marzo 22, 2012

La politización de la justicia

Rafael Cardona
La Crónica de Hoy

Cuando hace casi tres semanas escribí en estas páginas sobre la defunción prematura del proyecto de sentencia del ministro Arturo Zaldívar algunas personas me llamaron, otras me escribieron y muchas me comentaron sobre lo riesgoso del augurio. Todavía ayer por la mañana me aseguraban lo contrario.

Simplemente mantuve mi criterio a pesar de mis escasos conocimientos jurídicos. Y lo hice convencido de una sola cosa: el cogollo de este asunto (y por asunto me refiero a la actuación ministerial en la Corte) no es jurídico, es político.

No quiero sugerirle motivaciones políticas al proyecto mismo, hoy desechado para dar paso a una segunda versión ahora bajo la responsabilidad de Olga Sánchez Cordero, sino a la riesgosa circunstancia de ordenar la liberación de una sentenciada como consecuencia de una escenificación policiaca (de cuyas repercusiones nadie se ha hecho responsable hasta ahora y de lo cual advierte el ministro Pardo en la argumentación de su voto), lo cual habría sido no sólo políticamente incorrecto, sino definitivamente catastrófico para la imagen del gobierno.

Ese amparo pleno habría puesto en evidencia demasiadas cosas inconvenientes para un régimen, cuya búsqueda (hasta hoy infructuosa) ha sido la profesionalización policiaca cuya actual ausencia requiere a las Fuerzas Armadas en las calles y todo cuanto de ello se sabe y se deriva.

El amparo pleno y llano habría liberado a Florence y ridiculizado al gobierno. Y el horno no está para esos bollos ni la patria para esos tafetanes.

Sólo por ese motivo se entiende el famoso discurso de la rendija, pronunciado por el presidente Calderón hace unos cuántos días, en el momentos de mayor ebullición judicial en la Corte y secundado apenas anteayer por el secretario de Gobernación.

No atribuyo la decisión de ninguno de los ministros a la presión presidencial. Pero esa fuerza abrumadora forma parte del entorno judicial. Ya sea para admitirla o para rechazarla, pero es un elemento en juego del cual no se tenía evidencia explícita hace apenas unos días.

Hoy el caso Cassez vuelve al plano internacional. La reacción de los familiares y la prensa francesa es obvia y comprensible. Pero vale la pena asomarse a algunos datos a la luz de esta nueva decisión judicial de solicitar otro proyecto de sentencia cuya construcción le toca a Olga Sánchez Cordero, quien dará a luz su documento cuando ya haya en este país un Presidente electo, lo cual modifica la capacidad y la eficacia de cualquier presión ejecutiva.

“Estoy convencido de que para el presidente Calderón es un asunto personal. ¿Cómo el Presidente de un gran país puede, a ese grado, hacer presión sobre los jueces de la Suprema Corte?”, se preguntó el abogado Berton (representante allá de FC) durante una rueda de prensa en París (Reforma).

“Cuestionado sobre si el caso podría tomar mayores tintes políticos, Berton afirmó que más político ya no puede ser.

“El Presidente (de Francia, Nicolas) Sarkozy) se ha involucrado personalmente. Anuló un “Año de México en Francia”; las relaciones diplomáticas con México están complicadas”, declaró.

“Asimismo, aseguró que levantaría una denuncia contra el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, quien en 2005 estaba al frente de la Agencia Federal de Investigación (AFI), corporación que dio a conocer la captura de la francesa. Sin embargo, no especificó a qué instancias acudiría para levantar dicha denuncia.

Por su lado, la madre de Florence Cassez, Charlotte, dijo estar sumamente triste y decepcionada, aunque se mostró optimista.

“Es un primer avance. Hay que considerar que hay algo positivo, hay algo nuevo e importante. Seguiremos luchando hasta lograrlo (la liberación de Cassez). Será duro, pero seguiremos”, afirmó.

“Hay mucha decepción, pero no nos quedamos sin esperanza, porque hoy en México hay mucho apoyo para Florence. Existe gente que lee los informes, sabe lo que está pasando y nos apoya”, añadió”.



LA PAZ

La capital de Baja California Sur ha sido incluida dentro de la iniciativa de “Ciudades Emergentes y Sostenibles” del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en la cual se contemplan sólo otras cinco ciudades en América. Así lo dio a conocer la alcaldesa de La Paz, Esthela Ponce.

La alcaldesa, quien representa al único municipio mexicano presente en la 27 reunión anual de la Asamblea de Gobernadores del BID, en Montevideo, Uruguay, explicó la decisión del banco como el resultado de las buenas calificaciones logradas por el ayuntamiento tras las visitas de evaluación de los funcionarios de Washington.

FUNDACIÓN

El pleno de la asamblea de la Fundación Colosio ha hecho cambios. El nuevo presidente de la agrupación priista es César Camacho Quiroz, ex gobernador del Estado de México.

El secretario general es Francisco Suárez Dávila, quien ha sido embajador de México ante la OCDE, en París; subsecretario de Hacienda y Crédito Público; director financiero de Nacional Financiera, y gerente general de Asuntos Internacionales del Banco de México, además de director general de Banco Mexicano Somex, hoy Santander.

No hay comentarios.: