marzo 09, 2012

Bots y política

Antulio Sánchez (@tulios41)
Internet
tulios41@yahoo.com.mx
Milenio

Hasta el día de hoy la lingüística computacional y la programación no han logrado crear robots o bots capaces de mantener una conversación similar a la que se da entre humanos, pero sí se han conseguido crear algunos humanoides con sofisticadas librerías de vocabulario capaces de mantener charlas con personas, que se percatan después de varias sesiones que están frente a un robot. Hoy hay inteligencia artificial para diversas actividades.

Desde los bots pioneros como Eliza (bit.ly/zRWfY8), los robots se han vuelto una herramienta de programación imprescindible para interactuar con personas y con otros programas, o servicios de internet, tal como lo hace un humano. Hoy muchos sitios y servicios como los de la nube, las redes sociales (RS)... usan bots para simplificar o automatizar tareas cuya realización manual es monótona para un humano.

Una regla no escrita refiere que cuando se efectúa de manera más eficaz una tarea por medio del uso de bots que por medio de procedimientos manuales, se justifica su uso. Es así como en las RS es factible usarlos para medir emociones generadas por una determinada fecha, el futuro comportamiento de las acciones en la bolsa o las películas que tendrán más éxito los fines de semana.

Incluso el ambicioso e impreciso Web Bot Project (http://bit.ly/ApyLzs) empezó con el interés de medir los comportamientos de las acciones en la bolsa, pero sus objetivos se han ampliado, al grado que ahora se usa para hacer los más alucinantes escenarios predictivos que abordan cuestiones económicas, finanzas o catástrofes naturales.

Pero el uso de esta tecnología también se ha vuelto una calamidad, un recurso más para propagar spam. Y recientemente vimos en nuestro país otra más de las aberrantes facetas de los bots en las RS, posicionar “falsos” hashtags como #JosefinaSigueSubiendo, propulsado por una batería de bots que usaron los publicistas de Vázquez Mota en las RS para apuntalarla como uno de los temas más populares de twitter.

Pero si los tres principales candidatos a la presidencia quieren que uno no termine baneándolos o ignorándolos, tienen que cambiar sus prácticas porque hasta ahora todos no sólo han evidenciado lo rústicos o pedestres que son sus equipos para manejar los bots, sino también la falta de visión para usar las mismas RS.

No hay comentarios.: