enero 02, 2012

2012...

José Antonio Álvarez Lima
Heterodoxia
Milenio

Este 2012 será un año de incertidumbre. Existe duda razonable sobre el desenlace de varios dilemas inminentes:

1. La moneda está en el aire sobre el resultado de la elección de 2012. Lo que parecía una marcha triunfal del PRI hacia la Presidencia de la República y la mayoría legislativa ha comenzado a matizarse. Si bien el candidato Peña Nieto tiene aún el mayor grado de conocimiento y aceptación, sus autocalificados dislates han sido hábilmente magnificados y difundidos a través de las redes sociales y han dañado su imagen.

Su partido, en tanto, ha vivido el desastre Moreira y está en un lío por su costosa alianza con el Panal y el Verde. La anulación de su triunfo en Morelia le ha dado un nuevo golpe inesperado. Muchos se preguntan: ¿podrá Peña Nieto reorganizar su equipo y estrategia para remontar los tropiezos? ¿Podrá el PRI superar su crisis y presentar candidatos limpios y ganadores para las gubernaturas y el Congreso? ¿Podrá el PRI y su candidato convencer a la comunidad nacional e internacional de que son la mejor alternativa para combatir la delincuencia y el terrorismo?

Mientras esto ocurre, en el campamento de la república del amor y en el estado mayor panista se prepara la artillería pesada, el ejército de tierra y los comandos cibernéticos para atacar y debilitar al puntero y sus aliados. Están eufóricos porque sus primeros obuses (libros y precios) dieron en los depósitos de municiones.

No se falta a la verdad si se afirma que el resultado final electoral aún es una incógnita.

2. La moneda está en el aire también en la Unión Americana. El triunfo fácil de Obama esta descartado. Los republicanos pelearán con todo por conservar su mayoría en la Cámara de Representantes y conquistar el Senado. Aún es una incógnita quién sea su candidato, pero tanto Romney como Gringich tienen características para ser competitivos.

Para los republicanos, y sus aliados en los medios y la oligarquía, derrotar a Obama es vital. Un triunfo de los demócratas los ubicaría, de manera casi definitiva como una minoría radical de la América profunda, con poca posibilidad de volver a gobernar a la nación; por tanto harán lo que sea necesario para desprestigiar y derrotar al afroamericano. Tampoco faltamos a la verdad si sostenemos que allá tampoco hay certidumbre sobre el resultado electoral.

3. Por último, la moneda está en el aire literalmente en Europa. La vida del euro y el futuro de la misma Unión Europea está en duda por la crisis de la deuda soberana de aquellos países. La Europa de Zapatero, Papandreu y Berlusconi ha desaparecido y la de Merkel y Sarkozy está en riesgo. En las próximas elecciones de Francia el poder puede cambiar hacia los socialistas y si pierde las elecciones de Alemania se debilitaría Angela.

En Europa han emergido viejos problemas que han permanecido desatendidos. El envejecimiento de la población que afecta la competitividad, la creatividad y la viabilidad del sistema de pensiones. El desalentador desempleo juvenil que en algunos países como España casi llega a 50 por ciento. La peligrosa incapacidad para integrar a los emigrantes en los valores de la sociedad democrática y a la vida económica y política.

Todo esto y más, hace pensar, infortunadamente, que la fortaleza de la unión y la vida del euro están en riesgo.

Por tanto, la moneda está en el aire en México, Estados Unidos y Europa. Como lo está en Venezuela, Ecuador, Medio Oriente… Antes de que termine el 2012 conoceremos a los ganadores y perdedores.

¡Buena suerte para todos!

No hay comentarios.: