abril 05, 2012

Receso

Yuriria Sierra (@YuririaSierra)
Nudo Gordiano
Excélsior

Josefina Vázquez Mota ha sido quien se las ha visto más difícil, aunque en el entendido de que han sido lapsus producto del ajetreado ritmo con el que inició los trabajos que buscan promover su proyecto de gobierno.

A casi una semana de haber iniciado campaña, los aspirantes a la Presidencia se las han visto no tan fácil y, algo muy curioso, esto ha sido en gran parte por ellos mismos. O sea, solitos se han puesto el pie, metido autogoles, pues.

Josefina Vázquez Mota ha sido quien se las ha visto más difíciles, aunque en el entendido de que han sido lapsus producto del ajetreado ritmo con el que inició los trabajos que buscan promover su proyecto de gobierno por todo el país. Tan es así, que el mismo Andrés Manuel López Obrador reconoció que a él le ha sucedido lo mismo y que, de hecho, los constantes viajes y lo lleno de las agendas le han provocado mareos de vez en cuando.

Ahora la atención se ha transportado hacia el tema de los debates. AMLO había pedido que fueran 12, uno por semana, durante los tres meses que durará la campaña. Cosa muy extraña que, sin duda, es signo evidente de lo cambiada que está su estrategia, de lo distinta que es a la de hace seis años, cuando se dio el lujo de no asistir al primer encuentro porque pensaba, en aquel entonces, que no le hacía falta. Y, ahora, mírenlo, pidiendo no uno ni dos ni tres, sino 12 encuentros con sus tres oponentes.

Pero se quedará con las ganas, y es que el primer debate está marcado para el 6 de mayo. Apenas se está realizando la logística, ni moderador tienen aún; por lo que me ofrezco a serlo. Digo, ¿a quién no le gustaría estar en primera fila viendo cómo se dan en toda la humanidad que se celebra cuatro días después?

En fin, los próximos días, de aquí al lunes, los candidatos se la tomarán tranquila. Se anuncia que entre el descanso y las pocas actividades que se agenden para este largo fin de semana, se pondrán a revisar los escasos días que van de campaña: errores, aciertos, no sólo en cuestión de logística, sino de quién está a cargo de ella. ¿Veremos salir a alguien de las respectivas casas de campaña? ¿Videgaray, Gil Zuarth o Monreal? Digo, aquí entre nos, la candidatura que se antoja divertida, hasta para quienes cubren la fuente, es la de Gabriel Quadri, pura actividad recreativa...

Y es que, como lo mencionamos hace unos días, qué mal tino para el inicio de las campañas: con una temporada vacacional tan pronto, que mucho quita la atención de los electores. Eso, más la suma de los traspiés que han cometido los candidatos por sí solos, ya ni siquiera entre sí. Apenas con el debate acerca de los debates y las provocaciones que se lanzan Josefina Vázquez Mota y Enrique Peña Nieto, sobre los exámenes de salud y el polígrafo (que deberían ser, entonces, pruebas para todos los candidatos); pero que no, no han alcanzado para ponerle el sabor necesario a una campaña que hizo mucho ruido en el previo y que se ha visto muy leve. Siendo así, pues que en serio descansen, para que el lunes lleguen con mejores y más ánimos... e ideas.

Addendum. Y justo es lo que hará este espacio. Se toma unos días y regresa el próximo martes.

No hay comentarios.: