marzo 01, 2012

Del “si no pueden renuncien” al reconocimiento

Adrian Trejo (@adriantrejo)
atrejo@callemexico.com
Calle Mexico

> Alejandro Martí conserva la autoridad moral que se ganó después de aquel “si no pueden renuncien”, pronunciado ante los encargados de la seguridad de todo el país, incluido el Presidente de la República.

Por eso –y por estricto sentido de justicia-, deben destacarse los conceptos que vertió ayer, en una reunión similar a la de hace cuatro años, pero con matices distintos.

El empresario, que tuvo la desventura de perder a un hijo a manos de una banda de secuestradores, aseguró que el país está hoy “muchísimo más adelantado en materia de reformas y modelos seguridad que hace algunos años”.

Martí recordó que, hace cuatro años, cuando la pena le motivó a declarar “si no pueden renuncien”, no había esquemas policiales y antisecuestros definidos.

“En aquel entonces recuerdo que exigíamos muchas cosas que hoy tenemos, cosas que hacer; es una gran diferencia de hace cuatro años; hoy tenemos modelos de la reforma, modelos policiales, modelos de las oficinas antisecuestro, muchas implementaciones que ya fácilmente podemos tomar como actos de buena práctica y replicados a nivel de todos los estados.

"Estamos muchísimo más adelantos que hace cuatro años y medio, eso no me cabe la menor duda y lo quiero venir a confesar”, dijo durante la sesión ordinaria número 32 del Consejo Nacional de Seguridad Pública.

El reconocimiento hecho por Martí, que dicho sea de paso, también aclaró que falta mucho por hacer en el tema, tiene el plus adicional de que lo hace en su carácter ciudadano, es decir, que nadie le puede reprochar que haya declarado lo anterior porque ya lo hicieron candidato de tal o cual partido.

Martí no se ha dejado seducir por el canto de las sirenas.

> Otra vez, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación revocó por unanimidad el documento en el que el Instituto Federal Electoral dio respuesta a las 18 preguntas que le planteó la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión, el 18 de enero, sobre la organización y transmisión en radio y televisión de debates electorales.

El “otra vez” viene a cuento porque lo mismo pasó con la petición de aclaración que hizo Andrés Manuel López Obrador al IFE y solo respondió generalidades.

Ahora, lo que el Tribunal ordena a IFE es que responda en concreto y sin dejar lugar a dudas qué es lo que pueden hacer los medios electrónicos de comunicación en campaña, si pueden ser debates, encuentros, entrevistas, o cualquier otro género de interacción con los candidatos.

Y es que en los términos en los que fue planteada la respuesta, se dejaban huecos legales que podrían haberse utilizado por el IFE o por algún partido que se hubiera sentido afectado para pedir una sanción al medio de comunicación.

La CIRT, que preside Tristán Canales, pidió que cualquier norma que se emita en materia de radiodifusión “sea clara, precisa y respetuosa de los derechos de libertad de expresión de los comunicadores y de acceso a la información de los mexicanos”.

O más sintético, que se acabe con la incertidumbre jurídica.

No hay comentarios.: