marzo 23, 2012

Los efectos de Megaupload

Antulio Sánchez (@tulios41)
Internet
tulios41@yahoo.com.mx
Milenio

Todavía no se acaban los efectos del cierre de Megaupload. Por ejemplo, Mediafire ha entrado en un infructuoso proceso de limpieza de sus servidores para eliminar archivos protegidos por derechos de autor, e incluso ha solicitado a Google no indexar links de descargas a su sitio.

Por su parte, Rapidshare ha limitado drásticamente la velocidad de las descargas gratuitas y un tribunal de Hamburgo lo obliga a revisar todos los archivos subidos a sus servidores y eliminar los protegidos por derechos de autor.

Ante eso, The Pirate Bay (PB) se propone usar vehículos aéreos no tripulados (drones) que redistribuyan material pirateado. Piensa que es una vía para sortear el acoso en contra de sus servidores; esos pequeños aviones (del tamaño de una tarjeta de crédito con miniaturizados transmisores de radio) serían en realidad servidores ambulantes que permitirían transmisiones de 100 Mbps en un radio de 50 km. Tales drones conformarían una red distribuida fuera del alcance de la policía. Los mismos no tendrían datos sino que enlazarían a los servidores ocultos de PB, quienes serían los que tendrían los materiales.

La idea no resulta tan descabellada, la industria militar de Estados Unidos usa pequeños drones como Firebird e incluso hay otros proyectos destinados a su implementación como Tomorrow’s Thoughts Today (bit.ly/GNBmea). Si esos aviones se lanzan serían difíciles de cazar en una ciudad, pero también podrían ubicarse en zonas fronterizas donde podrían fácilmente, en pocos segundos, pasar de una jurisdicción a otra y no ser atrapados.

Más allá de si ese proyecto se pone en marcha, vale la pena preguntarse qué sigue en ese camino incesante en donde los gobiernos en su empecinado afán de proteger el modelo de negocio de la industria cultural llevan a ciertos sectores a propuestas “alucinantes y absurdas” para continuar con el intercambio de copias.

La discusión sobre esto no es baladí a 39 años de que Robert Kahn estableció las bases del nacimiento de la red al plantear el “problema inter-net”, la comunicación entre diversas redes y que no solo fue el punto de partida de lo que hoy es la web, sino que dio vida en un sector civil de ese entonces a la idea de que la misma sería un espacio de libertad de expresión e intercambio de conocimientos y bienes intangibles.

No hay comentarios.: