julio 12, 2011

Creel lanza su resto

Adrian Trejo (@adriantrejo)
atrejo@callemexico.com
Calle Mexico

Santiago Creel Miranda ha sido el primer precandidato presidencial del PAN que se separa de la nómina para hacer campaña, según dijo, “sin privilegios”.

Creel pretende marcar la pauta para que el resto de los aspirantes, que hoy ocupan cargos en el gobierno federal o de elección popular, hagan lo mismo.

Se quiera o no, es una medida de presión tanto para Ernesto Cordero como para Josefina Vázquez Mota, quienes son hasta ahora, de acuerdo a las encuestas, sus rivales más cercanos.

Cordero y Vázquez Mota tendrán que abreviar su decisión debido a que les corresponderá, como Secretario de Hacienda y coordinadora de la bancada del PAN en San Lázaro, negociar el paquete económico del próximo año que por ley deber entregarse el 8 de septiembre próximo al Congreso.

Si Cordero y Vázquez Mota se involucran en la negociación del paquete económico, se arriesgarán a tomas decisiones altamente impopulares en detrimento de sus aspiraciones presidenciales.

Por eso se dice que Cordero dejará el paquete económico armado para que su sustituto lo negocie con el Congreso; si así fuera, habría el tercer secretario de Hacienda del sexenio en agosto próximo.

Lo mismo tendría que hacer Vázquez Mota, a quien desde dentro de la fracción comienzan a disputarle el liderazgo.

Dicen que más vale tarde pero por fin el presidente Felipe Calderón felicitó a los ganadores de las elecciones para gobernador del domingo 3 julio; puros priístas.

Eruviel Ávila, Rubén Moreira, Roberto Sandoval, que ganaron respectivamente el estado de México, Coahuila y Nayarit.

Y aunque la tardanza del Ejecutivo para felicitar a los ganadores se debió, según versiones, a que no quiso cometer el desliz de otras elecciones en las que felicitó al ganador aun cuando había recursos de revisión interpuestos en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, como que no checa el dato pues al menos en Coahuila y el estado de México la diferencia entre el primero y el segundo lugar fue de más de 30 puntos.

Así que con esa distancia, ¿cuál queja puede prosperar en el TEPJF?

Se terminó el “Operativo Conago 1” y la ciudadanía ni se enteró de los resultados finales.

El operativo se hizo, desde luego, para lucir las cifras de detenidos, de autos recuperados y de órdenes de aprehensión cumplidas, pero más allá del relumbrón los gobernadores no le han dicho a la ciudadanía que pasó y que pasará con esa estrategia presuntamente exitosa.

Porque lo último que propuso Marcelo Ebrard Casaubón, es que el operativa fuera permanente, al menos en los estados que registran los mayores índices de violencia en el país, pero no dijo cuándo ni cómo ni cuáles estados apoyaban la medida.

Por vía de mientras, los gobernadores solicitaron al gobierno federal más recursos –off course- para combatir a la delincuencia organizada.

¿Y eso es todo?

Verano de furia

Juan Manuel Asai
jasaicamacho@yahoo.com
Códice
La Crónica de Hoy

Masoquismo.- La carnicería sigue. Revisar los encabezados periodísticos es cada vez más un ejercicio masoquista. Matanzas, decapitaciones, entierros clandestinos, furia sin freno. Entrar en detalles causa vértigo, es obsceno. ¿Dónde nos cabe tanto dolor? En el verano del 2011 el quehacer nacional gira alrededor del tema de la violencia. La muerte, sus apariciones cotidianas, es el asunto hegemónico en los medios de comunicación, en las charlas de sobremesa, en los debates políticos. La violencia se ha convertido en un factor determinante en la esfera económica, sobre todo en lo relativo a las nuevas inversiones y al turismo internacional, cuyos indicadores no repuntan.

La violencia es, en mala hora, rasgo sobresaliente de la imagen de México en el exterior. Los corresponsales de los diarios internacionales destacados en México se han dado vuelo. No quieren irse a ningún otro lado. Todos los días tienen material de sobra. El gobierno federal, principal emisor institucional en el país, es responsable de que las cuestiones relativas a la crisis de seguridad dominen la agenda pública. No sólo porque ha emprendió magnos operativos en contra de las bandas del crimen organizado, con soldados y marinos en las calles, sino porque ha intentado, sin mucho éxito, sacar provecho político de la difusión, a través de un uso intensivo de medios, de sus supuestos logros en la materia.

De hecho, la campaña política del 2009 del partido en el poder, el PAN, giró alrededor de la “valentía” del Presidente para enfrentar a la delincuencia organizada. El gobierno no tiene tiempo para cambiar de materia. De aquí a un año, cuando sea la próxima elección presidencial, su única opción es tratar de obtener alguna renta política de la ofensiva contra la delincuencia, aunque ya no centrada en la temeridad de Calderón, sino en el deber cumplido y la solidaridad con el sufrimiento de los ciudadanos, que parece poco para remontar la ventaja de los priistas.

Política.- En este verano, al tiempo que los episodios de violencia se multiplican, el rasgo sobresaliente es la consolidación de la percepción de que el PRI ganará, casi como una fatalidad, la elección presidencial del 2012, llevando como candidato al actual gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto. Peña es desde hace años, puntero en todas las encuestas que se conocen de preferencias electorales. La inminencia del triunfo del PRI determina el trabajo político cotidiano de Calderón. El PAN es que no tiene en sus filas aspirantes consolidados, los integrantes del gabinete, legisladores e incluso un gobernador, el de Jalisco, que han externado interés en aparecer en las boletas de media tabla. La única que parece tener potencial para detonar es la diputada Josefina Vázquez Mota, que no es del agrado del presidente Calderón

En el flanco de la izquierda, en cambio, hay dos figuras de peso: Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard. Uno de ellos será el candidato presidencial, o tal vez los dos, si es que la izquierda no presenta, como ha ofrecido, una candidatura de unidad. Ambos son políticos experimentados y con niveles considerables de conocimiento y aceptación por parte de la ciudadanía, pero muy lejos de Peña Nieto y también detrás del candidato B del priismo, que sería el senador Manlio Fabio Beltrones.

Economía.- En el flanco económico inquieta el distanciamiento inocultable entre Calderón y Carlos Slim, el hombre más rico del mundo. Los indicadores económicos de México son mediocres. Los niveles de crecimiento y de empleo, están por debajo de otros países del área. La población mayoritaria está preocupada por la cuestión económica, pero no tanto como con la seguridad. Como varios de nuestros principales socios comerciales también encaran problemas serios, la posibilidad de un repunte de los indicadores en el corto plazo es endeble, pues las inversiones foráneas, que podrían ser el detonador, no llegarán en grandes cantidades en los próximos años.

No hay, en este verano, señales de movilizaciones populares. La sociedad civil que tiene motivos para estar indignada, carece de canales para expresar su descontento sin tener que pasar por la aduana de los partidos políticos o del gobierno federal. Ahí está el ejemplo de la indignación del poeta Sicilia que concluyó con un abrazo y la entrega de un rosario, gestos espléndidos que desactivaron ese movimiento.

In Fidel

Pedro Ferriz (@PedroFerriz)
El búho no ha muerto
Excélsior

Fidel Herrera es un pájaro de cuenta. Un bicho ladino y peligroso.

Empiezo esta novela un día de julio de 2004 en el que invito a los aspirantes al gobierno de Veracruz a un debate de ideas y propuestas en el Puerto Jarocho. Gerardo Buganza estaba puntual a la cita, Fidel Herrera no llegaba, aunque yo sabía que estaba sentado en su coche a unas cuadras del hotel sede, esperando calar en mi reacción en caso de que no se presentara. Poco antes de iniciar el ejercicio se apersonó Dante Delgado Rannauro, un candidato apoyado por el PRD y Convergencia que yo no había considerado, por no constituir una opción viable para el triunfo de esas elecciones. Me dijo que se le hacía una grave omisión y lo invité a sentarse. Estaba a punto de empezar con los presentes y por el micrófono convoqué a Fidel, haciéndole ver que sabía que estaba agotando la instancia para no asistir. Muy a su pesar... llegó.

Siempre he percibido a Fidel Herrera como un Z_orro. Desde sus años mozos así lo fue. Se nota a la legua que vivió serias limitaciones en su infancia, que le hicieron cobrar venganza en cuanto la vida le diera una oportunidad... Y así fue, Fidel se coló en los círculos del poder priista. Agitó las aguas hasta donde pudo, convirtiéndose en uno de los primeros “trapecistas” en el Poder Legislativo. Influyó en el PRI hasta donde su eterna verborrea le permitió, metido en campañas y giras presidenciales. Cárteles políticos y grupos de poder. Digamos que si alguien le ha sacado raja al PRI todopoderoso de tiempos idos, fue Fidel “el negro” Herrera. Siempre vi con temor para México que hombres como él llegaran a dominar alguna cartera o gobierno. Es un ser que desconoce los escrúpulos, la ética, la honradez o el honor. Digamos un mal nacido, incrustado en la vida política de mi generación... hasta nuestros días. Cuando llegó al gobierno de Veracruz, supe que iniciaría una pesadilla que calculé de seis años... Me equivoqué. Fidel Herrera sigue gobernando desde la oscuridad. Y así será hasta que haya algo o alguien que cambie su destino.

No alcanzo a entender cómo asaltantes tan visibles puedan mantener ese grado de impunidad. No entiendo cómo no ha sido expulsado del PRI y menos que siga teniendo aliados.

El mayor logro de su sexenio fue haber empobrecido al estado, hasta el grado que hoy, por su nivel de: endeudamiento, bienestar, infraestructura y deterioro de sus actividades primarias y algunas secundarias (las que dejó vivas) ocupa uno de los últimos lugares en la lista de la República. La expulsión de veracruzanos a otras entidades y a EU es apabullante. Uno de cada cinco en edad de trabajar, tuvo que emigrar durante su sexenio. La deuda pública de su administración, deja a Veracruz como el quinto estado más endeudado del país, con 35 años de plazo para consolidar obligaciones. El grado de corrupción desarrollado hizo inmensamente ricos a muchos empresarios de poca monta o de medio pelo. Ahora forman parte del cártel que lo sigue vanagloriando. La mezcla de poder económico que les brindó se entrelaza con las actividades que éstos empezaron a ejercer con Los Zetas en el Estado.

Los dos puntos neurálgicos de delincuencia organizada en la actualidad son Tamaulipas y Veracruz. Pesadilla de operativos federales que ven en esos lugares la resistencia, no sólo de las pandillas, sino de parte de la sociedad que han hecho presa de sus intereses.

El pasado miércoles, tuve la osadía de denunciar que el Puerto de Veracruz está inundado de zetas. Es más, dije que éstos ya son dueños de una importante cantidad de negocios. La reacción fue que horas más tarde, una veintena de asociaciones y cámaras me enfilaron un desplegado en Excélsior, en el que manifestaron mi falta de ética y profesionalismo por mis dichos y calificativos hacia el Estado veracruzano. Grupos empresariales que en años no se ponen de acuerdo para nada, en cuestión de horas me habían armado una reacción, orquestada por Fidel Herrera, por conducto de los que son sus títeres y otros que lo ignoran. Lo mismo hace en internet, donde me ha levantado campañas difamatorias. Lo mismo hizo como reacción a cuando presenté una grabación en la que le daba instrucciones al actual gobernador para que “movilizara” el voto. Esa que decía que estaba sentado en “la pinche silla del poder”. Luego de esto, mandó hacer una edición de palabras mías —mal acomodadas— con frases de él, en las que todo exhibe, como si lo estuviera extorsionando.

Fidel Herrera es un pájaro de cuenta. Un bicho ladino y peligroso. Nadie de mis allegados me recomienda que publique estas líneas, mas considero mi obligación hacerlo. No sólo por quién es y lo que ha hecho, sino por el mal ejemplo que damos a la sociedad, cuando lanzamos una guerra en contra de la delincuencia organizada y dejamos de lado a gobernadores organizados en la delincuencia, como él. El quebranto a las finanzas públicas, el abuso de poder. El sesgo que tomaron las obras públicas, educación y salud. El rumbo político y el deterioro social, hacen de Fidel Herrera, el enemigo público número uno de los veracruzanos.

Aunque sé que nadie levantará un dedo contra él. Aunque sé que nadie en la sociedad se atreverá. Aunque sé que ni el mismo Presidente, ni el Poder Legislativo ni el Judicial dirán que esta boca es mía. Con todo, sé que es una vergüenza de nuestro tiempo y será mi obligación levantar la voz. Aunque no tenga eco. Aunque sea para nadie. Aunque no sirva para nada.

Nota: Pregunté el viernes al auditorio: “¿Aprobaría usted que el PRI le diera a Fidel Herrera una responsabilidad política hacia 2012?” Para cuando terminé el programa, luego de cuatro horas 15 minutos, el resultado era: 4% aprobaría, 96% no.

Ahora que escribo estas líneas, los números son: 78.54% aprobaría, 21.46% no.

Gracias, Fidel, me lo sigues ratificando. ¡Eres un marrano!

Triunfo balsámico

Román Revueltas Retes
revueltas@mac.com
Interludio
Milenio

Los chicos de la Sub 17 no se arrugan. Caen y se levantan; van abajo en el marcador y se sobreponen; luchan constantemente; exhiben descaradamente su talento; y, finalmente, juegan en equipo, algo que, según parece, no sabemos hacer los mexicanos. Estas cualidades suyas tan evidentes los han llevado directamente a la cima: son campeones del mundo de futbol en su categoría y, sobre todo, nos han mostrado, a todos los demás, un camino.

No es poca cosa, en estos tiempos de desaliento nacional, que hayan logrado imponer sus virtudes. Las “historias de éxito”, como suelen decir los autores de libros de autoayuda y los motivadores a sueldo, son muy poco frecuentes en territorios, como los nuestros, avasallados por el derrotismo y los impulsos de autodenigración. ¿Dónde está, de pronto, el “héroe de las derrotas”, esa figura que nos resulta tan entrañable y tan determinante en la historia patria? Siempre nos ha sido mucho más familiares los desenlaces como el de la Sub 22 que participó en la Copa América. Pues, cambiemos el guión y disfrutemos la clamorosa victoria alcanzada por estos muchachos: ganaron los siete partidos de la competición y derrotaron a rivales de mucho abolengo, Holanda y Alemania, para mayores señas.

Lo más importante, sin embargo, es que son los emisarios directos de la cultura del esfuerzo, los embajadores de la tenacidad y, en este sentido, encarnan unos valores que deben todavía esparcirse universalmente en nuestra sociedad. La picaresca, la trampa y el embeleco son también especialidades nuestras. Vaya que sí.

Nos encontramos, de tal manera, en una especie de mundo al revés: son los futbolistas profesionales, esos que fingen faltas todos los fines de semana y que caen como si los hubiera fulminado un rayo cada vez que un adversario les sopla en la nuca, los que debieran seguir el ejemplos de nuestros fieros chavales. Y mucha otra gente también. Pues eso.