enero 12, 2012

México y Brasil

Jorge G. Castañeda (@JorgeGCastaneda)
jorgegcastaneda@gmail.com
Reforma

A muchos mexicanos de la burocracia y la clase política, desde el Presidente hasta tecnócratas ilustrados, les irrita sobremanera el contraste que suele plantearse entre el éxito brasileño y el fracaso mexicano. A los empresarios y a algunos miembros de la comentocracia más que irritación, el cotejo les genera un dejo de envidia. Y a un sector de la izquierda política e intelectual del país, los logros brasileños le sirven como un instrumento de golpeteo político de cierta eficacia: lo que sí ha podido hacer un gobierno de izquierda en un país con retos tan grandes como los de México; ya urge tener un gobierno así. Huelga decir que si en México la comparación tiende a ser favorable al gigante sudamericano, en el extranjero se amplifica. Por lo menos en Estados Unidos y en Europa, Brasil es una historia de triunfo, y México una derrota.

Sin embargo, los números no cuadran. Algunos lectores se sorprenderán al saber que el año pasado la economía mexicana creció casi 33% más que la brasileña: México se expandió en aproximadamente 4%, Brasil ligeramente menos de 3%. Para el 2012 la expectativa de un crecimiento de alrededor de 3.5% es parecida para ambas economías, pero si Estados Unidos mantiene su recuperación diaria y China y Europa siguen enfriándose, puede suceder lo mismo. No es imposible que en 2012, por segundo año consecutivo, México crezca más que Brasil.

No lo digo porque a nosotros nos vaya bien. El país no puede superar sus enormes desafíos sin crecer sostenidamente a menos del 5% anual; no estamos en esas metas. Pero subrayo estos datos para mostrar que el famoso milagro brasileño empieza a perder brillo. En parte por el entorno internacional más halagüeño para México que para Brasil; en parte por la necesidad que sintió el gobierno de Rousseff de reducir el gasto excesivo de Lula en el año electoral; y en parte por una inflación de casi el doble de la mexicana (3.82% vs. 6.56%). Brasil hoy presenta expectativas más modestas de lo que el mundo piensa.

Es cierto que la clase media brasileña ha crecido y que hoy representa una proporción mayor que en México. Y es cierto también que la reducción de la pobreza en Brasil desde 2000 ha sido ligeramente mayor que en México. Habrá que ver si con los mejores números económicos mexicanos de estos años se revierte esta tendencia. En el entendido de que tanto en PIB per capita, como en desarrollo humano, pobreza y desigualdad, México supera a Brasil por un margen estrecho, aunque no insignificante. En el informe HDR-2011 de la ONU, México ocupa el lugar 57 y Brasil el 84; México contaba en el 2011 con un PIB per capita de US$13,000 y Brasil US$10,000; el GINI de México es menos peor que el de Brasil.

Estos datos pueden ser sorprendentes, pero explicables. Los dos últimos gobiernos brasileños y el actual han realizado una magnifica labor de autoelogio y promoción mundial. Los dos últimos gobiernos mexicanos desarrollaron faenas medianas de vender sus logros en el mundo y dentro de México, pero el actual ha desarrollado un esfuerzo perseverante de pintar el panorama más negro posible ante el mundo y aquí.

De ahí que pensemos que a Brasil le va mucho mejor que a México y cometamos otro error: pensar que en materia de violencia nosotros no estamos tan mal como Brasil. Falso: en 2011, en los números preliminares, los homicidios dolosos por 100,000 habitantes en México y en Brasil están entre 22 y 23. En otras palabras todo lo tenemos al revés.

Cuando sea el mundial del 2014 y afloren todas las insuficiencias de infraestructura, comunicaciones, turismo, incluso de seguridad, que padece Brasil, quizás comprendamos que en realidad a lo largo de los últimos 80 años, los dos países hemos hecho las cosas más o menos igual de bien o de mal, tanto en lo político, en lo económico y lo social (a pesar de la nostalgia por la era priista en México, y de la actual prepotencia brasileña). Salvo en dos cosas, en las que son infinitamente mejores que nosotros: el futbol y contar historias de éxito.

1 comentario:

el grosky dijo...

Bueno para comenzar. El gato con botas como asi llaman al Castaneda siempre ha sido un esbirro de Washington y no me sorprende que sea un autentico mercenario que defiende al neoliberalismo y la politica expansionista de USA. Por lo tanto ya se por donde va la historia llena de mentiras a medias.

En efecto la historia de Brasil es de triunfo y de Mexico de derrota, coincido en eso, pero el en su segundo parrafo expresa que los numeros no cuadran??? a que tonteria se refiere, como es eso, trata de destruir una verdad mediante numeros elegidos magnosamente, te lo explico en seguida; mientras Brasil ha mantenido anios con un PIB del 7.5%, Mexico no pasa del 1.5%; mientras Brasil sacaba 2 millones de habitantes de la pobreza, Mexico los sacaba de la clase media para introducirlos en el grupo de pobreza, mientras Brasil mejoro su infraestructura nacional sobretodo mejoro toda su industria electrica, Mexico desbordo presas provocando inundaciones en Tabasco y se le derrumbaron puentes y carreteras debido a la deficiencia y cada vez mas menguado presupuesto en infraestructura.
Asi que de que diablos habla el gato con botas???

En el tercer parrafo habla de que la inflacion en Brasil es mayor que en Mexico, pero omite datos de como el salario minimo se ha exponenciado en Brasil mientras en Mexico permanece estatico, y como la canasta basica en Mexico cada ves es mas reducida mientras en Brasil a cada familia le rinde mas su dinero y le alcanza para comprar mas cosas. Entonces de que sirve basar datos en "inflacion" si lo sustancial en elementos de medicio es la canasta basica.

Habla tambien de que Mexico posee mejor recuperacion economica que Brasil, esto es un total engano, ya que a Mexico lo golpeo severamente la crisis economica mundial reduciendo su muy pobre PIB del 1.5% a -6%, mientras que Brasil bajo del 7.5% a 5% lo cual significa que la crisis no hizo estragos en su economia esto debido a que se encuentran fuera de las garras del FMI y Banco Mundial asi como de Washington, entonces si despues se esta viniendo una recuperacion economica es obvio que Mexico tendera a regresar a sus niveles normales, son matematicas simples; de -6% a 1.5% hay una diferencia de 7.5 puntos, eso explica el gran repunte, que a la vez parece importante pero solo es mediocre, mientras que Brasil no perdio mas que 2.5 puntos, no se si me explique bien, pero esto el Castaneda lo trata con enganos numericos.

Habla de muertos e inseguridad en Brasil, no puedes tratar de competir con uno de los paises mas violentos del mundo y 5 de las ciudades mas violentas del mundo localizadas en Mexico, eso es un hecho, tratar de aminorar 56,000 muertes de mexicanos en lo que va del este sexenio, es realmente atroz y estupido.

Es verdad que Brasil esta en camino a ser una potencia mundial, pero aun conserva muchos problemas en muchos aspectos que aun arrastra desde que era un apis tercermundista, pero es obvio y simplemente claro a todas luces que el camino socialista que ha elegido Brasil es correcto y muestra resultados, mientras que Mexico seguira sumido en un letargo tercermundista por los siglos d elos siglos hasta que haya un cambio politico verdadero creado por un verdadero patriota, lastima que el mismo gato con botas lo tachara de "mesias".

Es claro que Castaneda trata de depreciar el milagro socialista de Lula, tratando de rescatar al Mexico neoliberal, pero solo es palabras huecas creadas por este charlatan.