mayo 15, 2012

Josefina en "Tercer Grado"

Héctor Aguilar Camín (@aguilarcamin)
acamin@milenio.com
Día con día
Milenio

Vi completa la participación de Josefina Vázquez Mota, la candidata presidencial del PAN, en Tercer Grado.

Fue un programa incómodo. Había muchos buenos periodistas queriendo hablar y una sola entrevistada que por momentos fue sometida a un nuevo debate.

Las preguntas se lanzaban con rapidez, a veces antes de que hubieran terminado las respuestas. Hubo al menos dos respuestas que hubieran podido ampliarse hacia una conversación más noticiosa.

Una, el deslinde explícito de la candidata del PAN respecto de la candidatura de Gabriel Quadri por ser éste, dijo Vázquez Mota, una extensión política de la lideresa del magisterio, Elba Esther Gordillo.

Ceder a la influencia de Elba Esther Gordillo, dijo Vázquez Mota, sería ceder en el tema fundamental de la evaluación educativa que en estos momentos es materia de un forcejeo sordo, cuyos detalles apenas podemos ver.

Vázquez Mota podría haber sido una oportuna informante del problema, tal como está hoy y tal como ella lo ve para el futuro como aspirante a la Presidencia de México.

Naturalmente, el tema pudo haberse desdoblado también hacia atrás y obtener de la candidata una relación del momento mayor de su ruptura con el presidente Calderón, precisamente su renuncia como secretaria de Educación de este gobierno, por presión o pleito con la lideresa magisterial.

Esto último se le preguntó, y con insistencia, pero de manera tan exigente que no hubo lugar a la respuesta reposada que el tema merecía.

El otro asunto clave, casi dejado atrás por la interrupción de un corte rutinario del programa, fue la posición de la candidata sobre su negativa a que las mujeres que abortan vayan a la cárcel.

Es un asunto complejo para esta candidata, pues su partido está a favor, lo mismo que el PRI, de la prisión por aborto en 18 de los 32 estados de la República.

Joaquín López-Dóriga tuvo el acierto de listar en una columna de los días siguientes las otras “notas” que hubo en las respuestas de Josefina. (11/05/12)

No fue una impresión noticiosa la que me quedó del programa, sin embargo, quizá porque durante la hora y media de transmisión, los periodistas discutieron casi tanto como preguntaron. Como digo, por momentos asistíamos a un debate más que a una entrevista.

Creo que los colegas de Tercer Grado se han puesto la vara muy alta en materia de discutir con los candidatos, y tendrán que hacerlo también con los otros.

Lo cierto es que el programa fue eléctrico y Josefina, aún asediada, mejoró.

No hay comentarios.: