marzo 21, 2012

El internet "vs". el SNTE

Julio Serrano
Apuntes Financieros
Milenio

Hasta ahora nadie ha podido con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Ni el gobierno, ni las organizaciones civiles, ni los padres de familia. Sin embargo, un adversario comienza a surgir que podría representar una grave amenaza a su poderío. Me refiero al internet.

El internet tiene la capacidad de transformar de fondo la educación, incluyendo la relación maestro-alumno, al facilitar la enseñanza a distancia. Es verdad que se han hecho intentos de educación remota en el pasado, en particular vía la televisión, sin mucho éxito. Pero mientras que con la televisión el alumno se sienta pasivamente frente a un aparato tratando de digerir lo que se transmite, con el internet se vive una experiencia interactiva.

A diferencia de una clase tradicional, donde el alumno depende en gran medida de la capacidad para enseñar de su maestro, una clase virtual puede incorporar las mejores prácticas de enseñanza mundiales y permitir la interacción con los mejores maestros del país. Además, un curso virtual puede ajustarse para atender las habilidades particulares de cada alumno, con atención personalizada a sólo un click de distancia.

Ya es posible percibir la influencia de internet en la educación mexicana. Algunas escuelas dejan tareas que se resuelven en línea y respaldan parte de sus clases con herramientas virtuales. En Estados Unidos el avance es aún mayor. En el estado de Florida, por ejemplo, más de 200 mil niños se inscriben cada año a un curso que se ofrece en su totalidad por internet.

Una consecuencia evidente de la educación virtual es la menor dependencia a los maestros, y por ende al SNTE. Si hay un paro o si un maestro no asiste a la escuela, los niños pueden aprender. El número de maestros necesario para enseñar y enseñar bien a los niños de México será cada vez menor gracias a la educación virtual. En mi opinión, por más que avance la tecnología las escuelas físicas no desaparecerán y la participación de los maestros locales seguirá siendo indispensable. Aún así, me queda claro que la tendencia hacia la enseñanza virtual le irá quitando fuerza al sindicato.

Todo esto no se dará en el corto plazo. Para sentir el verdadero impacto de la educación por internet en México todavía faltan varios años. La conectividad de la red nacional de escuelas, pese a esfuerzos del gobierno y de organizaciones como UNETE, sigue siendo inadecuada. Encima está el problema de enseñar a maestros y alumnos a utilizar el internet educativo. Pero que no nos quepa duda que para allá vamos.

No hay comentarios.: