho contacto con el Senado mexicano, según informó a este reportero un importante legislador del PRI.

En todo caso, la ventana de oportunidad para acelerar la cooperación México-Estados Unidos en materia de lucha contra el crimen organizado podría durar poco. El presidente Obama ya dio visos de que pronto estará concentrado en su reelección y ya sabemos que en las campañas electorales estadunidenses el nativismo suele llevar la batuta.

Hay “sexismo benevolente”

Luis González de Alba
Se descubrió que...
Milenio

Un equipo de la Universidad de Chicago llega a conclusiones que sorprenden sólo en ciertos niveles intelectuales: Hay mayor posibilidad de que sean hombres y no mujeres quienes busquen trabajos en los que competir con colegas afecte los salarios. “Eso puede ayudar a explicar la persistente diferencia de pago entre hombres y mujeres”.

El estudio cubrió la mayor parte de las mayores áreas metropolitanas de Estados Unidos y reveló que “las mujeres están menos interesadas en trabajos en los que competir entre colegas determine los salarios”. Pero en ciudades donde los salarios son generalmente bajos, “las mujeres tienden a desear trabajos en los que la competencia determine la paga”, mostró el estudio.

El estudio se publicó en el National Bureau of Economic Research con el título “Do Competitive Work Places Deter Female Workers?” Señala el autor principal, John List: “Sabemos que mujeres que realizan el mismo tipo de trabajo que hombres con frecuencia no reciben el mismo pago”. Luego plantea dos explicaciones para esas diferencias: “Hay quienes ven que la causa es discriminación. Otras personas han sugerido que a los hombres los atrae más que a las mujeres el hecho de competir, y eso cuenta en las diferencias.

Los investigadores diseñaron un experimento para analizar estas variables: publicaron anuncios de empleos en dos variantes, en ambos solicitaban el trabajo más común en Estados Unidos: asistente de administración. Uno lo redactaron neutral en cuanto al sexo, donde la tarea consistía en preparar reportes sobre noticias y otros trabajos típicos de oficina. El segundo anuncio era similar, excepto en que el trabajo consistía en preparar noticias deportivas.

Los anuncios se colocaron en agencias de empleos de las 16 ciudades mayores. A quienes respondieron, el equipo dio información adicional acerca de la forma de pago. A algunos solicitantes se les dijo que el pago era de $15 dólares la hora. A otros que tendrían un salario base de $13.50 y un bono de $3 que dependía del desempeño comparado con el de otros trabajadores.

A otros solicitantes se les ofreció un salario base de $12 dólares la hora y un bono de $6 si la persona superaba a los demás trabajadores. A un último grupo se le informó que el pago dependía de la productividad de los empleados al trabajar en equipo.

De quienes respondieron, quedaron 2 mil 702 solicitantes una vez que conocieron las formas de pago: mil 566 mujeres y mil 136 hombres. “Cuando el salario dependía más de competir en forma individual, fue 94 por ciento más probable que los solicitantes fueran hombres.” Las mujeres se desanimaron más con trabajos en los que el factor determinante para el pago fuera competir. Pero se observó variación según salarios. Por ejemplo, en San Francisco, Washington y Boston, donde los empleos de asistente son de unos 13 dólares, cercanos al pago base ofrecido, las mujeres se inclinaron menos a solicitar trabajos con forma de pago basada en competir. En ciudades de salarios inferiores, como Houston, donde los salarios locales andan por los $10, las mujeres se mostraron ligeramente más interesadas que los hombres en solicitar trabajos pagados bajo la forma de competir.

Contacto: William Harms, w-harms@uchicago.edu University of Chicago.

Es dañino el sexismo benevolente

Se llama sexismo benevolente a la actitud que hace de las minorías raciales, sexuales o de las mujeres motivo de políticas diferenciadas: ley especial para matrimonio entre personas del mismo sexo, en vez de matrimonio que rija para todos; curules reservadas para legisladoras; política de atracción de duranguenses, tlaxcaltecas, veracruzanos o mujeres con poca o ninguna representación en revistas, diarios o conjuntos de rock. Contratación de personas para remachar o soldar estructuras de edificios, puentes y estadios guardando siempre el 52 por ciento a las mujeres. Y si no llegan a pedir esos puestos a 50 metros de altura sobre vigas de 20 centímetros (demostración del dominio macho), promoción activa para que tomen esos lugares pre-asignados allá arriba.

Una investigación de la Universidad de Granada, España, previene contra los efectos negativos del “sexismo benevolente”, que definen como el hecho de “asumir que los hombres deben cuidar a las mujeres y sacrificarse por ellas”.

Mercedes Durán Segura, autora principal del estudio, señala el impacto negativo del sexismo benevolente porque esa actitud “protectora y afectuosa, no es inocente” ya que surge de considerar a las mujeres inferiores a los hombres, y por ende necesitadas de protección y cuidado masculino. El equipo realizó seis estudios experimentales en los que participaron más de 700 estudiantes de entre 18 y 24 años. Uno de esos estudios se realizó en colaboración con la Universidad de Kent (Reino Unido).

Hum… qué tal…

“Los resultados fueron publicados en un número especial del más importante journal en ese campo: Sex Roles.”

Contacto por e-mail: mmduran@ugr.es

La Revolución como escenario: OLGA, (Planeta, 2010).

Mi página web: www.luisgonzalezdealba.com

¿Y nuestros ricos?

Jean Meyer
Profesor investigador del CIDE
jean.meyer@cide.edu
El Universal

¿Qué hacen con su dinero nuestros ricos? Impulsan la destrucción de nuestra hermosa y rica naturaleza. Me dirán que el país tiene problemas más importantes. Sí y no. Saldremos del presente capítulo de matonería mexicana, mientras que el desastre ecológico acaba definitivamente con un capital que nos sustenta y que debemos transmitir a las generaciones futuras.

En año nuevo descubrí “el paraíso” de la isla de Holbox, en el Noreste de la península de Yucatán, pequeño paraíso terriblemente amenazado por su éxito mismo. Los amigos que lo conocieron hace años son muy tristes frente al “desarrollo” turístico y a lo que viene en el horizonte. Se puede aún decir que es “una oportunidad de oro para construir un proyecto de desarrollo turístico distinto a la atroz degradación de nuestras costas y otros enclaves”. Cito a Ricardo Cayuela en su demoledor diagnóstico intitulado “Bienvenidos a la Riviera Maya” (Letras Libres, diciembre 2010, p. 112). Él pregunta: “¿Qué hemos hecho de la Riviera Maya? El horror, el hastío, el asco”.

Holbox podría salvarse si nuestros ricos decidiesen invertir de otra manera. La isla es el mayor santuario del tiburón ballena de todo el Caribe, sitio de anidación de las tortugas marinas, hábitat de cocodrilos, sitio de alimentación de la segunda colonia más importante de flamencos; grandes grupos de delfines visitan su laguna durante las épocas de apareamiento, lo cual hace que, con la Laguna de Términos, sea la única área protegida en el Sureste del país que cuenta con delfines. Por cierto, hace unos días murió un delfín atrapado en las redes de la laguna, porque ciertos pescadores infringen la prohibición de pescar con redes. Aunque es Área Natural Protegida desde 1994, increíblemente aún no cuenta con el instrumento rector de planeación y regulación, el Programa de Manejo, debido a fuertes intereses contrarios.

Las aguas de Holbox tienen una elevada riqueza en mariscos y peces gracias a sus lagunas costeras, manglares y pastos marinos. Por lo mismo, la pesca representa la actividad económica con los mayores rendimientos para las comunidades de Holbox y Chiquila. Sin embargo, se impone un cambio en los métodos de pesca para mantener la producción conservando los recursos, como parte de una estrategia integral de manejo de los recursos naturales. Teóricamente, todo esto podría lograrse, puesto que desde 1994, la zona tiene la categoría de Área Natural Protegida en la categoría de protección de Flora y Fauna. (Agradezco al biólogo Andrés Lira Jr., quien me proporcionó lo publicado en el sitio de la Conabio y su revista Biodiversitas). Un paraíso, pues.

Sabemos cómo la serpiente astuta acabó con el jardín del Edén. La serpiente llegó a Holbox antes que el huracán Wilma arruinara a sus habitantes, los cuales escucharon entonces la voz seductora: “Véndeme tu parcela y ya verás, nos irá de maravilla a los dos”. Las islas son muy vulnerables a grandes transformaciones y resulta que nuestros capitalistas, en lugar de gastar su dinero en la conservación y desarrollo ambientalmente amigable del área, tienen la devastadora idea de repetir el desastre de la Riviera Maya.

Encontré en internet un Plan Visión de la Isla de Holbox de EDSA Compañía Internacional que enumera la creación de “resorts” de Ecoturismo, hoteles condominiales, cinco complejos residenciales con calles y avenidas (¿9 mil habitaciones?), una marina, club de playa, golf y áreas comerciales. Ya hicieron una gran promoción fuera de México para la parte de la isla que compraron y que se llama la Ensenada: 25 kilómetros lineales, o sea 40 kilómetros de costa de manglares y humedales, con playas vírgenes. Vírgenes que dejarán de serlo si logran realizar sus proyectos. Parece que hay otras dos propuestas en el mismo sentido. Como no hay agua ni población para atender a tanto turismo, existe otro proyecto enfrente de la isla, en la zona de Chiquila y el Ángel, el de Ciudad Conil: ya están comprando gran cantidad de hectáreas a los ejidatarios. En cuanto a este último proyecto, no confirmado, no he encontrado documentos, porque todo se maneja con suma discreción. Hace un año, en Milenio, Jeannette Acosta publicó unas entrevistas que hizo a los empresarios y sus abogados.

Hay abogados en medio porque (Unomásuno Quintana Roo del 24 de octubre 2010) hay “despojo en Holbox” y los ejidatarios se han quejado del contrato “irrevocable” de Fideicomiso para la Promoción y Desarrollo Sustentable de Holbox. Por lo pronto, un amparo ha parado los grandes proyectos del falsamente llamado Ecoturismo, pero el futuro se ve muy negro. ¡Lástima que nuestros ricos no sigan el ejemplo de los magnates estadounidenses que tuvieron un papel decisivo en la fundación y conservación de los grandes parques nacionales de EU!