enero 03, 2012

Países ricos

Macario Schettino (@macariomx)
schettino@eluniversal.com.mx
Profesor de Humanidades del ITESM-CCM
El Universal

En realidad, todavía no es un dato, sino una estimación, porque apenas terminó 2011 y los datos definitivos del tamaño de las economías van a tardar unos meses, y esa estimación la tiene el FMI desde septiembre pasado, pero alguien (me imagino que en Brasil) tuvo la ocurrencia de festejar de una vez. Y es buena ocurrencia, sin duda.

De acuerdo con los datos del FMI (en el World Economic Outlook de septiembre pasado), los países más grandes del mundo, en términos de su PIB medido en dólares corrientes, son: Estados Unidos, China, Japón, Alemania y Francia. El segundo montoncito de cinco países: Brasil, Reino Unido, Italia, Rusia e India. Y en el tercero, es decir, del 11 al 15: Canadá, España, Australia, México y Corea (del sur, obviamente).

En 2012, según la misma fuente, el único cambio que se espera es que México pase al lugar 15 y Corea al 14. Lo demás va a quedar igual. Rumbo a 2015, seguiremos en ese lugar 15, porque los que vienen detrás están todavía muy lejos de alcanzar un billón de dólares anuales, cifra que nosotros ya superamos. Pero para dentro de tres años se espera que Brasil sea ya la quinta economía, superando a Francia. Los otros movimientos que se esperan son en Europa: Italia baja dos lugares (por lo que suben Rusia e India, uno cada uno) y España baja uno (Australia sube).

En términos de crecimiento económico, la profecía de Jim O’Neill, de Goldman Sachs, resultó acertada. Efectivamente el grupo de países llamado BRIC: Brasil, Rusia, India y China, fue el de más rápido crecimiento en la década. Los cuatro países tienen una tasa de crecimiento promedio anual superior a 10% (es crecimiento nominal), y sólo Australia los acompaña en ese nivel.

Sin embargo, y eso es algo que se suele olvidar, los cuatro países tienen un ingreso por habitante todavía reducido. Es decir, a pesar de su rápido crecimiento, todavía no podemos calificar de país desarrollado a ninguno de ellos. Para medir el ingreso por habitante (o mejor dicho, el PIB por habitante), se utiliza una medida llamada “paridad de poder adquisitivo” que intenta eliminar las diferencias de precios entre los países. No es una medición muy exacta, pero es lo mejor que tenemos.

Con base en ese indicador, de los 181 países que tienen datos para 2011 (hay 3 que no tienen), hay 30 países cuyo PIB per cápita supera los 30 mil dólares anuales (reitero, dólares medidos con paridad de poder adquisitivo). Esos 30 países los podemos llamar “ricos”, si usted gusta, aunque no todos sean desarrollados. Varios de ellos son países petroleros con poca población, en donde el PIB per cápita es muy elevado, pero otros indicadores siguen siendo propios de países pobres. En cualquier caso, sólo son 30 países los que superan esta cifra de 30 mil dólares anuales por persona. Hay otros 17 países que tienen un PIB per cápita de entre 20 y 30 mil dólares anuales.

Por debajo de 20 mil venimos los países que seguramente no somos desarrollados. Y ahí están los BRIC, igual que nosotros. Hay 16 países con un ingreso de entre 15 y 20 mil dólares anuales. El más elevado de todos es Hungría, al que le sigue Guinea Ecuatorial (que es, por cierto, el país con más rápido crecimiento en este siglo. Su PIB per cápita ha crecido 15% anual desde 2000). Siguen Lituania y Croacia, y el primer latinoamericano: Argentina. Después viene Rusia, el primer país BRIC, con poco más de 16 mil 500 dólares de PIB per cápita. Siguen las islitas St Kitts y Nevis, y otra gran sorpresa africana: Botswana, que ya no crece como antes, pero ha logrado superar los 16 mil dólares anuales. Chile va a continuación, seguido de Gabón (vecino de Guinea Ecuatorial), Líbano, Malasia y Uruguay. Para terminar con los que tenemos más de 15 mil dólares anuales: Letonia, México y Mauricio.

Mire qué interesante. No hay país latinoamericano con más de 20 mil dólares anuales. Los que tenemos entre 15 y 20 somos Argentina, Chile, Uruguay y México. Brasil, que viene creciendo con gran rapidez, sigue muy lejos (poco menos de 12 mil), y no va a llegar antes de 2015 a ese nivel. Pero hay cinco países caribeños con ingreso superior: St Kitts y Nevis, que ya mencionamos, pero también Barbados, Antigua, Trinidad y Tobago y las Bahamas. Estos cuatro últimos por encima de 20 mil dólares, y Bahamas justo en los 30 mil.

El gran logro de Brasil de mantener un ritmo de crecimiento superior a 4.5% anual por habitante (frente al 3% de México), es de celebrar. Dado el gran tamaño de ese país, su producción total ya supera a Reino Unido, como decíamos al principio, pero su ingreso por habitante sigue siendo relativamente pequeño. México, en cambio, tiene un ingreso más elevado, pero un ritmo de crecimiento menor. Chile, que tiene un ingreso superior al nuestro y un crecimiento interesante (4.9%, más alto que Brasil), es un país pequeño en términos geográficos y poblacionales. Argentina, un país más grande y con ingreso similar al nuestro, ha tenido el problema de crecer y desbarrancarse con demasiada frecuencia.

Cabe terminar este recuento de la situación en que estamos en materia económica reiterando la diferencia de ruta que lleva México frente a Sudamérica. Nosotros ya no podemos aprovechar las materias primas, como sí pueden hacerlo ellos. El boom reciente de metales ha permitido a Chile y Perú crecer muy rápido; el de precios de granos permitió a Argentina recuperarse de una crisis espantosa, y a Brasil sostener el crecimiento que su aparato industria ya no está dando. Nuestro sector primario no es malo, pero ya no puede sostener a una economía mucho mayor. Y el petróleo, que podría servir, pues ya nos lo acabamos, para todo fin práctico.

Pero arrancamos este 2012 en buenas condiciones, tanto en México como en el resto de América Latina. Lástima que el resto del mundo no ande igual, porque eso es lo que nos va a complicar la vida. Esperemos que no tanto, y que efectivamente logremos crecer ese 3% que pronostican los expertos. Esta columna le desea eso y más, que sea un gran año.

No hay comentarios.: