mayo 25, 2012

#todos-somos132

Antulio Sánchez (@tulios41)
Internet
tulios41@yahoo.com.mx
Milenio

Graeme Kirkpatrick señala en su libro Tecnología y poder social que ésta es “algo socialmente construido”, es decir, que son las personas quienes al momento de usar los dispositivos tecnológicos le dan un valor, una orientación y un significado diferente al ideado por sus creadores.

Corrobora lo anterior lo que se ve en estos días en México, donde se asiste a la apropiación colectiva de las redes sociales por parte de los jóvenes, que ha desembocado en la adopción y “adaptación” de plataformas como YouTube, Facebook o Twitter para articular un movimiento social que ha llevado a miles de ellos a demandar, entre otras cosas, un proceso electoral transparente, la democratización de los medios de comunicación y el rechazo de la candidatura de Enrique Peña Nieto.

Todo surgió de una visita del candidato Peña Nieto a la Universidad Iberoamericana el pasado 11 de mayo, donde su traspiés en dicha casa de estudios dio paso a lo que se conoce en Twitter como #todossomos132.

Emergió prácticamente de la nada, creció alimentado por las redes sociales y con el reclamo de democratizar los medios y de rechazar al PRI.

Es un movimiento que se ha desplegado fuertemente en el Distrito Federal, lo que es explicable porque, de acuerdo con el último dato disponible del INEGI, más de 50 por ciento de conectados a internet están allí; amén de que el grueso de preferencias de López Obrador (41% según la última encuesta de consulta Mitofsky y más de 50% según GEA-ISA) están en la capital del país. En el sitio Tweepsmap.com se puede ver que la mayoría de twits relativos a #todossomos132 provienen de esa ciudad.

Por ahora parece que ese movimiento no ha tenido severos efectos en las preferencias electorales, pero habrá que esperar unos días más para ver si el mismo se propala con fuerza a otras ciudades o si se sigue fortaleciendo o circunscribiendo al DF.

Es un hecho que #todossomos132 expresa que internet, en general, y las redes sociales, en particular, constituyen una zona relevante en donde se hace la política hoy día y que ellas se han tornado para un sector de jóvenes en su dimensión prioritaria de comunicación.

No obstante, sería absurdo caer en una especie de fascinación tecnológica y pensar que por mero designio tecnológico internet mejorará por sí sola la vida democrática del país.

No hay comentarios.: