mayo 28, 2011

¿Qué le pasa al mundo?

Yuriria Sierra (@YuririaSierra)
Nudo Gordiano
Excélsior

Un padre de familia, ex policía, además, harto y desesperado por la adicción de su hijo, optó por asesinarlo.

Pues el mundo no acabó, seguimos vivitos y coleando, pero se anunció una nueva fecha para el probable fin.

Ahora debemos esperar hasta el 21 de octubre, dicen por ahí. Cosa lúdica nada más, nadie espera en realidad una lluvia de meteoritos.

Lo que sí es evidente es que el mundo se nos ha envejecido tan pronto que ni lo hemos notado. Acontecimientos que van más allá de lo bizarro, de lo surreal.

Y es que para esto último, sólo Leonora y sus dragones, lagartos y alas abrazando sombras, escapando al viento.

Y nos enteramos de hechos que nos hacen preguntarnos qué carajo pasa en el mundo.

Un padre de familia en la delegación Gustavo A. Madero (ex policía, además), harto y desesperado por la adicción de su hijo, optó por asesinarlo.

Fue en defensa propia, era ya una rutina, el padre declaró, que su hijo lo amenazaba con una navaja para pedirle dinero y comprar droga.

Visto así, se piensa como un acto de desesperación tan grande que la conexión con el sentido común se pierde.

Así de desesperado se siente el mundo, donde unos cuantos segundos cambian el curso de todo…

De la desesperación nos vamos a otro síntoma de esta vejez del mundo.

Hace un par de días autoridades de la SSP, detuvieron in fraganti a un ex diputado del PRD.

Se llama Celestino Rivera Hernández, y este tipejo fue sorprendido en un hotel cuando abusaba sexualmente de un pequeño dedicado a limpiar parabrisas.

Ante el arresto, y porque su condición se lo permitió, quiso sobornar a los policías ofreciéndoles los cerca de 250 mil pesos en efectivo que traía consigo.

Por fortuna, no aceptaron. Así de enfermo se siente a ratos el mundo…

Y también hay absurdos.

En España, fue descubierta una banda que se dedicaba a prostituir mujeres nigerianas usando vudú como método de persuasión, aunque en caso de no resultar efectivo, entonces se iba a la vulgar amenaza del secuestro de sus familias, para obligarlas al trabajo sexual.

Y digo vulgar porque, por mucho, el vudú es una técnica muy original, pero también es profundamente absurda…

Pero ese no es el único asunto digno para lo insólito.

Nos enteramos que una de las empresas aseguradoras más importantes del mundo, festejó a sus empleados organizándoles una orgía.

Tal cual: se contrataron prostitutas para amenizar la fiesta y bajo un sistema de pulseras, los asistentes sabían a quién podían abordar, ya que el color de la pulsera les decía si las mujeres estaban “reservadas” para algún alto ejecutivo o se encontraban disponibles para cumplir cualquiera que fuera el deseo.

Entre lo ridículo y lo absurdo. Como una película de Kubrick, pero sin estética mágica, porque esa no puede verse en la realidad…

¿Alguna vez imaginamos ver al mundo así?

A ratos en agonía, a ratos tan vivo. Pero todos síntomas de un mundo que se nos envejece y se nos va de las manos.

España: ¿hacia dónde?

Ramón Cota Meza
Milenio

El primer paso es hablar con la verdad, sin alusiones ni circunloquios, y recuperar la gentil llaneza, virtud española por excelencia.

La implosión económica parece haber encerrado a España en un callejón sin salida. Los políticos y los medios hablan de cualquier cosa, menos de cómo encarar la crisis. Los “acampados” muestran determinación y civilidad pero no proponen soluciones más allá de cambios políticos inciertos. El desalojo forzoso del campamento de Barcelona ayer podría degenerar en escalada represiva. Hay que debatir lo esencial:

Las causas de la crisis económica son las mismas que alimentaron el boom. Flujos abundantes de crédito externo barato erigieron un castillo de naipes que terminó derrumbándose sobre el valor de los activos reales. Prescindamos de las cifras. La crisis es típicamente de expansión incontrolada del crédito externo, pero su peculiaridad es que el gobierno carece de política monetaria para contrarrestarla.

La receta ortodoxa en casos así es devaluar la moneda para abaratar las exportaciones y reiniciar el crecimiento, pero España está impedida porque su moneda es la misma que la de sus acreedores. Por tanto, el ajuste recae directamente sobre salarios, prestaciones y gasto público. El gobierno está vendiendo hasta la lotería —la vajilla de la abuela— para obtener apenas 10 mil millones de dólares.

Los gobiernos europeos se ilusionaron tanto con el euro que ahora niegan la realidad. Tener una moneda común sin una hacienda común conduce a la inmovilidad en situaciones de crisis. Y una hacienda común tendería a borrar los gobiernos y las peculiaridades nacionales. Mientras los países en crisis no tengan autonomía monetaria para ajustarse, los rescates serán dinero a la basura.

El movimiento M-15 no ha presentado ideas económicas, salvo su oposición al recorte de pensiones. Por lo visto ignora dónde está parado. Ve algunos árboles españoles, no el bosque europeo. La estrechez de su perspectiva parece provenir de asociar el periodo de expansión económica a la integración europea, mientras que la crisis es atribuida a la partidocracia y los intereses creados de España.

Los partidos, los media y los intelectuales españoles necesitan una buena sacudida, pero el 15-M no se las está proporcionando porque comparte la misma ilusión. Al tomar la ruta de la integración europea, todas las fuerzas de España empezaron a bailar al mismo son. Por eso los políticos no se distinguen entre sí. Sin ideas propias, tienden al histrionismo parlamentario, al oropel y a la vida curra.

Otra consecuencia de la abundancia de crédito fue el crecimiento de los aparatos administrativos regionales. Hay enormes déficits acumulados que no han salido a la luz porque la información está protegida por leyes autonomistas. La duplicación y superposición de funciones crea costos inútiles, ineficiencia y simulación. Es probable que el ajuste económico tenga consecuencias en la organización política del país.

El 15-M ha mostrado fibra y responsabilidad, pero se está quedando corto de ideas. Por haber vivido en la burbuja, los jóvenes adultos tienden a confundir su ilusorio pasado inmediato con derechos sociales adquiridos. Se tardaron mucho en reaccionar porque vivían de pensiones y seguros de desempleo. Ahora que se las recortan se vuelven contra políticos y banqueros. No están tomando el toro por los cuernos.

No es remoto que el euro se derrumbe en la crisis de los países periféricos, pero no hay que verlo como desastre, sino como corrección de una desmesura. Si holandeses y franceses dijeron “no” a una constitución europea en 2005, es hora de preguntarse por el futuro de la moneda común. La integración continuará por dinámica propia, pero los países deben tener margen para sortear las crisis.

El primer paso es hablar con la verdad, sin alusiones ni circunloquios, y recuperar la gentil llaneza, virtud española por excelencia.

Mañana o pasado. En una hojeada al libro Mañana o pasado de Jorge G. Castañeda no encontré referencias a la “imitación extralógica” (adopción ciega de modelos extranjeros —Antonio Caso) ni al “ninguneo” (Octavio Paz), vicios morales atribuidos a los intelectuales locales por los escritores de lo mexicano. ¿Será?

Pepe Narrow

Jaime Sánchez Susarrey
Reforma

Si estuviéramos en los años sesenta o setenta, el rector podría ser definido -de acuerdo con la jerga marxista de aquellos tiempos- como un "pequeño-burgués". Sus prejuicios son manifiestos

José Narro tiene un concepto tontamente "aristocrático" de lo que es un universitario. Por eso rechazó la propuesta de que los organismos de seguridad pública presentaran a los estudiantes opciones de trabajo para hacer carrera en la Policía Federal.

Ante semejante posibilidad, el rector de la UNAM respondió categórico: "A los jóvenes les tenemos que abrir posibilidades, que no pueden ser ésas nada más. Nosotros hemos decidido, simplemente, decir gracias a ese tipo de situaciones".

El problema está, por una parte, en que nadie plantea que ésa sea la única posibilidad. El convenio estipula simplemente que los estudiantes tendrán la oportunidad de escuchar los planteamientos de la Secretaría de Seguridad Pública y decidir individualmente si les resultan atractivos o no.

Por la otra, el rector abusa de su autoridad. Porque no hay reglamento que lo faculte decidir qué deben escuchar los jóvenes y, mucho menos, qué oficio no deben desempeñar. El atropello es fehaciente. Atenta contra la liber- tad de elegir y limita el número de opciones que pueden y deben tener los universitarios.

Si estuviéramos en los años sesenta o setenta, el rector podría ser definido -de acuerdo con la jerga marxista de aquellos tiempos- como un "pequeño-burgués". Sus prejuicios son manifiestos. En el fondo de su rechazo hay un desprecio por la profesión policiaca y una sobrevaloración del estatus universitario.

Pretención verdaderamente risible. Porque en los tiempos que corren, los licenciados y otros egresados de las universidades terminan ejerciendo oficios que nada tienen que ver con los estudios que cursaron. Pero además, para forjar corporaciones policiacas con espíritu de cuerpo y servicio es indispensable mejorar el reclutamiento y romper los viejos esquemas y prejuicios.

Las preguntas a José Narro caen entonces por su propio peso: ¿quiénes deben y merecen ser reclutados por la Policía Federal? ¿Los estudiantes del Poli o hay que optar por los que tienen primaria o ningún certificado de estudios como sucede con un gran número de policías municipales?

Los desfiguros de José Narro no terminan ahí. También los hay por omisión. La rectoría condenó en días pasados la agresión que sufrió Luis Felipe Bravo Mena en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán y conminó a respetar la tolerancia, pluralidad, diálogo, solidaridad y el debate.

Pero esa condenación no fue hecha personalmente por el rector y, algo más grave, no menciona la posibilidad de sancionar a quienes insultaron, escupieron, jalonearon e incluso apedrearon al candidato del PAN. No es, por lo demás, la primera vez que esto ocurre.

A principios de marzo, Francisco Labastida fue objeto de una agresión similar en el auditorio de la Facultad de Economía. Sus atacantes eran estudiantes y trabajadores. En esa ocasión, el H Rector guardó un prudente silencio y no hubo -siquiera- comunicado condenando los hechos.

Tuvo que ser el director de la Facultad de Economía quien condenara la agresión y advirtiera que habría sanciones para los estudiantes. Ante lo que Amador Gordillo, dirigente del Sindicato de Trabajadores de la UNAM espetó: "no podemos permitir que los neoliberales vengan a pasearse por nuestra Facultad de Economía".

La parsimonia y la prudencia del rector en estas dos ocasiones contrastan con la enjundia y la pasión con que defendió el caso de Lucía Morett (la estudiante de la UNAM que sobrevivió al bombardeo de un campamento en Ecuador que estaba bajo el mando de Raúl Reyes, número dos de las FARC).

Tanto el gobierno del Ecuador como el de Colombia encontraron evidencias del involucramiento de Morett con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Por eso, a solicitud de Colombia, la Interpol emitió una ficha roja contra Lucía Morett en octubre de 2009.

Ante esta situación, José Narro salió lanza en ristre a defender a la estudiante de la Universidad: si existen pruebas de que se cometió un ilícito, que se presenten o, de lo contrario -sentenció-, que su situación se aclare debidamente.

¡Pero en razón de qué y para qué el rector de la UNAM se involucró en un caso de índole penal e internacional!

Termino con la cereza del pastel. En abril de este año se celebró en Guadalajara una reunión de universidades públicas. Allí, Narro fue contundente: "más allá de ser un diagnóstico para impulsar el avance académico, esa evaluación se usa para calificar, comparar y señalar a los estudiantes, sin tomar en cuenta el entorno socioeconómico en que viven". Por eso la UNAM, concluyó el rector, decidió desde el inicio no participar en la prueba ENLACE.

Pero, señor rector: la UNAM recibe este año un presupuesto de más de 29 mil millones de pesos. Los contribuyentes tenemos derecho a conocer la evaluación de lo que se está haciendo con ese dinero.

Pero, señor rector: lo que usted propone es que no haya evaluación o que sea tan laxa que a todo estudiante se entreguen notas gratis y el título correspondiente en función de su entorno socioeconómico.

Pero, señor rector: coincide usted con las facciones más reaccionarias y trogloditas del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación que también se oponen a ENLACE.

Pero, señor rector: ¿qué diferencia existe entre usted, que condena la prueba ENLACE por ser neoliberal, y el señor Amador Gordillo que corretea y expulsa a los neoliberales que mancillan el suelo universitario?

La respuesta es muy simple: ninguna.

A lo que agrego una acotación: así como no es cierto que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen, la UNAM tampoco tiene el rector que necesita. Para decirlo en spanglish: Pepe Narro es muy narrow.

Cordero vs. Josefina

Ivonne Melgar (@IvonneMelgar)
Retrovisor
Excélsior

La decisión de Calderón está tomada: va de la mano con su más cercano colaborador en la búsqueda de la candidatura presidencial blanquiazul.

La sospecha se confirmó antes de lo previsto: Ernesto Cordero, el secretario de Hacienda, es el delfín de Los Pinos. Y a partir de ahora quien no se sume al ungido, podría comprar pleito con el Presidente.

La decisión de Felipe Calderón está tomada: va de la mano con su amigo y más cercano colaborador en la búsqueda de la candidatura presidencial blanquiazul.

Había prometido piso parejo en una selección interna del PAN en la que, además del elegido, estaban inscritos otros tres secretarios del gabinete.

Hoy podemos considerarlos fuera del juego. Porque al margen de sus declaraciones de que se mantienen en la pelea, es un hecho de que Alonso Lujambio, titular de la SEP ; Javier Lozano, de Trabajo, y el responsable de la Sedesol, Heriberto Félix, ya no tendrán márgenes para sumar seguidores y terminarán, sin temor a equivocarnos, formando parte de Unidos con Ernesto. No tienen autonomía para desobedecer.

Y es que la señal ha sido clara: Cordero va y para confirmarlo ofreció este jueves, desde Palacio Nacional, un mensaje en el que no sólo dijo sí quiero, sino que se calificó como el abanderado de la continuidad calderonista hacia 2012.

Sólo un hombre de todas las confianzas del Presidente, puede presentarse en ese recinto en un día laboral y definirse como el candidato del relevo.

El secretario de Hacienda respondió así a la carta de la cargada, un documento de postulación formal de “el candidato” que avalaron 134 panistas con poder.

Y hubo una firma clave, la del gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, operador de la maestra Elba Esther Gordillo, su protectora y guía.

La incorporación al bloque corderista del expriista y actualmente de indefinida identidad partidista —hay que recordar que llegó al gobierno estatal como abanderado de la alianza PAN-PRD-Panal— se dio simultáneamente a la ratificación de la cercanía política entre la vitalicia dirigente sindical y Calderón.

Y para que nada fuera casual, el reencuentro del Presidente con la líder del SNTE fue en Puebla, con Moreno Valle como anfitrión, a fin de anunciar una reforma a la Carrera Magisterial.

Los elogios mutuos de esa tarde, sin dejar de ser retóricos, mostraron la alineación de sus intereses. “Se podrán decir muchos estigmas y prejuicios acerca del SNTE, pero hemos podido dialogar, entendernos y buscar siempre la superación de México”, dijo Calderón.

Elba Esther comentó: “Perdóneme, pero voy a cometer una indiscreción. Cuando usted era candidato lo hablamos. Señor Presidente, por la educación, y usted dijo: Adelante. No vaya a fallar, maestra. En lo que he podido, he cumplido. Usted ha cumplido con creces”.

La maestra tiene razón, le ha cumplido con creces, hasta el exceso de quitar de la titularidad de la SEP a Josefina Vázquez Mota, cuando supo que no podría hacerla su rehén.

Y en reciprocidad, Elba Esther tendrá como en 2006 una vela prendida en la capilla azul. Sin agotar sus posibilidades con Marcelo Ebrard en el PRD y Enrique Peña Nieto en el PRI, ahora le da su visto bueno a Cordero en el PAN.

No es un apoyo gratuito. Cuando tronó su relación con la secretaria Vázquez Mota, en 2008, el difunto titular de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, tomó la interlocución con Gordillo.

A su muerte, Cordero heredó el liderazgo de los más cercanos al Presidente, la estafeta de sucesor y hasta la tarea de negociar con Elba Esther, quien ahora lo premia con su visto bueno, a través de Moreno Valle y algo aún más valioso: el veto a la diputada Vázquez Mota, quien después de la carta de la cargada es la única sobreviviente de una competencia que, por la vía de la imposición, se redujo a dos.

Todo indica que los malos números que las encuestas reportan para Cordero frente a la creciente popularidad de la jefa de la bancada blanquiazul precipitaron el lanzamiento del candidato de la continuidad, decantando la lista antes del banderazo de salida.

Josefina no sólo dejó atrás al senador Santiago Creel —cuya declinación será codiciada por ambos finalistas— duplicándole las preferencias entre militantes y afiliados, sino que hasta hace unos días estaba tres a uno frente a Cordero en las intenciones de respaldo entre las bases.

Es un hecho que 60% de los 382 consejeros del PAN son afines al Presidente o sin un vínculo con otro grupo, como también lo es que el secretario Cordero aún no despierta la emoción electoral.

A partir de ahora, el precandidato de la estructura y la precandidata del entusiasmo medirán fuerzas. Él deberá probar que el traslado de la definición de 2012 a Los Pinos valió la pena. Ella tendrá que demostrar que en la cargada llevan la penitencia.