mayo 25, 2012

Deslinde post facto

Manuel J. Jáuregui
Reforma

Conste que en esta pelea no tenemos gallo, somos simples observadores y como tales nos parece que la reacción del PRI ante la surgiente evidencia de corrupción en algunos de sus miembros, destapada en Estados Unidos, no en México, como es el caso del tamaulipeco Yarrington y el ex Tesorero del coahuilense Moreira, es una que no convence al electorado.

Sobre todo, se advierte claramente, a los jóvenes, pues salta a la vista que resulta inefectiva para reforzar el mensaje central de la telenovela: que con Peña Nieto llegaría al poder un "nuevo PRI".

Uno de los factores que contribuyen para que resulte poco convincente es que los deslindes vienen post facto, esto es, DESPUÉS de que se les evidencia. La distancia que quieren marcar con respecto a los indiciados no se genera de manera proactiva, sino reactiva, entonces carece de fuerza.

Se percibe como un esfuerzo por minimizar el daño, mas no como un movimiento ideológico por distanciarse de las PRÁCTICAS nocivas relacionadas con la corrupción y complicidad con organizaciones delictivas.

Si algo caracteriza al PRI es que ha desarrollado mecanismos de protección automática, cuando uno de sus miembros es acusado, o sobre él surge una sospecha, la reacción inmediata es arroparlo. Ello, hasta el momento en que esto sea imposible por la EVIDENCIA que surge.

Así sucedió con Tomás Yarrington, ex Gobernador de Tamaulipas: cuando se habló de su enriquecimiento inexplicable, por el que se hizo dueño de una ISLA frente a las costas de Tamaulipas, en la cual sembró animales exóticos y la convirtió en un resort de primer mundo, ni el PRI ni el priismo chistaron.

Cuando surgieron rumores de que se le investigaba por nexos con organizaciones del narcotráfico, el mismo Peña Nieto lo defendió. ¡Hasta que ya no pudo! Argumentó que "ante la nueva evidencia" se deslindaba.

No hay nada nuevo en relación a los abusos de ese ex Gobernador, como tampoco lo hay con el que fuera presidente del PRI -hasta que ya no pudieron sostenerlo- Humberto Moreira, de quien dicen está exilado en Cuba.

Tristemente, las prácticas de encubrimiento y defensa tradicionales en el PRI han sido adoptadas por otros partidos. Quizás en menor grado, o con menos impacto (ahorita), pero para quienes observamos de cerca cómo se manejan las cosas en el servicio público, no hay la menor duda que el vicio de la corrupción es más insidioso que el aguarrás.

Igual han tapado actos de corrupción tanto en el PAN y en el PRD, como en el PRI.

Ahora que si efectivamente hay con Peña un nuevo PRI, el electorado estaría mucho más dispuesto a creer esta aseveración si Peña y su equipo actuaran de manera perentoria.

¿Y qué onda con los VEINTICINCO MILLONES DE PESOS EN EFECTIVO que en un avión del Gobierno de Veracruz trasladaron a Toluca empleados del Gobernador Duarte, precisamente a uno de los que pone como ejemplo del "nuevo PRI"?

Ahora que fíjense ustedes qué paradójico y coincidental.

Uno de los terrenos que la DEA norteamericana le imputa a Yarrington haber adquirido con dinero malhabido (del narco) se encuentra en la ciudad texana de San Antonio.

Ahí en San Antonio -y muy CERCA de los terrenos de Yarrington- también tienen propiedades (desarrollos inmobiliarios) familiares (un hermano) del ACTUAL Gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, otro de los "nuevos priistas" cercanos a Peña Nieto. No hace mucho escuchamos a un priista cercano al liderazgo decir que fulano de tal (un ex Secretario presidencial) "está riquísimo".

Los priistas saben perfectamente (o deberían saber) con cuánto entraron al poder sus miembros prominentes y con cuánto salieron.

Si han de combatir la corrupción -exigencia de la ciudadanía- lo deben hacer de manera creíble ANTES de que les levanten las enaguas a sus correligionarios prominentes, y no DESPUÉS... cuando es demasiado tarde para interpretarse como una reacción de repudio a los vicios y malas prácticas.

Quizás debería de ponderar esto Luis Videgaray, el factótum de la campaña peñista, coordinador y conductor de una orquesta que empieza a desafinar muy feo, ya que se empieza a vislumbrar como los "sets" de Hollywood: pura fachada y nada atrás.

No hay comentarios.: