marzo 20, 2012

Por eso no le creemos a AMLO

Carlos Mota
motacarlos100@gmail.com
Cubículo Estratégico
Milenio

A partir del día de hoy 20 de marzo, en China, el precio de la gasolina y el diésel costará 95 dólares más por cada tonelada, según informó ayer el gobierno de Pekín. El ajuste, señaló la agencia de noticias Xinhua, elevará “el precio de referencia al menudeo de la gasolina en 0.44 yuan por litro”.

Añadió: “La decisión de elevar los precios es resultado de una elevación de más de 10 por ciento en el precio internacional del crudo desde el pasado 24 de febrero”. Ayer el barril de Brent costaba más de 125 dólares, y el barril de WTI costaba 107 dólares.

El domingo pasado, día en que se conmemoró la (patética) expropiación petrolera, el candidato del PRD, Andrés Manuel López Obrador, lanzó una promesa temeraria: bajar el precio de la gasolina. Aseguró: “Bajar el precio de los energéticos. Ese es mi compromiso: bajar el precio de las gasolinas en beneficio de todos, de las medianas empresas…” (También se comprometió a sacar de la pobreza a 15 millones de mexicanos en su primer año de gobierno).

¿Qué tan creíbles son las palabras de AMLO en un contexto de precios crecientes? ¿Es factible que un presidente baje el precio de la gasolina cuando importamos la mayor parte de ella (Estados Unidos nos la vende a precios internacionales)? ¿La quiere subsidiar? ¿De dónde obtendría el recurso para hacerlo?

Nadie en el mundo está pensando que los precios del crudo pueden bajar en el corto plazo. Mientras las clases medias sigan prosperando por doquier —como ocurre en China—, el consumo de hidrocarburos irá hacia arriba, a menos que la humanidad encuentre otra fuente de energía que los sustituya. Esto empuja los precios al alza. Un principio básico de economía nos dice que, a mayor demanda, cuando la cantidad permanece fija, corresponde mayor precio.

El jueves pasado Estados Unidos empezó a barajar la idea de recurrir a su reserva estratégica para liberar petróleo de sus bodegas y contener el alza del precio. Asimismo, el banco Goldman Sachs publicó que durante este año la oferta de petróleo será “críticamente estrecha”, sugiriendo que el precio del barril puede dispararse más.

¿De dónde saca entonces AMLO que puede bajar el precio de la gasolina en México? ¿Quién le cree?

No hay comentarios.: